17.04.2021 |
El tiempo
sábado. 17.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Gerson se perdería una hipotética final en Urritxe

El día que el Racing juega en Amorebieta, su último central fichado estará concentrado con su selección, de la que es el capitán

Aritz Solabarrieta, dando indicaciones a Lars Gerson, que confía en poder debutar el sábado. / ALERTA
Aritz Solabarrieta, dando indicaciones a Lars Gerson, que confía en poder debutar el sábado. / ALERTA
Gerson se perdería una hipotética final en Urritxe

Viendo cómo están las cosas, no resultaría extraño que el Racing llegara al último partido de esta primera fase jugándose la vida, con la necesidad de lanzar una moneda a cara o cruz contra un rival directo. La última jornada le tocará visitar Urritxe, que es el campo del Amorebieta, equipo que cotiza al alza en el presente curso y que, a día de hoy, tiene tres puntos más que el conjunto cántabro. Y Aritz Solabarrieta ya sabe que ese día no va a poder contar con un jugador que ha llegado para, en teoría, ser parte importante del equipo. Lars Gerson no podrá conocer localidad del corazón de Bizkaia en esa cita posiblemente decisiva porque estará muy lejos de aquí.

Fue ayer cuando el Racing conoció que su nuevo central, que todavía está por debutar, ha sido convocado por la selección de Luxemburgo para jugar dos partidos oficiales ante Irlanda y Portugal los días 27 y 30 de marzo, ambos  pertenecientes a la fase de clasificación para el Campeonato del Mundo que, en principio, se disputará en Qatar en 2022. La primera de esas fechas es la que corresponde con el enfrentamiento ante el Amorebieta que no va a poder jugar. Solabarrieta ya lo sabe y, en el fondo, el club también porque sabía lo que fichaba cuando sumó a Gerson a su plantilla.

La convocatoria con la selección no cogió por sorpresa a nadie porque el central verdiblanco lleva siendo internacional diez años. De hecho, es el capitán del equipo, por lo que parecía muy improbable que, de pronto, desapareciera de los planes de su seleccionador. Estaba en el guión. La dirección deportiva era bien consciente de que iba a fichar a un futbolista con el que no iba a poder contar en las fechas reservadas por la FIFA, en las que quedan en punto muerto las primeras divisiones de cada país pero no las demás. Y el Racing está en este segundo grupo. Es muy poco habitual que un jugador de Segunda B sea llamado por su selección.

Lo cierto es que ni siquiera serán sólo dos los partidos que deba disputar Lars Gerson con su selección a finales del próximo mes de marzo, sino tres. Antes que los dos oficiales, disputará un amistoso en Qatar. Será el martes día 23, por lo que el central internacional tendrá que marcharse rápidamente una vez disputado el partido del fin de semana anterior con el Racing. En el mismo, toca jugar contra el Arenas en Los Campos de Sport, lo que hará más sencillo adelantar la cita al sábado para que no haya problema alguno. Todos sus compañeros tendrán también compromiso liguero con sus respectivos equipos y el seleccionador luxemburgués tendrá asumido que jugarán en el país qatarí sin apenas opción para entrenar. En todo caso, el jugador del Racing es el capitán de su combinado nacional y, si hubiera algún problema con los tiempos y los plazos, tendrá la posibilidad de imponer su estatus.

Que la baja de Gerson en un partido que es fácil adivinar que va a ser crucial vaya a ser importante o no dependerá de lo que sea capaz de mostrar en sus primeras experiencias con la camiseta verdiblanca. El jugador aún está por debutar porque, aunque el pasado domingo entró en la convocatoria, sólo lo hizo para completar el cupo, ya que Solabarrieta tenía claro que no iba a contar con él por haber sentido unas molestas a principios de semana que recomendaron bajar el ritmo. Por eso apenas se pudo ejercitar con sus compañeros. Es algo que ya empezó a hacer de nuevo el pasado lunes y que, si todo ha ido bien en las últimas horas, volverá a hacer en el entrenamiento de hoy con el objetivo de estar listo para jugar en Lasesarre.

Para ese partido también estará recuperado Matic, que también entrenó como uno más el lunes. Tendrá, por lo tanto, el entrenador a todos sus centrales disponibles y tendrá donde elegir. Hay ganas de ver a Gerson en acción pero no es fácil meterle a estas alturas de competición, con todos los futbolistas muy rodados y con muchas cosas en juego. Sobre todo, teniendo en cuenta que él no disputa un partido oficial desde diciembre, que fue cuando acabó la liga sueca en la que estaba compitiendo. Además, el central luxemburgués se ha subido al autobús cuando éste ya lleva una buena dinámica y una racha positiva, lo que siempre hace más difícil la entrada de alguien nuevo o, cuando menos, más arriesgado. Con todo, aunque es cierto que el entrenador verdiblanco ha encontrado ya un sistema fijo con un once inicial al que está dando continuidad, donde menos la está habiendo es en el centro de la zaga. De hecho, en los tres últimos partidos en los que el Racing ha enlazado por vez primera en mucho tiempo tres victorias consecutivas, han jugado tres parejas de centrales diferentes: Mantilla y Matic en Vitoria; Mantilla y Villapalos contra el Leioa y Mantilla y Óscar Gil contra el Laredo.

En el caso de que el Racing tenga finalmente que afrontar un partido decisivo sin uno de sus jugadores importantes, y Gerson está llamado a serlo, por culpa de una convocatoria internacional, no sería la primera vez que sucede en los últimos tiempos. Por ejemplo, en mayo de 2015 se jugó buena parte de sus opciones de permanencia en Segunda División en su campo contra la Ponferradina. Era toda una final que, de hecho, resultó clave en el futuro del club. Y Pedro Munitis, por aquel entonces entrenador verdiblanco, tuvo que preparar y afrontar el encuentro sin dos jugadores entonces titulares como David Concha y Borja San Emeterio porque ambos estaban convocados con la selección sub 19. Y Fede también habría causado baja por la misma razón, pero estaba lesionado.

Los dos internacionales eran importantes para el equipo pero más aún lo eran teniendo en cuenta el carro de bajas que arrastró el equipo ese día. Además de los gemelos y Concha, también lo eran los sancionados Iñaki y Juanpe y los lesionados Francis, Koné, Oriol y Borja Granero, lo que hizo aún más dañina aquella convocatoria. Es de esperar que la ya segura baja de Gerson en Amorebieta no sea tan importante y el entrenador pueda disponer del resto de centrales. En el caso de que, como aquel día contra la Ponferradina, se acumulen muchas bajas, la sensación de estar pagando a un jugador del que no puedes disponer en un día clave se hará muy evidente.

Tras la intensa experiencia internacional que probablemente le haga jugar cuatro partidos en diez días (el del Arenas, el amistoso de Qatar y los partidos oficiales ante Portugal e Irlanda), el central del Racing volverá a Santander el miércoles 31, con escasos días de margen para descansar y preparar el primer partido de la segunda fase. Es de esperar que ésta sea para luchar por ascender y no sólo para clasificarse para Primera RFEF, lo que comúnmente se suele llamar Segunda B Pro.

Entrenamiento a puerta cerrada pendientes del estado físico de Jon Ander

Tras disfrutar ayer de una jornada de descanso, los jugadores del Racing volverán hoy a los entrenamientos. Y como esta semana hay un día menos de trabajo al ser el partido en sábado, la sesión de hoy será muy similar a la que habitualmente se lleva a cabo en jueves. Por esa razón, Aritz Solabarrieta ha establecido que sea a puerta cerrada para intentar no dar pistas al rival. Todos estarán pendientes de la espalda de Jon Ander, víctima de una lumbalgia que le impidió jugar el derbi. Poco se puede hacer para acelerar esa recuperación y todo dependerá de que el dolor haya desaparecido. Si puede estar con todos, podrá jugar en Barakaldo. Si hoy no puede estar, ya será complicado. Quienes sí entrenarán ya con total normalidad son Matic y Gerson tras hacerlo ya el pasado lunes con los que no habían ugado el día anterior.

Gerson se perdería una hipotética final en Urritxe
Comentarios