08.07.2020 |
El tiempo
miércoles. 08.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Cuarta cita de ‘alto riesgo’

Al igual que el del domingo pasado, el próximo partido en el Sardinero, que será ante el Zaragoza, también exigirá el grado máximo de seguridad por los incidentes que hubo en diciembre
Los aficionados del Racing llenaron las gradas en el partido ante el Sporting. / Cubero
Los aficionados del Racing llenaron las gradas en el partido ante el Sporting. / Cubero
Cuarta cita de ‘alto riesgo’

La Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte ha acordado declarar de alto riesgo el próximo partido que se disputará en El Sardinero. Será el próximo sábado, último día del presente mes de febrero, a partir de las nueve de la noche. Y lo que obligará a potenciar e incrementar la seguridad será que el equipo visitante será el Real Zaragoza. Ya hubo incidentes en los prolegómenos del encuentro que racinguistas y zaragocistas disputaron en La Romareda y existe un lógico temor a que haya deudas pendientes entre ambas aficiones. De ahí que se haya tomado esta decisión.

En concreto, será el cuarto partido disputado en El Sardinero esta temporada que reciba la calificación de alto riesgo, lo que hace incrementar el protocolo de seguridad y el número de efectivos policiales pendientes de lo que suceda antes, durante y después del partido. Los tres anteriores fueron contra el Deportivo y contra los dos equipos asturianos: el Oviedo en el último partido del 2019 y el Sporting el pasado domingo.

Dicho encuentro ante el conjunto rojiblanco demandó una especial atención no tanto porque haya una animadversión entre hinchadas, sino por el amplio número de seguidores que se desplazó. El Racing había enviado 1.300 localidades que se agotaron en muy poco tiempo pero el número de sportinguistas en las gradas de El Sardinero fue prácticamente el doble. Con todo, no hubo ningún problema, durante todo el día convivieron con cordialidad ambas aficiones por las calles de Santander y sólo los integrantes de la peña ‘ultra’ del Sporting tuvieron una especial vigilancia y se les dirigió de forma directa al estadio.

Al ser en sábado, también se prevé un gran desplazamiento de aficionados del Zaragoza. Más aún, viendo que su equipo está lanzado y parece dirigirse hacia la Primera División. Con todo, lo que va a hacer extremar la precaución fue lo sucedido en el partido de ida, que ni siquiera fue hace demasiado tiempo, ya que fue el catorce de diciembre. Entonces, horas antes del envite, unos ochenta seguidores de ambos equipos se vieron metidos en una gran pelea en un parque de la ciudad. En concreto, según el parte policial, quienes protagonizaron ese episodio fueron integrantes de la peña zaragocista Ligallo y de la racinguista Juventudes Verdiblancas.

Dicho episodio tuvo sus consecuencias. En primer lugar, se ordenó la detención de veinte seguidores del Zaragoza identificados por haber participado en dicha pelea mientras que Antiviolencia propuso sanciones económicas a cuarenta y cinco aficionados del Racing. Todo está reciente y, obviamente, la policía estará pendiente desde días antes de que no se repita la historia y no se produzca ninguna quedada entre integrantes de las citadas peñas.

A los detenidos, cuyas edades oscilaban entre los 18 y los 32 años, les imputaron delitos de riña tumultuaria, desórdenes públicos y de odio. En el informe policial, se consideraba que los hechos acaecidos aquel catorce de diciembre están «claramente circunscritos» a la rivalidad que hay entre ambas aficiones «por parte de grupos conocidos como ‘ultras’, que actúan con gran violencia en los diferentes escenarios que visitan».

La pelea terminó con dos heridos, uno de cada hinchada, y obligó a intervenir a la Policía Nacional. Ésta envió directamente de vuelta a cuarenta aficionados verdiblancos que ni siquiera pudieron acudir al partido, aunque, posiblemente, fue lo que menos les importara aquel día. Por desgracia, aquel día no fue el primero, tampoco en tiempo reciente, en el que hay supuestos seguidores del Racing metidos en multitudinarias peleas. La penúltima había sido el curso pasado cuando el equipo verdiblanco jugó en Vitoria. Al final, se van acumulando los casos y eso obliga a estar sobre aviso.

Cuarta cita de ‘alto riesgo’
Comentarios