09.05.2021 |
El tiempo
domingo. 09.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Un cuarto portero para el Racing

  • Oltra ha sumado a los entrenamientos al joven Germán Fernández, que apenas pudo actuar con el rayo esta temporada por culpa de una lesión en la muñeca  
  • Se sometió al test de la semana pasada al ocupar la plaza de Barral
Germán Fernández, en primer término, estirando antes del entrenamiento. / LaLiga
Germán Fernández, en primer término, estirando antes del entrenamiento. / LaLiga
Un cuarto portero para el Racing

Desde esta semana, el Racing no cuenta sólo con tres únicos porteros, sino con cuatro. Ha reclutado a un joven guardameta del filial que apenas ha podido tener protagonismo esta temporada por una larga y dura lesión pero que, de pronto, se ha visto entrenando con el primer equipo a las órdenes de José Luis Oltra. Hasta su vuelta, ocupará la plaza de David Barral, que cayó en desgracia el primer día de esta atípica pretemporada y que, al parecer, tiene para largo. No se le espera en los próximos días en La Albericia.

El elegido es Germán Fernández, de sólo 19 años y que, en concreto, se ha pasado toda la campaña en blanco por culpa de una rotura en el escafoides, que es un pequeño hueso de la muñeca. Fue la derecha la que cayó en desgracia y la que le ha privado de disputar el puesto en el Rayo Cantabria a Lucas Díaz. Lo podrá hacer si, finalmente, el filial disputa ese playoff exprés que ha programado la Federación.

Lucas Díaz, reclutado por Chuti Molina procedente del Oviedo el verano pasado, llegó incluso a debutar con el primer equipo cuando, a principios de temporada, se acumularon las lesiones de Iván Crespo y Luca Zidane. Ha sido un fijo en los entrenamientos de Iván Ania, Cristóbal y Oltra y a él se ha sumado ahora otro meritorio que, sobre todo, tiene como objetivo contar con un cuarto guardameta que permita al cuerpo técnico organizar ejercicios con cuatro porterías.

Si al Racing se le ha abierto esta oportunidad es ‘gracias’ a la lesión de David Barral, que dedicó ya el primer entrenamiento de esta nueva etapa a pasar consulta médica. Sufrió un problema muscular en el gemelo que no tuvo su origen en el primer entrenamiento, sino en los primeros días que pudo correr al aire libre al hacerlo sobre asfalto. En el club no especificaron el alcance de la lesión ni lo que la prueba de imagen había detallado, pero, con el paso de los días, ha quedado claro que fue víctima de una rotura de fibras cuyo tamaño también se desconoce. No fue una simple sobrecarga, por lo que estará varias semanas lejos de la rutina del grupo. Tanto es así, que ni siquiera se ha quedado en Santander a pasar el proceso de recuperación, sino que se ha ido a Madrid con un permiso del club.

Va para largo la vuelta del delantero. Y, además, para cuando vuelva, la competición estará a punto de empezar, va a ir a remolque y tardará en poder aportar algo a un equipo que precisará una buena profundidad de banquillo. El Racing se movió rápido y no dudó en aprovechar la vacante que le dejaba el delantero de San Fernando. No para sustituir su ficha por otra, algo que no puede hacer, sino para aprovechar mejor los entrenamientos y tener un mayor margen de actuación. La Liga ‘sólo’ permite realizar tests a treinta futbolistas y sólo los que se sometan a los mismos pueden entrenar o competir. Y Germán pasó los de la semana pasada y por eso pudo empezar a ejercitarse el lunes con los demás, una vez que se conocieron los resultados y se supo que había dado negativo.

Al contar con un cuarto portero, todo se agiliza un poco más. Por ejemplo, al realizar ejercicios de remate a portería o de acciones de juego, se puede utilizar una cuarta portería. Es algo que, sobre todo, se comenzó a experimentar ayer, cuando el equipo verdiblanco completó una segunda jornada de entrenamientos con dos sesiones tras la que había tenido también siete días atrás. Y lo cierto es que, aunque La Liga recomienda a los equipos que, en la medida de lo posible, todavía se eviten los contactos y se mantenga la distancia a pesar de permitir realizar entrenamientos grupales, en las imágenes que traslada la organización de la competición ya se ven acciones reales de juego. Poco a poco se van acercando a lo que buscan.

Grupos. Hasta la fecha, José Luis Oltra no ha dividido sus grupos, como sí hacen en otros equipos, por líneas de juego. Más o menos, los hace equilibrados habiendo defensas, centrocampistas y delanteros en todos ellos. Aunque todavía es complicado organizar partidillos, sí hay ejercicios que se asemejan y, por ejemplo, ayer el cuerpo técnico decretó una serie de ejercicios de posesión en los que un equipo le tenía que quitar el balón al otro. El esférico tiene cada vez más importancia y eso es algo que agradecen los futbolistas verdiblancos.

El cuerpo técnico está afrontando una etapa delicada en la que ha de conseguir la mejor preparación posible para un equipo que ha de conseguir una remontada de órdago en once partidos y, a la vez, impedir que haya lesiones. Por ahora, sólo ha caído David Barral pero el peligro va a estar ahí al retomar la actividad tras casi dos meses confinado y tener por delante una perspectiva con esos once encuentros a disputarse en apenas seis semanas.

Para hoy, el entrenador y sus ayudantes han programado una sola sesión de entrenamiento que comenzará a las diez y media. Como está sucediendo estos días, la llegada será escalonada para que los jugadores no se crucen en todo el proceso y puedan mantener en todo momento la distancia aconsejada para mantener la seguridad. El equipo está ya sumido en esta segunda etapa de vuelta a la actividad que comenzó con sesiones individuales la semana pasada y que ahora han pasado a ser de grupos de diez. El siguiente paso serán ya entrenamientos colectivos con todo el plantel al unísono.

Un cuarto portero para el Racing
Comentarios