26.05.2024 |
El tiempo

TEMPORADA DE ALERGIAS

El joven jugador del Cayón trágicamente fallecido Pablo Gorostiza: «deja una huella imborrable»

Recordamos a Pablo Gorostiza, el joven talento del Club Deportivo Cayón, cuyo fallecimiento nos deja con el corazón roto. Tímido al principio, pero brillante en el campo, se ganó el afecto de todos quienes lo conocieron. "Era un niño que se ganaba el corazón de todos"

Emotivo minuto de silencio en Cayón por Pablo Gorostiza y agitado encuentro ante la Gimnástica

Fallece un joven de 18 años, jugador del equipo juvenil del Cayón, en un accidente de tráfico

Minuto de silencio por Gorostiza en el derbi cántabro. / Cayón
Minuto de silencio por Gorostiza en el derbi cántabro. / Cayón
El joven jugador del Cayón trágicamente fallecido Pablo Gorostiza: «deja una huella imborrable»

El Club Deportivo Cayón se vistió de luto para rendir un emotivo homenaje a uno de sus jóvenes talentos, Pablo Gorostiza, conocido cariñosamente como "Goros", quien murió a la prematura edad de 18 años, quien trágicamente perdió la vida en un accidente automovilístico en la madrugada del sábado en Torrelavega. Gorostiza, jugador destacado de la categoría juvenil del club, dejó un vacío profundo tanto en el terreno de juego como en lo personal.

Antes del pitido inicial del partido contra la RS Gimnástica, jugadores y aficionados se unieron en un sentido minuto de silencio en el centro del campo Fernando Astobiza, demostrando unidad y respeto por la dolorosa pérdida.

Alvaro Fernández, un exentrenador de Gorostiza, compartió sus impresiones sobre el joven futbolista. «Era un niño muy introvertido al principio, pero una vez que cogía confianza, se ganaba el corazón de todos», expresó con nostalgia. «Tanto en lo personal como en el fútbol, Pablo dejaba una huella imborrable», agregó.

Fernández describió a Gorostiza como alguien tímido al principio, pero que desplegaba su talento sin inhibiciones en el campo. «La verdad es que era un niño que se ganaba el corazón de todos», rememoró.

La noticia del fallecimiento de Gorostiza ha impactado profundamente en la comunidad futbolística local. «Es un golpe muy grande para todo el club», lamentó Fernández. «Aquí hay niños que en seis meses han perdido a dos amigos, y con 18 años, es muy duro», reflexionó sobre el dolor que embarga a quienes compartieron momentos con el joven jugador.

Dionisio Humara, presidente del Cayón, también recordó a Gorostiza con cariño y admiración. «Era un chico bastante callado, bastante tímido, pero se hacía querer dentro del equipo y de los compañeros», compartió. «Como jugador, era un talento con bastante calidad, un poco frío, como suelen ser aquellos con esa destreza», añadió. «Parecía que también era un buen estudiante, tratando de sacar adelante los estudios», destacó Humara.

El dolor por la pérdida de Gorostiza se siente en todos los rincones del club. «Para todos los que le conocemos, siempre que pasa algo así, es un golpe duro, más que nada para sus padres, para sus familiares, para su hermano, que también está jugando en nuestro club», expresó un conmovido miembro del equipo técnico. «Es algo que nos toca de cerca», concluyó.

El legado de Pablo Gorostiza perdurará en la memoria de quienes tuvieron el privilegio de conocerlo, recordándolo no solo por su destreza en el terreno de juego, sino también por su cálido espíritu y su capacidad para ganarse el cariño de todos aquellos que compartieron su camino. El Club Deportivo Cayón despide a uno de los suyos con profunda tristeza, pero también con gratitud por haber tenido la oportunidad de contar con un talento tan especial entre sus filas.

El joven jugador del Cayón trágicamente fallecido Pablo Gorostiza: «deja una huella imborrable»
Comentarios