12.05.2021 |
El tiempo
miércoles. 12.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Duelo en el centro del campo

La pugna por la posesión puede marcar el partido | Ambos equipos cuentan con un doble pivote talentoso que conecta bien con el media punta, que, en el caso del filial, es Robert Navarro

Robert Navarro y Pablo Torre, los dos media puntas que se verán las caras hoy, son claves para sus equipos.
Robert Navarro y Pablo Torre, los dos media puntas que se verán las caras hoy, son claves para sus equipos.
Duelo en el centro del campo

A un equipo como el Racing, que se ha pasado buena parte de su vida en la máxima categoría y, por lo tanto, jugando contra el primer equipo de la Real Sociedad, jugar contra el filial es una pequeña estocada moral que duele. Sucede también cuando en los últimos años se ha medido a los dependientes del Athletic, Alavés, Eibar, Sporting, Oviedo, Celta, Valladolid, Osasuna... Sobre todo, duele ir a visitarles porque, salvo escasas excepciones (Pucela y Gijón) lo habitual es que les metan a jugar en campos en buen estado pero metidos en unas instalaciones de entrenamiento y formación. Es lo que toca, el castigo que hay que pasar por haber caído a Segunda B. Con todo, hoy la historia será diferente porque es en Los Campos de Sport. El golpe sigue siendo duro, pero, por desgracia, el Racing y el racinguismo ya están acostumbrados.

El Racing ya sabe incluso que jugar ante el filial en vez de hacerlo ante el primer equipo no es sinónimo de encontrar facilidad alguna. Al contrario. El mejor ejemplo de ello lo tiene en el encuentro disputado en Zubieta en la primera vuelta. Sin embargo, incluso interpretando aquello como un accidente, lo cierto es que los hombres de Aritz Solabarrieta son conscientes de que hoy se van a medir a un enorme equipo que exige mucho al rival si quiere quedarse con todo el botín. Se trata de un grupo joven, atrevido y con una enorme capacidad para meter mucho ritmo a su fútbol. Le gusta tener el balón, lo mueve con criterio y velocidad y en ataque resulta complicado defenderles y frenarles por el continuo intercambio de posiciones que llevan a cabo todos. En ese sentido, el tridente que forman Julen Lobete, Aritz Aldasoro y Robert Navarro resulta temible.

Este último hizo trizas al equipo verdiblanco en el partido de la primera vuelta. Se marchó a hombros. A estas alturas, ya no necesita presentación porque incluso ha debutado ya con el primer equipo. El jugador catalán se formó en La Masía pero llegó a debutar con el Mónaco. Llegó a la Real Sociedad a culminar su formación y en el presente curso se está ganando ya un sitio fijo a las órdenes de Imanol el próximo curso porque suma siete goles en catorce encuentros cuando todavía suma sólo 18 años.

Al frente de la nave blanquiazul está Xabi Alonso, alguien que lo fue todo como jugador y que quiere hacer carrera también como entrenador. Está a los mandos de un filial que suma ya once campañas consecutivas en la categoría de bronce pero que, a día de hoy, da la impresión de estar en plena transición. El pasado verano promocionaron muchos jugadores del tercer equipo, que también lleva ya un buen número de años siendo un ‘gallo’ del grupo vasco de Tercera División. Parece obvio que se está trabajando muy bien en las categorías inferiores donostiarras.

Si el Racing afrontará el encuentro de hoy con las bajas de Matic, Lars Gerson y Marco Camus, al filial donostiarra le van mejor las cosas en ese sentido. De hecho, Xabi Alonso recuperará a un futbolista importante para sus esquemas como es Jon Ander Olasagasti, que había sido expulsado ante el Real Unión y que es quien mueve los hilos del equipo en el centro del campo. Su portero, Gaizka Ayesa, se apunta como la única baja por problemas físicos.

Da la impresión de que la trayectoria de la Real Sociedad B ha avanzado a rachas en el presente curso. Comenzó como un tiro con tres victorias consecutivas y haciendo muchos goles. Sin embargo, a partir de ahí llegó a acumular cinco jornadas sin ganar en las que sumó sólo dos puntos de quince posibles. Precisamente, esa racha la rompió con la goleada ante el Racing. Desde aquel día, sólo ha perdido un partido, que fue el que disputó en Irún hace dos semanas, cuando perdió 3-1. Donde verdaderamente ha sido capaz de poner su maquinaria a funcionar al máximo ha sido jugando en casa  mientras que a domicilio ha ganado sólo dos partidos, que fueron en Barakaldo (1-4) y en Vitoria contra el Alavés B (0-1). Ha perdido dos (Amorebieta e Irún) mientras que ha empatado cuatro.

No se caracteriza la defensa del filial donostiarra por su seguridad y, de hecho, a pesar de la calamidad de partido que hizo el Racing en Zubieta, contó con alguna ocasión de marcar más allá del gol que anotó Cedric. En los laterales vienen actuando Ezkurdia y Petxarroman, que son de los más veteranos con 22 y 23 años, respectivamente. En el centro de la zaga, tienen a dos torres de más de 1,85. Es, de hecho, el filial blanquiazul, un equipo de una envergadura a tener en cuenta.

En ese sentido, destaca el medio centro Unai Veiga, que ronda el 1,90 y que tiene una enorme capacidad para abarcar grandes parcelas del terreno de juego. Junto al ya citado Olasagasti, forma una sala de máquinas que se apoya mucho en el mencionado Robert Navarro para crear fútbol y, sobre todo, generar mucho entre líneas. Todo apunta a que el centro del campo del conjunto cántabro va a tener mucho trabajo, que Iñigo va a tener que estar muy atento para que no se creen espacios que pueda aprovechar el futbolista catalán y que Riki va a tener que demostrar que, además de tener mucho fútbol en sus botas, también tiene capacidad de sacrificio, ya que habrá momentos en los que toque realizar un mayor ejercicio de contención.

Duelo en el centro del campo
Comentarios