27.11.2020 |
El tiempo
viernes. 27.11.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Deberes para los clubes

  • El Racing ya tiene el protocolo que deberá seguir para adecuar el sardinero, que se dividirá en tres zonas, a los partidos  
  • Sólo se podrá viajar en autobús, vuelo chárter o AVE  
  • Los hoteles serán de uso exclusivo
El Racing, saliendo del túnel de vestuarios durante el partido contra el Sporting. / ALERTA
El Racing, saliendo del túnel de vestuarios durante el partido contra el Sporting. / ALERTA
Deberes para los clubes

Los acontecimientos van por un lado y La Liga va por otro. Interpreta la realidad según su criterio porque, por encima de todo, quiere tenerlo todo listo para cuando se abra el telón. Todavía no sabe a ciencia cierta cuándo lo podrá hacer. Alguno añadirá que ni siquiera puede garantizar si el espectáculo puede continuar pero, a día de hoy, maneja tres fechas para la posible vuelta a la competición, que coincide con los tres últimos viernes de junio. La más optimista es la del día 12, la intermedia la del 19 y la más pesimista la del 26. En una entrevista radiofónica, el entrenador del Leganés Javier Aguirre descubrió que la intención de los organizadores es hacer buena la segunda fecha y prolongar la competición hasta finales de julio. Tras quedarse ayer Madrid fuera de la fase 1, se antoja un poco más difícil. Con todo, serían prácticamente seis semanas muy intensas para las que todos, tanto los máximos protagonistas como los máximos responsables de este circo, han de estar preparados. También los del Racing.

Los futbolistas verdiblancos, al igual que los de sus homólogos en los otros clubes, ya conocen desde el fin de semana pasado cuál es el protocolo que han de llevar a cabo cuando, previsiblemente a partir del lunes, comiencen los entrenamientos en las instalaciones Nando Yosu de manera individual. También desde hace pocos días, son los propios dirigentes de las entidades los que han recibido las exigencias y las condiciones que deberán cumplir sus estadios cuando el balón eche a rodar de nuevo. No sólo eso, sino que también han recibido las exigencias para los desplazamientos. Habrá que seguir la línea roja tanto cuando se juega en casa como cuando se juega a domicilio.

El protocolo enviado a los clubes, que consta de 32 páginas, no establece la exigencia de una concentración de jugadores durante la competición. Fue una de las opciones que más enfadó a algunos futbolistas y, de hecho, algún racinguista como Álvaro Cejudo ya había advertido públicamente de que no tenía ninguna intención de confinarse en un hotel durante cinco o seis semanas apartado de su familia. De hecho, en el documento enviado a los clubes se determina «como idea preferente, que los jugadores locales vayan en sus coches particulares al estadio». Sólo habla de un «supuesto de concentración previa» y establece dos opciones para llevarlo a cabo si así lo estima oportuno el cuerpo técnico: o un hotel o bien su propia ciudad deportiva.

Para los equipos visitantes, se establecen tres alternativas para el desplazamiento: el autobús, en un vuelo chárter si es en avión o en un ‘AVE chárter’ si es un tren. En principio, como más viajará el Racing es por carretera. Más aún, teniendo en cuenta los gastos inesperados que ha causado la actual crisis sanitaria. Y dicho protocolo establece la obligación de desinfectar el autocar. En el caso de que la expedición la formen más de 25 personas, se necesitarán dos autobuses para poder mantener las distancias. Éstos tendrán los correspondientes geles, los conductores mantendrán su distancia social y usarán elementos de protección y, además, la empresa de transporte «deberá remitir un certificado médico de al menos tres conductores explicitando sus condiciones aptas para el servicio en las pruebas médicas realizadas 24 horas del viaje».

Los hoteles que utilicen los clubes deberán ser de uso exclusivo para los equipos. De hecho, los responsables de seguridad de cada club llegarán antes que el resto de la expedición para coordinar la forma de actuar en los mismos cuando lleguen los jugadores y los técnicos. Además, habrá «control de accesos a las zonas utilizadas por el equipo; restricción de visitas y tránsito en el hotel durante la estancia del equipo; control y comprobación del personal a disposición del equipo» habiendo acreditado, incluso, un resultado favorable en un control sanitario de sólo 24 horas antes o un «dispositivo de seguridad en las zonas de uso del equipo» mediante el uso de acreditaciones. Además, la instalación hotelera deberá acreditar el desinfectado previo y los autocares a utilizar serán siempre los mismos. Se dan incluso instrucciones de cómo servir las comidas, de qué condiciones han de cumplir las habitaciones e incluso la temperatura (21 grados) y el grado de humedad (50-60%) a mantener en las mismas. A lo que estarán poco acostumbrados es al hecho de que se haya prohibido la «limpieza de las habitaciones durante la estancia del equipo» para minimizar al máximo el contacto con otras personas.

Una vez que los jugadores y el resto de las personas que vayan a participar en la disputa, organización y retransmisión de los partidos lleguen al estadio, se encontrarán con que éste está dividido en tres zonas: verde, azul y roja. Cada una de ellas estará bien delimitada porque tendrá sus propios protocolos de actuación y sus propias restricciones de acceso. La primera de ellas es, según afirma La Liga en el documento enviado a los clubes, «el punto crítico de limpieza y de control sanitario». Y comprende «todas las salas y pasillos que abarcan desde la puerta exclusiva para jugadores y cuerpo técnico hasta el campo de juego». Habla, por lo tanto, de «zonas de paso, áreas de vestuarios con todas sus salas, túnel de vestuarios, banquillos, los cuales se alargarán para dar cabida a todos los miembros deportivos del equipo, y el campo de juego».

La zona azul corresponde a las «zonas de los estadios donde estarán las personas durante el partido». Habla de personas no deportivas y, por lo tanto, del «palco, sala UCO, cabina ‘media coach’, salas anexas, puntos de cámaras fijas y otros». Mientras, la zona roja corresponde al «exterior del estadio». «En esta zona se situarán los emplazamientos de los puntos de control para acceder al mismo, las zonas de las unidades móviles cuando se encuentren en el exterior o los párquines de los vehículos y autobuses».

En el documento enviado por La Liga se detalla incluso el número de personas, en función del papel que desempeñan, que pueden acceder a cada zona. Llama la atención que no sólo se prevé la presencia de cuatro directivos locales en el palco, sino también de dos visitantes. Por lo tanto, la única parcela del graderío donde sí habrá personas disfrutando del encuentro será la noble. Cada zona, además, tendrá su grado de exigencia de limpieza, que será una constante a la que se mantendrán muy atentos los emisarios de La Liga en el caso de que vuelva a haber partidos.

Policía. Cada club tendrá un responsable de seguridad que «planifique y coordine la correcta implementación del protocolo» diseñado por los organizadores de la competición, con el equipo visitante y con su homólogo de éste. Una de sus funciones será la necesidad de «realizar una requisa y revisión de las instalaciones» antes de la apertura de las mismas que, según detalla el documento, se deberá realizar «en colaboración con la Policía». Se entiende, por lo tanto, que el organismo que preside Javier Tebas ha hablado ya sobre este asunto con el ministerio de Interior y éste ha dado el visto bueno en la colaboración policial. Y es que, también se solicita en el protocolo la «colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado» para vigilar «las zonas anexas al estadio para evitar posibles aglomeraciones y proteger los espacios». Y es que, no es descartable que se produzcan románticas quedadas para, al otro lado de los muros, intentar insuflar ánimos a los jugadores que en ese momento estén jugando sobre el terreno de juego.

Para entrar al estadio, se habilitarán «tres puertas limitándose el acceso por ellas». Una de ellas será «de uso exclusivo para las plantillas deportivas, técnicas y el equipo arbitral». Habrá una segunda «dedicada a todo el personal que accederá al estado para trabajar en los elementos de preparación para los partidos» y la tercera y última será para «el resto de personal». Antes de entrar, cada persona deberá «acreditar la identidad, tomarse la temperatura corporal, estar en el listado oficial de La Liga de personal óptimo para entrar en el estadio, llevar puesta mascarilla y guantes, lavarse las manos con hidro gel alcohólico y aportar un documento de la última prueba médica realizada (24 horas antes) antes del encuentro con resultado negativo».

Cada uno de los clubes deberá «marcar y delimitar las zonas de recorrido en el estadio para los distintos intervinientes». Cada zona deberá estar perfectamente marcada «estableciendo los niveles y control de acceso a los mismos tomando las medidas oportunas para evitar el paso de una zona a otra de las personas no autorizadas». Ahí tiene trabajo el Racing.

Deberes para los clubes
Comentarios