22.05.2024 |
El tiempo

PRESIDENCIA RFEF

El caso Rocha: de presidente de la RFEF a imputado

El expresidente de la Comisión Gestora de la RFEF fue citado a declarar como testigo en la investigación sobre posibles contratos irregulares del organismo durante los últimos cinco años y este mismo viernes fue proclamado candidato único en las elecciones
El expresidente interino y ahora candidato a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Pedro Rocha, a su llegada al Juzgado. / A. Pérez Meca
El expresidente interino y ahora candidato a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Pedro Rocha, a su llegada al Juzgado. / A. Pérez Meca
El caso Rocha: de presidente de la RFEF a imputado

La situación de Pedro Rocha se ha vuelto insostenible, con acusaciones que incluyen su imputación en el caso Brody y un expediente abierto por el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAD). Rocha, quien esperaba ser elegido presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF), se enfrenta ahora a ser inhabilitado debido a su imputación en un presunto caso de corrupción dentro de la Federación.

La imputación de Rocha en el caso Brody, que involucra presunto desvío de fondos en la Federación, ha generado dudas sobre su idoneidad para liderar la FEF. Aunque Rocha ha afirmado que él no manejaba el dinero, su posición como vicepresidente con Luis Rubiales lo coloca en una posición comprometida.

La posibilidad de que Rocha sea inhabilitado plantea la necesidad de iniciar un nuevo proceso electoral, con la presentación de candidatos que deben contar con al menos 21 avales para participar en las elecciones. La situación actual, donde Rocha era el único candidato proclamado por la Comisión Electoral, ha sido criticada como una "dictadura bananera del fútbol", destacando el control monopolístico que Rocha ejerce sobre las Territoriales.

Carlos Herrera y Eva Parera, quienes también aspiraban a la presidencia de la Federación, se enfrentaban a obstáculos significativos debido al sistema de control interno establecido desde hace décadas. La esperanza reside en que el Consejo Superior de Deportes y el TAD tomen medidas para descartar a Rocha como candidato y convocar elecciones que sean más transparentes.

En resumen, la situación de Rocha, imputado y enfrentando un expediente del TAD, pone en tela de juicio su capacidad para liderar la Federación Española de Fútbol, mientras que figuras como Carlos Herrera abogan por una limpieza en el proceso electoral para asegurar la transparencia y la integridad en la elección del próximo presidente.

El caso Rocha: de presidente de la RFEF a imputado
Comentarios