17.04.2021 |
El tiempo
sábado. 17.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

«Intentaremos quitar el balón a la Real B», avisa Bustos

El jugador asturiano considera que en Leioa dieron una mejor imagen que en Laredo y que sólo les faltó decisión en las áreas

Álvaro Bustos, entrenando ayer en las instalaciones Nando Yosu. / Hardy
Álvaro Bustos, entrenando ayer en las instalaciones Nando Yosu. / Hardy
«Intentaremos quitar el balón a la Real B», avisa Bustos

Álvaro Bustos es uno de los tres únicos jugadores de campo que ha sido titular tanto contra el Barakaldo como contra el Leioa. Los otros dos son Diego Ceballos y Matic, que incluso han completado los 180 minutos. El asturiano no porque fue sustituido el sábado. También jugó en Laredo y tiene muy claro que el partido del pasado miércoles fue muy diferente al disputado once días atrás en San Lorenzo. Las circunstancias también fueron otras porque el Racing afrontó el derbi tras haber estado dos fines de semana sin competir y salió a jugar en Sarriena «con la confianza conseguida tras la victoria ante el Barakaldo», como recuerda el extremo gijonés. Éste, que ha estado sobre el verde en las tres jornadas, destaca que en territorio vizcaíno salieron «con una idea muy clara de partido» pero ésta no salió bien. Una cosa es plantearla en la pizarra y otra ponerla en práctica y ejecutarla.

En Leioa encajó el Racing su primera derrota de la temporada pero Álvaro Bustos considera que tampoco hicieron «un partido del todo malo». De hecho, cree que lo que de verdad le faltó al equipo verdiblanco fue «rematar y tener más ambición en campo contrario para finalizar». En este sentido, coincide con su propio entrenador, que también echó en falta ese orgullo y ese espíritu competitivo sin el cual es complicado competir en un terreno de juego como el de Sarriena. Recuerda el asturiano que, sobre todo durante el primer tiempo, fueron capaces de construir «muchos acercamientos» con los que, aún así, tampoco hicieron trabajar demasiado al portero rival. «Nos costó finalizar y eso nos acabó penalizando porque ellos tuvieron una en la segunda parte y acertaron con ella», apunta. «La Segunda B es así», añade. Fútbol es fútbol.

En opinión de Bustos, lo visto en Leioa fue «un partido típico de Segunda B» en el que se lleva el gato al agua quien más acertado está en las áreas. El Racing no acertó con las pocas que tuvo y, aunque el Laredo también perdonó, se aprovechó de un error o de una falta de contundencia en la retaguardia verdiblanca para marcar uno y quedarse con todo el botín. Así se escribe la historia. Insiste el centrocampista verdiblanco en que tuvieron varios «acercamientos» en el primer tiempo, lo que supone un término difícil de contabilizar. Lo que sí es cierto es que disfrutaron de «una ocasión clarísima» que fabricó él mismo por su banda pero que ningún compañero acertó a rematar. Quizá porque faltó esa decisión, esa ambición o ese hambre que echó en falta el entrenador. Lo malo es que, como destaca Bustos, justamente cuando parecía que el Racing estaba «dominando más» y cuando se estaba «adentrando en campo contrario, llegó el gol de ellos».

diferentes. Considera Bustos que los tres partidos que han disputado hasta la fecha después del parón han sido «totalmente diferentes» y que también lo volverá a ser el del domingo en Zubieta. En su opinión, en Leioa llevaron «más el peso del juego» que en Laredo porque salieron con intención de «dominar el balón» y generaron «más ocasiones y llegadas». Por su parte, este fin de semana les espera un nuevo filial que va a «intentar dominar y llevar la iniciativa», por lo que la intención del Racing va a ser «intentar quitarles el balón».

Lo que transmitió alguna dosis de impotencia fue ver cómo el pasado miércoles no se jugaba más una vez que el Leioa marcó su gol. Y todavía quedaban quince minutos para el noventa. Considera que el equipo vizcaíno lo hizo «bien» porque se jugó «muy poco, ya que constantemente hubo jugadores en el suelo y se tardaba dos minutos en hacer cada cambio». Quienes estaban en el terreno de juego veían que no les salían las cosas y, entre una cosa y otra, se generó una «impotencia» que ni siquiera le permitió al Racing, que acudía con intención de hacerse con el liderato, morir en el área rival. Ni siquiera en el campo rival.

Habían salido con ánimo de «dar continuidad al juego mostrado contra el Barakaldo, llevar la iniciativa y tener más el balón que, por ejemplo, en Laredo». Sin embargo, los planes no salieron según lo establecido. No aprovecharon en la primera parte para conseguir ese gol y, cuando creían que el partido iba a empezar a «madurar», llegó el golpe del bando azulgrana. Lo bueno es que esta semana no han tenido tiempo para saborear las buenas sensaciones que dejó el partido contra el Barakaldo ni tampoco para lamerse las heridas producidas en Sarriena. Y es que, como recuerda Bustos, «está siendo una temporada atípica» que ha obligado al Racing a afrontar una semana con tres partidos prácticamente después de un parón de tres semanas. Lamenta Bustos que, además, dicho parón les parara «una buena racha» que creían haber recuperado ante el Barakaldo, cuando firmaron, de hecho, su mejor actuación hasta la fecha.

La intención del equipo de Rozada es repetir lo hecho ante el equipo vizcaíno el domingo en Zubieta. Es un partido que apetece porque, como reconoce incluso el extremo asturiano, a todos les gusta «este tipo de partidos el fin de semana de dar la cara y tener mucha personalidad en el campo». Jugarán ante un equipo bien diferente al Laredo o al Leioa y más similar al Bilbao Athletic, ante quien han conseguido su única victoria a domicilio hasta la fecha. A la Real Sociedad B ya la conocen bien de su enfrentamiento en pretemporada y confían en conseguir un resultado similar, ya que entonces lograron remontar un gol inicial del filial blanquiazul para terminar ganando 2-1 con doblete de Javi Siverio, que es, precisamente, quien queda por debutar en el presente curso.

Va a haber discusión por la posesión en Zubieta. Al menos, de partida. Recuerda Bustos que en el tramo inicial de la competición jugaban con «otro sistema» con el que no tenían «tanto el balón» como ahora. Tampoco lo buscaban. «Ahora la intención es otra porque es tener más peso en el partido y tener esa confianza que se necesita para sacarlos adelante», apunta. En su caso particular, está prácticamente recién salido de una lesión de casi un mes y lo cierto es que ha salido bien de la misma porque se está mostrando a un gran nivel. De hecho, él mismo dice encontrarse «muy bien». «Me cuidé mucho para volver lo mejor posible, me han tratado genial y físicamente me encuentro muy bien», apunta. De hecho, en Sarriena jugó los noventa minutos.

El Barakaldo detecta un positivo en su plantilla y suspende el derbi ante el Portugalete

El Jefe Médico del Barakaldo certificó ayer el positivo de un jugador de la plantilla que dirige Aitor Larrazabal, con resultado positivo confirmado, en las pruebas de detección de la COVID-19. Desde el Servicio de Epidemiología del servicio vasco de salud (Osakidetza), consideraron, de este modo, que todos los jugadores que entrenaron el pasado lunes junto al futbolista infectado se consideran contactos estrechos por lo que se les ha indicado aislamiento domiciliario y control evolutivo con PCR en 8 días para el alta». Debido a este confinamiento, la RFEF en consecuencia y dadas las circunstancias de fuerza mayor que concurren, ha comunicado la suspensión y aplazamiento del encuentro ante el Portugalete de este fin de semana. El jugador que ha dado positivo se encuentra asintomático.

«Intentaremos quitar el balón a la Real B», avisa Bustos
Comentarios