17.06.2024 |
El tiempo

FÚTBOL

Xavi fuera, Flick dentro: estos son los principales motivos de su despido

Xavi Hernández dejará de ser entrenador del FC Barcelona al término de esta temporada 2023-2024, por lo que dirigirá ante el Sevilla el domingo su último partido en el banquillo blaugrana, según ha confirmado este viernes el club catalán

Xavi Hernández durante un partido del FC Barcelona. / Joaquin Corchero
Xavi Hernández durante un partido del FC Barcelona. / Joaquin Corchero
Xavi fuera, Flick dentro: estos son los principales motivos de su despido

Este viernes, Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, acudió a la Ciudad Deportiva para comunicarle a Xavi Hernández que no seguirá siendo el entrenador del equipo la próxima temporada. La decisión, aunque precipitada por recientes declaraciones de Xavi, es el resultado de una serie de eventos y desacuerdos que se han ido acumulando a lo largo del tiempo. Hansi Flick, exentrenador de la selección alemana, es el elegido para tomar las riendas del equipo, con Deco iniciando las negociaciones para su incorporación.

"El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, ha comunicado este mediodía a Xavi Hernández que no continuará como entrenador del primer equipo en la temporada 2024-25", señaló en un comunicado el conjunto blaugrana.

Xavi fue designado entrenador del Barcelona en un momento crítico, tras la destitución de Ronald Koeman. Laporta, aunque no era un ferviente defensor de Xavi, accedió a su nombramiento debido al clamor popular y la necesidad de un cambio positivo. La conquista de la Liga en la segunda temporada de Xavi alivió temporalmente las tensiones y elevó su estima ante el presidente. Sin embargo, la falta de títulos en la temporada actual ha hecho que la situación sea insostenible.

"El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, ha comunicado este mediodía a Xavi Hernández que no continuará como entrenador del primer equipo en la temporada 2024-25"

El detonante inmediato del cese fueron las declaraciones de Xavi en las que expresó que el Barcelona no podría competir al nivel del Real Madrid y otros grandes clubes europeos en la próxima temporada. Estas palabras causaron una profunda molestia en Laporta, quien se sintió traicionado. Unos días antes, Xavi había asegurado al presidente que confiaba en la plantilla y que podían aspirar a todos los títulos, contradiciendo sus posteriores declaraciones públicas.

Pérdida de confianza y resultados deportivos

Desde enero, cuando Xavi manifestó su disposición a abandonar el equipo al final de la temporada, la confianza entre el presidente y el entrenador comenzó a erosionarse. Laporta indicó que, de no ser por la legendaria figura de Xavi, ya lo habría cesado. Los resultados deportivos no han estado a la altura de las expectativas, y la falta de títulos ha sido un argumento decisivo para su destitución.

La preparación física del equipo ha sido otro punto de fricción. Los jugadores manifestaron que no se sentían en óptimas condiciones, especialmente en los minutos finales de los partidos. Aunque se intentaron mejorar estos aspectos, el daño ya estaba hecho, y la desconfianza se había instalado. Jugadores clave como Raphinha, Araujo, Koundé y Lewandowski estaban descontentos con la gestión del equipo.

Laporta tampoco ayudó a Xavi cuando intervino en decisiones clave, como cambiar una convocatoria para un partido de la Champions League contra el Amberes. Xavi había decidido dar descanso a Lewandowski y Gündogan, pero el presidente insistió en que fueran convocados. Este tipo de interferencias minaron la autoridad de Xavi y no pasaron desapercibidas para los jugadores.

Las decisiones tácticas de Xavi también fueron cuestionadas dentro de la dirección deportiva. El equipo perdió partidos importantes debido a una defensa vulnerable y un juego poco fluido. La eliminación frente al PSG fue un punto crítico, donde los errores tácticos se hicieron evidentes.

La gestión de la crisis por parte de Xavi también fue criticada. Sus declaraciones públicas no ayudaron a calmar las aguas, y algunas reuniones fuera de la Ciudad Deportiva, con jugadores selectos y otras personas, aumentaron la percepción de desorganización. Además, no se lograron implementar algunas de las medidas acordadas para mejorar la preparación física y la intervención de fisioterapeutas.

El cese de Xavi Hernández como entrenador del FC Barcelona es el resultado de una serie de desacuerdos, problemas tácticos, mala gestión de la preparación física y una pérdida generalizada de confianza por parte de la dirección del club y de los jugadores. Aunque sus recientes declaraciones actuaron como catalizador, las raíces de su destitución son mucho más profundas. Joan Laporta, en su intento por llevar al Barcelona de vuelta a la cima del fútbol europeo, ha decidido que un cambio de liderazgo es necesario, y Hansi Flick es el elegido para asumir este desafiante rol.

La carta de despedida de Xavi:

"Queridos culés, el domingo acabará mi etapa en el banquillo del Barça. Nunca es fácil irse del club de tu vida, pero lo hago muy orgulloso, después de dos años y medio al frente de un vestuario que ha sido como una segunda familia.

Quiero agradecer el apoyo y el cariño de la afición, que siempre ha estado a mi lado y me ha demostrado en todo momento la misma estima que en mi etapa de futbolista. A partir del domingo seré un culé más en la grada, ya sea ahora en el Estadi Olímpic o en unos meses en el Nou Camp Nou. Porque antes que jugador o entrenador soy barcelonista y sólo quiero lo mejor para el club de mi vida, que siempre me tendrá a su disposición.

He trabajado con un grupo de jugadores fantásticos y con un espectacular staff. Gracias a todos ellos hemos ido alcanzando los objetivos planteados, culminados el pasado curso con una Liga y una Supercopa. Esta temporada las cosas no han salido como queríamos, pero nos hemos dejado la piel y hemos ayudado a crecer a una nueva generación de jóvenes futbolistas de La Masia que nos ilusionan a todos los barcelonistas.

Muchas gracias a todos. A la afición, a los jugadores, al staff, a los empleados del club, al Presidente, a la Junta Directiva, a los directores deportivos, a los medios de comunicación y a todos con los que he compartido viaje a lo largo de estas dos temporadas y media. Deseo lo mejor en el club que llevo en el corazón. Visca el Barça".

Xavi fuera, Flick dentro: estos son los principales motivos de su despido
Comentarios