01.07.2022 |
El tiempo

SELECCION ESPAÑOLA

España busca ser contundente ante R. Checa

La selección nacional de fútbol quiere silenciar la duda a base de goles, ante una República Checa que perdió eficacia en Portugal

Los jugadores de la selección española durante el entrenamiento en el campo de La Rosaleda en Málaga. / EFE
Los jugadores de la selección española durante el entrenamiento en el campo de La Rosaleda en Málaga. / EFE
España busca ser contundente ante R. Checa

Recuperadas las opciones de pelear por el acceso a la fase final de la Liga de Naciones tras el triunfo en Suiza, la selección española pretende recuperar la contundencia en zonas clave, en su propia área y en fase ofensiva, y silenciar la duda a base de goles, ante una República Checa que perdió eficacia en Portugal tras comenzar liderando el grupo y sacar un empate a la Roja en Praga.

Ha entrado España en un momento de duda que necesita despejar con una imagen de autoridad. La exigencia es tan alta, que un triunfo en la casa de Suiza, selección que no perdía de local en 23 partidos y casi ocho años, aumenta la sospecha por la falta de contundencia en las dos áreas, en vez de provocar el elogio al triunfo. El solitario tanto de Pablo Sarabia dio forma a la reacción esperada. «Interesa generar dudas sobre la selección», opinó Luis Enrique.

El pulso con Portugal para lograr la plaza que da acceso a la final a cuatro y convertirse en la primera selección que repite presencia, se ha iniciado. Los goles serán importantes a la espera de lo que haga el combinado luso. España inició su camino con dudas defensivas, cediendo empates ante los portugueses en Sevilla (1-1) y en la visita a la República Checa (2-2) con dos errores graves defensivos.

En Ginebra aumentó la intensidad y la concentración, pero un final con una mala salida de Unai Simón y otro fallo de la línea defensiva en un balón en largo, sembró la inseguridad. Debe enterrarla en Málaga, con un estadio como La Rosaleda lleno y un ambiente a favor para el último esfuerzo en un calendario de locura, antes de las vacaciones. A la República Checa la derrotó en los dos precedentes existentes en terreno español.

Se esperan menos rotaciones de Luis Enrique, que tan solo ha mantenido de inicio como intocables en los tres partidos disputados a Unai Simón, Gavi y Sarabia. A las bajas de Thiago Alcántara y Raúl de Tomás, que ya abandonaron días atrás la concentración, se puede sumar Íñigo Martínez por un pisotón que le ha afectado a un dedo.

Todo apunta a los regresos de Dani Carvajal y Eric García, con la lupa puesta en cada actuación con España, a la defensa. Rodri y Carlos Soler serían alternativas de inicio a Sergio Busquets y Marcos Llorente, mientras que en ataque el buen rendimiento de Sarabia -8 goles en 21 partidos- es un argumento para mantener su plaza y tienen opciones Marco Asensio y Dani Olmo como novedad.

La ausencia de un 9 que pueda rotar con Álvaro Morata, deja a Ferrán Torres como la alternativa para la segunda parte en la que, si el marcador es bueno, se puede producir la reaparición de Ansu Fati que no juega con la selección desde octubre de 2000.

Jaroslav Silhavy espera que su equipo recobre la versión de los dos primeros encuentros, en los que superó a Suiza y firmó tablas ante la Roja en Praga. Portugal bajó del cielo al conjunto centroeuropeo con dos goles en cinco minutos de Joao Cancelo y Gonçalo Guedes. Pese a ello, no ha mermado un ápice su ilusión porque partía como el conjunto teóricamente más débil del grupo y, a parte de los cuatro puntos, ha dejado muestras de ser muy competitivo.

Dos errores en la parte izquierda de la zaga frenaron al conjunto checo, que pretende relanzarse en el estadio malagueño de nuevo con una sólida labor de contención, mucha atención al robo de balón y vértigo a la contra, las virtudes que le hicieron estar muy cerca del triunfo ante los hombres de Luis Enrique.

Silhavy debería devolver a la titularidad al guardameta Tomas Vaclik, exjugador del Sevilla, tras su descanso en el Jose Alvalade en detrimento de Jindrich Stanek, así como a Jaroslav Zeleny y a Alex Kral al medio del campo dependiendo de cómo estén los indiscutibles Tomas Soucek o Michal Sadilek, que acumulan mucho desgaste físico.

La República Checa siempre ha perdido en España, aunque nunca lo ha hecho de forma clara. Siempre ha planteado una dura resistencia, como ocurrió hace unos días en Praga. Los centroeuropeos saben que puntuar en La Rosaleda le puede acercar al objetivo, que es mantenerse en la Liga A para la próxima edición, e incluso seguir en la pugna por la primera plaza del grupo.

España busca ser contundente ante R. Checa
Comentarios