28.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 28.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

RACING

«No creo que seamos los dos peores equipos de la categoría»

Sergio Ruiz recuerda que ganar mañana en La Coruña sería «una buena manera de coger confianza y de comenzar bien el año»

Sergio, escapando de sus compañeros durante el entrenamiento de ayer. / Cubero
Sergio, escapando de sus compañeros durante el entrenamiento de ayer. / Cubero
«No creo que seamos los dos peores equipos de la categoría»

A estas alturas, la clasificación no engaña. O no debería hacerlo. Ha pasado ya el suficiente tiempo y se han disputado ya los suficientes partidos como para ir poniendo a cada uno en su sitio. Cuando menos, los equipos ya saben a día de hoy si les va a tocar soñar, pelear por mantenerse en una zona templada o por huir de la quema. Todos están colocados. Y los dos equipos que se enfrentarán mañana en Riazor  son conscientes de que lo están haciendo mal porque, de lo contrario, no estarían metidos en el agujero en el que están sumidos. Ya les empieza a faltar el oxígeno y por eso saben bien que no pueden fallar. No se lo pueden permitir.

La clasificación dice que son los que peor lo han hecho hasta la fecha pero Sergio Ruiz, que apunta a repetir titularidad y que con Cristóbal ha recuperado un protagonismo que Ania le había arrebatado, tiene claro que hay equipos con peores argumentos. «No creo que seamos los dos peores», dice el cántabro. La puntuación que llevan no dice lo mismo, pero él está seguro. Admite que si están tan abajo a estas alturas «será por algo», pero también tiene claro que tienen potencial para salir de donde están: «Por jugadores y por juego, no somos los dos peores, pero estamos cometiendo errores que nos hace estar ahí abajo».

Es con esos errores con los que hay que terminar. El primer paso es localizarlos y Sergio los tiene fichados. Cree que son, eminentemente, «no dominar los últimos minutos o no meter las ocasiones» que genera el equipo. «Son circunstancias que hay que mejorar porque ya llevamos una vuelta entera y hay que solucionarlos ya», insiste el medio centro cántabro. Sobre todo, porque una vez que se cruza el ecuador del calendario, el tiempo empieza a apremiar y va más deprisa. Cada punto comienza a tener más valor y cada partido más dramatismo. Y el Racing es un equipo nervioso. Eso lo sabe. Ni siquiera es capaz de permitirse recibir un revés porque se viene abajo.

«La clasificación dice que somos los peores clasificados», recuerda Sergio en relación a los dos contendientes que se verán mañana las caras en un partido que no oculta que es «importantísimo». Que cada uno lo llame como quiera. Unos dirán que es una final y otros que no, pero lo que tiene claro Sergio es que va a ser «un partido complicado» pero que puede tener un premio gordo: «Si lo conseguimos sacar adelante, será una buena manera de coger confianza y de empezar bien el año». De hecho, de ganar, el Racing habría sumado cuatro puntos de seis posibles a domicilio y estaría en camino de salvar un mes de enero que ha anunciado dificultades desde el primer momento.

Considera el medio centro cántabro que para corregir esos errores que tiene localizados sólo se puede «trabajar y analizar las derrotas para ver todo lo que sucede durante el partido». Una vez alcanzadas las conclusiones, intentar «no cometer los mismos errores». Cree que sólo así encontrará el Racing el camino «que le lleve a conseguir victorias».

El Racing, de luto por el fallecimiento en la tarde de ayer de Valentín Raba

El Racing está de luto por el fallecimiento, en la tarde de ayer, de su exfutbolista Valentín Raba. La entidad verdiblanca envió sus «más sinceras condolencias a los familiares y seres queridos de quien defendiera la camiseta de la escuadra cántabra en la década de los 60». El club racinguista, además, comunicó que su primer equipo portará brazalete negro en señal de duelo en el partido de mañana en Riazor. Valentín Raba (Santander, 1941) comenzó a jugar al fútbol en el juvenil del Real Madrid aunque llevaba el balón en su ADN, pues su padre fue portero del Racing en los años 20. La campaña 59 - 60 llegó al filial blanco y tras militar en el Salamanca, la Real Sociedad y el Celta, se incorporó al conjunto verdiblanco en 1963. Centrocampista técnico y con gran juego aéreo, se estrenó con el Racing ante el Deportivo en Los Campos de Sport -Segunda División- y perteneció al club cántabro dos etapas diferentes: 1963- 65 y 1966- 68.

Dar continuidad al segundo tiempo completado en Miranda puede ser un buen punto de partida, pero siempre sucede algo que impide al conjunto cántabro completar noventa minutos a un buen nivel. Y es difícil explicar por qué sucede. «Cuando se ve desde fuera parece fácil», apunta Sergio en primer término. Sin embargo, deja claro que es «difícil estar ahí dentro y asimilar esos minutos finales». Y pone el ejemplo de lo sucedido contra el Fuenlabrada, cuando el Racing se puso 2-0 con la sensación de tener el encuentro controlado. Sin embargo, todo cambió de repente. Llegó la galerna. «Jugando con uno menos, piensas que toca encerrarse y que no se juegue, pero, sin querer, nos hicieron dos goles y poco más y nos ganan el partido», recuerda el centrocampista verdiblanco. Sostiene que son situaciones que no controlan «bien» y que han de tratar de superar «en la segunda vuelta porque, de lo contrario, tendremos pocas opciones».

Les espera mañana un campo que, según anuncian en La Coruña, tendrá sus gradas llenas. Son conscientes en territorio gallego de lo que se juegan y la respuesta del público estará a la altura. A Sergio no le preocupa porque, de hecho, recuerda que «a todo el mundo le gusta jugar con mucha gente en el campo y buen ambiente». Lo malo es que será en contra, por lo que da por hecho que el Deportivo estará «más cómodo porque juega en casa». Con todo, el jugador cántabro subraya que han de salir con sus «armas» a dar «lo mejor» de sí mismos «sabiendo que el partido va a ser largo y complicado y que habrá que aprovechar las oportunidades» que sean capaces de generar.

«No creo que seamos los dos peores equipos de la categoría»
Comentarios