04.07.2022 |
El tiempo

El Racing, férreo atrás, letal en ataque

El Racing es el equipo más goleador y el que menos encaja del Grupo 1 de Primera RFEF

Los dos porteros del Racing, Lucas y Miquel Parera, celebran la victoria del pasado sábado. / RRC
Los dos porteros del Racing, Lucas y Miquel Parera, celebran la victoria del pasado sábado. / RRC
El Racing, férreo atrás, letal en ataque

Férreo atrás, letal en ataque. Con esos calificativos puede definirse el Racing 2021/22, pues es el equipo más goleador y a su vez el que menos encaja del Grupo 1 de Primera RFEF. Y es que los verdiblancos han anotado 51 dianas en 32 jornadas (casi 1,60 por encuentro) y recibido solo 22, una cada 131 minutos -el Celta B presenta dos menos a favor, en tanto que el Deportivo y el Racing de Ferrol cuentan con dos más en contra-. Estos sobresalientes números en las áreas han permitido a la plantilla dirigida por Guillermo Fernández Romo obtener 72 puntos, mantenerse invicto en liga en Los Campos de Sport y establecer en 17 partidos consecutivos un nuevo récord de imbatibilidad en este siglo XXI (la última derrota cántabra se produjo en diciembre del año pasado).

Cedric, con 13 goles, es el máximo realizador racinguista (el sábado se estrelló contra el poste y no pudo ampliar su racha, pues había marcado las seis jornadas anteriores), seguido por Pablo Torre con siete tantos. Atrás, los guardametas Miquel Parera y Lucas han logrado en más de la mitad de los partidos de Primera RFEF -17 de 32- echar el candado a su portería con certeras actuaciones bajo palos. Si bien, el mérito de estos excelentes registros, tanto en defensa como ataque, corresponde a toda la plantilla verdiblanca y al trabajo diario que se realiza en las Instalaciones Nando Yosu desde el pasado mes de julio, fecha de inicio de la pretemporada 2021/22.

El Racing llevó a cabo el domingo en las Instalaciones Nando Yosu un entrenamiento regenerativo después de haber conseguido en Los Campos de Sport su séptimo triunfo consecutivo en Primera RFEF. La victoria sobre la Unión Deportiva Logroñés (1-0 con gol de Fausto Tienza) dejó al conjunto verdiblanco líder del Grupo 1 con 72 puntos a falta de seis jornadas para el final del campeonato 2021/22, aunque los cántabros no disputarán la última tras la descalificación del Extremadura UD. Los pupilos de Guillermo Fernández Romo tienen, por lo tanto, cinco partidos por delante para conseguir el objetivo marcado para este curso: retornar a LaLiga SmartBank y pueden hacerlo por la vía rápida, es decir, finalizando en el puesto más alto de la tabla sin necesidad de disputar el playoff.

Para lograrlo, el cuerpo técnico racinguista mantiene su plan de trabajo y preparó una sesión habitual postpartido, en la que los futbolistas que más minutos jugaron ante los riojanos se recuperaron del esfuerzo realizado durante los 90 minutos y el resto completó ejercicios más exigentes. El objetivo, que toda la plantilla se encuentre en un estado de forma óptimo de cara al tramo final de la campaña.

Ayer, lunes, el conjunto verdiblanco disfrutó de un día libre para volver a entrenar, de nuevo en La Albericia, hoy, martes, a las 10:45 horas. El próximo compromiso oficial del Racing será en el Cerro del Espino, donde se medirá al Rayo Majadahonda (sábado 23, 19:00 horas) en la trigésima tercera jornada liguera.

Mejor aforo de la temporada. Los Campos de Sport presentaron ante la Unión Deportiva Logroñés, con 13.718 espectadores, la mejor entrada de la temporada 2021/22 tras los aforos que hubo en los encuentros ante el Deportivo (12.120) y el Real Unión (11.142) -la cita ante los vascos fue el 23 de febrero, efeméride del primer partido jugado por el Racing ante el Strong en 1913-. La afición verdiblanca disfrutó de la séptima victoria consecutiva de su equipo en Primera RFEF y lo celebró, haciendo la ola, los 72 puntos conseguidos tras la disputa de 32 jornadas.

La fiesta vivida en el estadio racinguista, teñido de verdiblanco con camisetas, bufandas y banderas, tuvo su apoteosis tras el pitido final de Ramo Andrés. Los futbolistas aplaudieron al público, que durante la cita cantó ‘¡Qué bote El Sardinero! ¡Qué bote El Sardinero!’, y después de haberse retirado al vestuario volvieron a salir al césped. Porque buena parte de la afición, especialmente La Gradona, quería continuar celebrando un triunfo que vale más que tres puntos porque representa la comunión que existe dentro y fuera del terreno de juego. Esa unión hace al Racing un equipo imparable que ha logrado, nada menos, que estar 17 jornadas consecutivas sin perder y ha establecido un nuevo récord de imbatibilidad este siglo XXI.a

El Racing, férreo atrás, letal en ataque
Comentarios