23.09.2020 |
El tiempo
miércoles. 23.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

«Cuando se reanude la liga, todo será diferente»

  • Asegura Borja Galán que el Racing tendrá «sus opciones» en lo que queda de temporada  
  • Cree fundamental el primer partido ante el Lugo
Borja Galán, prestando atención a las indicaciones de José Luis Oltra. / la liga
Borja Galán, prestando atención a las indicaciones de José Luis Oltra. / la liga
«Cuando se reanude la liga, todo será diferente»

Hay dos maneras de interpretar lo oportuno o lo inoportuno que fue para el Racing el repentino e inesperado parón de la temporada que, por ahora, se ha prolongado durante casi diez semanas. Por un lado, hay quien dirá que tocó detener el espectáculo justamente cuando el equipo parecía levantar la cabeza y estar ante las puertas de enlazar una buena racha que por fin le devolviera buena parte de lo que el fútbol le había arrebatado desde el mes de agosto. Por el otro, están quienes, aún reconociendo que el equipo de Oltra apuntaba buenas maneras, ya era tarde y que era utópico pensar que fuera a conseguir las seis o siete victorias que como mínimo necesitaría para salvarse en los once partidos que quedan cuando sólo había sido capaz de conseguir cuatro triunfos en 32 partidos. Y por eso el parón pudo ser oportuno, ya que, cuando el balón eche a rodar, todo será nuevo. A quien le salía todo puede que ya no le salga nada y quien parecía gafado, puede empezar a avanzar a la velocidad de quien lucha por un ascenso. Todos son incertidumbres. Y de ese escenario sacan partido quienes parecían perdidos.

De esta última opinión es Borja Galán, uno de los jugadores fichados durante el mercado invernal. Curiosamente, llegó procedente del Deportivo, que durante buena parte de la primera vuelta pareció desahuciado. Fue el único que, durante mucho tiempo, parecía ser peor que el Racing. Sin embargo, le cedió a un jugador a finales de mes. Quizá, porque para entonces ya había sido capaz de revertir la situación a lo grande y llegar a la conclusión de que sus enemigos directos no eran los que estaban abajo. Sueña con no haberse equivocado.

Galán comenzó enlazando titularidades. Se descubrió como un futbolista generoso en el trabajo, lo que ya le hizo ser diferente a lo que el Racing tenía en los extremos. Después, fue perdiendo protagonismo pero se hizo evidente que podía ser un jugador con capacidad de aportar. Se le vio implicado y es de los que, a pesar de concluir su vinculación con el club cántabro el próximo treinta de junio, está decidido a seguir más allá de ese día luchando por el objetivo para el que se comprometió. Y lo mejor es que, según asegura, en el interior del equipo están «convencidísimos de que es posible conseguir el objetivo». Y para ello considera fundamental lo que suceda el primer partido que tengan que disputar tras el largo parón que, si todo va bien, habrá durando tres meses. No sólo porque comenzar con buen pie les permitirá recibir un impulso anímico, sino también porque delante tendrán a un rival «directísimo» como es el Lugo. «Si ganamos ese partido, lo podremos ver todo un poco más cerca quedando todavía diez partidos por delante», remarca. Por eso quieren llegar bien a esa cita. Están «convencidos» de que es posible lo que parece imposible y a ello van.

En opinión de Borja Galán, fue «una ventaja» haberse ido al confinamiento tras haber logrado una victoria porque, sin esos tres puntos cosechados en Soria, «ahora se vería todo mucho más difícil». Habría resultado más complicado mantener la llama de la ilusión durante dos meses encerrados pero ese triunfo en Los Pajaritos les dio «la posibilidad de estar ahí en la pelea». Y es fundamental no haberse quedado tirado en mitad de la carretera porque, como advierte el extremo verdiblanco, «cuando se renueve la liga, todo será completamente diferente». Las piernas de cada uno ya no serán las mismas y, además, habrá que afrontar «partidos cada pocos días», lo que lo hará todo diferente. «Y ahí vamos a tener nuestras opciones», vaticina.

Ganas de balón. Reconoce Borja Galán que a los jugadores les ha venido «muy bien» volver a los entrenamientos por mucho que todavía no sean como los que han conocido siempre. «Ya había ganas de tocar balón con compañeros porque, aunque ya estuvimos trabajando la semana pasada aquí en La Albericia, eran entrenamientos individuales y no era lo mismo». De este modo, el centrocampista del Racing se muestra satisfecho por notar que, «poco a poco», empieza a «recuperar sensaciones».

El paso adelante dado esta semana por los equipos ha permitido un «mayor acercamiento a la normalidad». «Con grupos de diez, ya podemos hacer nuestros rondos y nuestras posesiones y tener así más sensaciones de verdadero fútbol, que es lo que necesitamos para sentirnos futbolistas», admite Galán. Y había ganas porque no es sencillo para nadie estar dos meses metido en casa. Reconoce el jugador del Racing que, «mentalmente», se le hizo «complicado» todo ese periodo de confinamiento. Cree que «nadie, ningún deportista en su vida, estuvo tanto tiempo parado y sin poder salir de casa». Reconoce que fue «una situación nueva» pero también que la ha sido «igual para todos». «Hemos estado todos los equipos en igual situación, parados todos porque todo el país lo estaba y, a partir de ahí, quien mejor se adapte a esta nueva situación, conseguirá una pequeña ventaja», apunta.

Durante todo ese tiempo sin poder salir a la calle ni poder salir ni tan siquiera a entrenar, recibieron el asesoramiento de Marcos Chena para intentar mantener la forma. Recalca Borja Galán que el preparador físico verdiblanco «se ha partido la cabeza» y se la ha partido a ellos mismos para intentar mantenerles lo más activos posible. Hubo sesiones tanto individualizadas como por grupo realizando «juegos y dinámicas quizá más de culturilla general» que les hizo todo un poco más ameno. De este modo, considera que, «dentro de la negativo de esta situación, también ha habido momentos positivos».

No sería él el primer jugador del Racing que defendiera que incluso han salido reforzados como bloque después de esta experiencia alejados y unidos sólo por las nuevas tecnologías. Afirma Galán que en el seno del equipo tenían «claro que, antes o después, esto se iba a retomar» y recuerda que era eso lo que más querían. «Teníamos esa convicción, esas ganas y esa fe de lograr el objetivo en el campo», añade. Y para ello era básico mantener «esa motivación extra que ha enchufado en el grupo Marcos (Chena) con sus ejercicios y con sus juegos, que han hecho que estemos todos implicados y compitiendo a pesar de la situación que todos teníamos encima».

Durante todo este tiempo de confinamiento, Borja Galán aprovechó para ponerse «al día con la carrera, la cual tenía un poco descuidada». De este modo, ha podido «encarrilar alguna asignatura que tenía un poco olvidada con el día a día del fútbol». Más allá de eso, la parte positiva que ha tenido detener de golpe la rutina ha sido la de poder pasar «más tiempo» con su novia y con la familia de ésta. No hay mal que por bien no venga. Poco a poco, se va retomando la normalidad y recuerda el jugador verdiblanco que en los últimos días ya se ve «alguna terraza abierta o gente dando paseos». Lo que sí pide es que se siga «teniendo cuidado y no nos relajemos porque venimos de pasarlo muy mal los dos últimos meses». «A todo el mundo le apetece disfrutar y más aún con este tiempo, pero siempre hay que hacerlo con un punto de responsabilidad porque te lo puedes pasar bien cumpliendo las obligaciones», concluye.

«Cuando se reanude la liga, todo será diferente»
Comentarios