09.08.2020 |
El tiempo
domingo. 09.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

«Con la conciencia tranquila»

Guillermo, celebrando el gol que valió los tres puntos contra el Huesca. / hardy
Guillermo, celebrando el gol que valió los tres puntos contra el Huesca. / hardy
«Con la conciencia tranquila»

El descenso matemático del Racing no le sentó mal a Guillermo, ya que ha sido a partir de entonces cuando ha abierto el tarro de las esencias y ha comenzado a marcar goles. Suma tres en cuatro partidos y, de esta manera, ha igualado la marca de Nuha, que hasta el fin de semana pasado seguía siendo el delantero centro del equipo verdiblanco que más goles había anotado esta temporada a pesar de haberse marchado en enero. La plusmarca estaba en tres, por lo que no hacía falta una inspiración extraordinaria para alcanzarla. Lo que sucede es que ningún ‘nueve’ estaba funcionando. Precisamente para arreglar esta carencia, el Racing se hizo con el delantero vasco durante el mercado invernal, pero a éste le ha costado encontrar puerta.

Guillermo marcó el gol de la honra contra el Extremadura, también el que adelantó a su equipo contra el Elche y el que por fin sirvió para conseguir la victoria el pasado fin de semana contra el Huesca. Esta buena dinámica le va a permitir terminar el curso con un buen sabor de boca desde el punto de vista exclusivamente personal y quizá le pueda servir para seguir buscando un equipo de Segunda División la próxima campaña. Cuando firmó por el Racing lo hizo por tres temporadas, pero éstas estaban condicionadas a conseguir la permanencia en el presente curso. Y esa opción voló ya hace tiempo.

Reconoció ayer el delantero vizcaíno, tras el primer entrenamiento de la semana después de haber descansado el lunes, que esa victoria del pasado sábado contra el Huesca les dejó «buenas sensaciones». Sobre todo, porque les permite avanzar en su actual objetivo, que es marcharse de vacaciones «con la conciencia tranquila». Para conseguirlo, insisten en salir cada jornada en busca de los tres puntos por mucho que no les sirvan más que para molestar al rival. Es su trabajo. Y, en ese sentido, el pasado fin de semana pudieron a «un equipo que posiblemente jugará en Primera el año que viene». «Aunque el objetivo que perseguíamos ya está imposible, al menos se trata de terminar bien y con la cabeza alta», insistió.

El siguiente envite que le espera al Racing es el que tendrá lugar el próximo viernes en Oviedo, que tiene la permanencia encarrilada pero todavía no certificada matemáticamente. Aún así, a pesar de que el bando asturiano se estará jugando «muchas cosas», Guillermo insiste en que van a salir con todo y a por todas «por el bien de la competición». «Tenemos un escudo y una camiseta que hay que respetar y por eso nosotros vamos a dar el cien por cien en todos los partidos», avisó el delantero centro verdiblanco.

Recordó Guillermo que «el objetivo básico» con el que había partido el conjunto cántabro a principios de curso era la permanencia pero que, a pesar de no haberla conseguido, la plantilla está formada por «profesionales» que no pueden «bajar los brazos» y que han de «darlo todo hasta el último minuto de la temporada». «Llevamos un escudo que tiene a gente detrás, se trata de un club importante y, aunque sea por una cuestión de respeto, hay que salir con el objetivo de ganar todos los partidos», añadió.

Respecto a la buena racha goleadora con la que está terminando el campeonato, Guillermo se mostró contento y satisfecho de poder «ayudar al equipo». Recordó que en este caso está siendo «con goles, sobre todo este último que por lo menos sirvió para ganar». «Estoy contento dentro de lo que cabe porque, al final, el equipo ha descendido y eso es lo peor que te puede pasar, pero, dentro de eso, tú intentas aportar, unas veces con goles y otras sin goles, pero lo importante siempre es ayudar al equipo», concluyó el atacante vasco, que a buen seguro seguirá siendo titular el próximo viernes en el Carlos Tartiere.

«Con la conciencia tranquila»
Comentarios