01.12.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

RACING DE SANTANDER

Seis días para ganar un futuro

Entre el domingo y el sábado de la próxima semana, el Racing se mide a Levante, Zaragoza y Huesca, tres duelos que pueden marcar el devenir del conjunto cántabro

Eneko Satrústegui, durante el partido del pasado sábado ante el Málaga. / RRC
Eneko Satrústegui, durante el partido del pasado sábado ante el Málaga. / RRC
Seis días para ganar un futuro

El Racing ha disputado ocho partidos en prácticamente dos meses y va a jugar tres en sólo seis días. Se precipita la temporada. Se le viene encima al conjunto cántabro una intensa semana que puede marcar su futuro inmediato, una semana en la que necesita confirmarse a sí mismo que no sólo es capaz de transmitir sensaciones positivas que permiten intuir una luz al final del túnel, sino que también tiene motor suficiente para salir de él. Precisa comenzar a ganar partidos para, en el fondo, no repetir su última aventura en Segunda División, en la que no perdió demasiados partidos pero en la que tampoco ganó. Iván Ania, de hecho, fue destituido en noviembre habiendo ganado un solo partido y Fernández Romo no quiere repetir esa misma historia.

El conjunto cántabro necesita empezar a ganar partidos. Es cierto que la fortuna no le ha acompañado, como demuestra el hecho de haber estampado siete balones al palo en ocho jornadas, pero conforme va pasando el tiempo deja de servir como excusa. Dentro lo saben y lo cierto es que nunca se han aferrado a ella. Sobre todo, porque el mensaje que se lanza es el de tener la certeza de que están en el buen camino por la buena imagen que han conseguido dar en momentos puntuales de los últimos partidos. Se saben en el camino pero hay que caminarlo. Y un buen momento para hacerlo es la próxima semana porque, de lo contrario, la situación se puede complicar.

El Racing juega el domingo en Valencia, el miércoles en casa contra el Zaragoza y el sábado siguiente en Huesca. Es decir, que no sólo va a disputar tres partidos en seis días, sino que también deberá realizar dos viajes nada cómodos. Mañana sí se trasladará a la ciudad del Turia en avión pero el viaje de vuelta lo hará en autobús, ya que no podía perder un día en esperar a coger un vuelo al día siguiente. Serán un buen puñado de horas de carretera de las que después habrá que recuperarse cuanto antes para estar en plena forma para recibir al equipo maño el día de El Pilar a las nueve de la noche. La semana terminará de nuevo en el autocar porque no hay otra manera de llegar hasta la capital oscense.

Los equipos que más faltas hacen. El domingo se enfrentarán en el Ciutat de Valencia los dos equipos que más faltas hacen de toda la categoría. Según las estadísticas que recoge La Liga, el Levante es el campeón hasta la fecha en este sentido al haber cometido, según decretaron los árbitros con los que se han cruzado, un total de 126 en las ocho jornadas que se llevan disputadas. Al Racing sólo le han pitado tres menos, que son 123. El particular podium en este apartado lo cerraría el Alavés con 123. La diferencia es que a este último le van bien las cosas porque, de hecho, es el actual líder de la clasificación con 18 puntos mientras que a racinguistas y levantinistas les va regular. Lo verdaderamente curioso es que, además de ser el segundo que más faltas comete, es también el que más faltas recibe de toda la categoría. Es un dato curioso teniendo en cuenta que, a su vez, es también el equipo que menos posesión tiene de toda la Segunda División. No tiene apenas el balón pero cuando lo tienen les paran en falta. Con semejantes estadísticas, es fácil prever que el encuentro del próximo domingo será más bien trabado. De hecho, lo mucho que habrá en juego por parte de ambos conjuntos tampoco invita a pensar en una cosa diferente.

Serán tres partidos duros en los que el Racing necesita sumar al menos cuatro o cinco puntos para no sembrar de dudas todo el proyecto. Es probable que el propio entrenador intuya que incluso su futuro en el banquillo verdiblanco puede estar en juego, ya que si sale mal parado de estos tres partidos y no consigue sumar una segunda victoria, los nervios, que todavía no han aparecido, a buen seguro que se pondrían en primer plano.

El Racing afronta esta intensa semana sin alguna de sus cartas más preciadas. Con tanto viaje y teniendo que jugar un partido cada tres días, es momento de presumir de profundidad de plantilla, pero a Fernández Romo le va a costar hacerlo. Cuenta con un buen número de bajas que, para colmo, se han cebado con dos posiciones en concreto. En punta no puede contar el entrenador ni con Cedric ni con Sekou, un futbolista que estaba siendo capaz de atemorizar y condicionar las defensas rivales y que, de hecho, ha marcado dos de los únicos tres goles que ha sumado el equipo. Sólo cuenta Fernández Romo con Matheus como punta, por lo que ha de tenerle entre algodones los próximos días.

El otro puesto resentido es el de lateral derecho porque el técnico verdiblanco tiene a sus tres jugadores específicos para ese puesto en la enfermería. Es cierto que Dani Fernández ya ha ido sumando cada día más carga de trabajo, pero quizá sea precipitado pensar en una reaparición en Valencia. Menos aún, después de que recayera de su lesión hace dos semanas. Lo probable es que espere a intentar volver para recibir al Zaragoza el miércoles.

Donde sí tendrá margen para las rotaciones es en el doble pivote, donde Fausto Tienza a buen seguro que tendrá la oportunidad de asomar la cabeza, algo que apenas ha hecho desde que, desde la quinta jornada, se convirtiera Juergen en el compañero de Íñigo en la sala de máquinas. Donde también tiene donde elegir es en las bandas porque Íñigo Vicente, Mboula, Arturo y Marco Camus están entrando en las rotaciones de manera regular. En el centro de la zaga se puede dar por seguro que Germán volverá a tener otra oportunidad para, un mes después de sus dos primeras apariciones, demostrar que, ahora sí, ya está en forma y listo para jugar. Por lo tanto, puede ser una semana en la que quienes están teniendo un papel secundario puedan demostrar que son ellos los que pueden dar una vuelta a la tortilla.

El Levante, el primer rival a enfrentar esta próxima semana, es toda una potencia de la categoría que, además, va a salir a jugar con el cuchillo entre los dientes debido a sus malos resultados de las últimas semanas. Está muy exigido, se toma la cita como un encuentro clave y, para colmo, hay ya ruido de sables alrededor del entrenador, Mehdi Nafti. El miércoles llega un Zaragoza con nueve puntos, no demasiado lejos del conjunto cántabro si éste es capaz de, por fin, quedarse con todo el botín que se ponga en juego en Los Campos de Sport. La semana se terminará con otra potencia como el Huesca que también aspira a volver a Primera División. Los dos desplazamientos serán tremendamente exigente y de ahí, precisamente, la necesidad de, sobre todo, impedir que se escape nada de Los Campos de Sport.

Seis días para ganar un futuro
Comentarios