07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

«Estamos en un ciclo de esfuerzos de alta intensidad y larga duración»

Ruiz Cueli, preparador físico del racing, reconoce que está siendo una temporada «complicadísima» por todos sus condicionantes

Ruiz Cueli, en el entrenamiento de ayer atento al trabajo de Iñigo y de Jon Ander. / hardy
Ruiz Cueli, en el entrenamiento de ayer atento al trabajo de Iñigo y de Jon Ander. / hardy
«Estamos en un ciclo de esfuerzos de alta intensidad y larga duración»

No está siendo una temporada sencilla para los preparadores físicos. Tienen que estar preparados para todo tipo de escenarios: para un posible e incluso probable y repentino parón general, para otro particular como el que está atravesando ahora mismo el Racing o para, tras estar un tiempo sin jugar, afrontar una acumulación de partidos para recuperar fechas perdidas. Es el curso más raro de todos porque, además, es más corto de lo habitual y es obligatorio estar al máximo desde el primer día y hasta el último. A todas esas exigencias, han de sumar la diferente condición física de la plantilla, ya que hay futbolistas que estuvieron compitiendo hasta finales de julio y otros que no lo hicieron desde marzo. Encontrar el equilibrio en ese contexto no es sencillo.

Quien se ha encargado de esa tarea este año en el Racing es Manuel Ruiz Cueli, el mismo que, por ejemplo, ya estuvo al lado de Marcelino durante la mejor temporada que ha hecho el equipo verdiblanco en toda su historia. En un primer momento, su labor parecía que iba a estar más centrada en la de ayudante de Rozada y, en la práctica, en la de ser el segundo entrenador, pero después rectificó para centrarse más y mejor en la preparación física, que es en lo que es un auténtico especialista. A su disposición ha tenido una extensa pretemporada de la que, aún así, tampoco se ha podido sacar demasiado partido porque buena parte de los jugadores llamados a ser importantes llegaron a última hora. De hecho, han tenido que comenzar a competir sin estar al cien por cien y, en ese sentido, este parón de dos fines de semana sin partido en el que está sumido el Racing estos días puede ser aprovechable.

Admite Ruiz Cueli que su labor en la presente temporada está siendo «complicadísima» por múltiples factores. Y, sobre todo, se centra en ese grupo de futbolistas que llevaban «seis u ocho meses sin entrenar con un equipo». Eso es mucho tiempo. Es, como recuerda el preparador físico verdiblanco, «como si estuvieran saliendo de una lesión de larga duración». Por eso es difícil gestionar eso y más aún cuando en el mismo grupo hay otros que no han tenido el motor tanto tiempo parado. Como destaca el técnico cántabro, con esos jugadores «existe mucho riesgo de lesión» y por eso ha de estar «constantemente hablando con ellos». Sobre todo, para recabar información y saber «cómo están, cómo se sienten y si pueden seguir haciendo los entrenamientos o les tienes que parar».

«Es una situación difícil a la hora de planificar los entrenamientos», recalca. Por ahora, el plantel está librando y no ha sufrido lesiones de larga duración que condicionen todo el proyecto, pero sí ha tenido algunas roturas de fibras. En concreto, han pasado por ese túnel Joan Maynau, Marco Camus y Álvaro Bustos mientras que Pablo Andrade también ha arrastrado algunos problemas físicos que le han impedido tener la continuidad que le habría gustado. El balance no es del todo malo y lo mejor de todo es que, cuando el equipo pueda volver a competir, quizá el entrenador vuelva a disponer de todos sus jugadores, algo que estuvo a punto de suceder la semana pasada hasta que cayó en desgracia el extremo asturiano.

Anunció Javi Rozada el pasado miércoles que, ante el nuevo panorama de veinte días sin partido que se le había presentado al equipo tras aplazarse el compromiso liguero de Leioa, iban a realizar una mini pretemporada. Es algo que confirma Ruiz Cueli, que también precisa que, sobre todo, irá dirigida a los últimos jugadores en llegar al equipo. El resto, seguirá el plan establecido porque, como explica, ahora mismo estaban en «un ciclo en el que se hacen esfuerzos de alta intensidad y de larga duración». «Es el trabajo que teníamos previsto», insiste el técnico cántabro. Éste, sobre todo, da valor a este parón en el sentido de que considera que «viene bien para recuperar jugadores lesionados y meter un trabajo extra para quienes han llegado a última hora y no están en el punto de forma que queremos».

Uno de esos futbolistas que llegó en las últimas horas del mercado y que, aunque ya acumula un buen puñado de minutos de competición ha dejado en evidencia que aún le falta para ser él mismo es Cedric. El problema es que ayer se tuvo que retirar del entrenamiento aunque simplemente por un golpe en la espalda, por lo que no pudo realizar ese trabajo específico que sí hicieron otros con una situación similar a la suya. Y es que, como recuerda Ruiz Cueli, todos esos que se han incorporado «a última hora están haciendo más trabajo para estar a la altura de los compañeros». Ayer mismo ya realizaron un trabajo específico en la recta final de la sesión mientras que la planificación no ha cambiado para los demás. «Con el resto, estamos haciendo un trabajo normal, el mismo que teníamos previsto», explica el cántabro.

Esto no ha cambiado porque dentro de la planificación que había realizado el cuerpo técnico para estas semanas ya se había incorporado una notable carga de trabajo teniendo en cuenta que la próxima semana estaba prevista la jornada de descanso. Se trata de un ‘privilegio’ que tienen los dos subgrupos de la categoría que cuentan con once equipos. Como ahí se iban a encontrar con quince días entre un partido y otro, ya habían previsto realizar «un ciclo de acumulación de esfuerzos intensos de larga duración que viene a coincidir con el que se hace a principio de año». Nada nuevo. De este modo, a los jugadores del Racing les espera una intensa sesión de entrenamientos la próxima semana, justo antes de que el viernes disputen un partido amistoso, probablemente entre ellos con la ayuda, quizá, de algún jugador del Rayo Cantabria, y de disponer después de tres días libres, hasta el lunes por la tarde.

«Estamos en un ciclo de esfuerzos de alta intensidad y larga duración»
Comentarios