26.09.2020 |
El tiempo
sábado. 26.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Los cántabros sólo saben subir

Pedreña se jugará el ascenso a la ACT este próximo fin de semana en el playoff que se disputará en Bermeo y Portugalete.
Pedreña se jugará el ascenso a la ACT este próximo fin de semana en el playoff que se disputará en Bermeo y Portugalete.
Los cántabros sólo saben subir

Es una semana clave para Pedreña. En el seno del equipo son bien conscientes de que la temporada va como la seda, que van cumpliendo objetivos, que han satisfecho las expectativas que habían levantado durante el invierno y que están donde tenían que estar a estas alturas de la historia. Y donde tenían que estar es a las puertas de jugárselo el todo por el todo en sólo dos regatas. Ya no vale de nada lo hecho en los meses anteriores porque, por injusto que parezca, el año será bueno o malo en función de lo que suceda este fin de semana en Bermeo y Portugalete. Suena tan injusto como apasionante.

Será la sexta ocasión en la que un cántabro dispute esta doble cita a susto o muerte en la que se ponen en juego dos pasaportes para remar en la próxima edición de la ACT. Astillero ha disputado el playoff dos veces, otras tantas Camargo y una Laredo. En dos ocasiones ha sido para defender la plaza en la máxima categoría y en las otras tres ha sido para pelear el ascenso, que es lo que quiere hacer Pedreña este año. Y lo bueno es que los precedentes con los que acudirá la trainera trasmerana son positivos porque los cántabros siempre han salido a hombros de la decisiva regata de Portugalete cuando han ejercido de representantes de la ARC 1. En cambio, cuando han luchado por la permanencia siempre han fracasado.

Astillero ha participado dos veces en este playoff. Una fue en el 2009, cuando convirtió la cita en el último escollo para volver al mismo lugar en el que estaba antes de meterse en el conflictivo agujero que le dejó fuera de juego un par de años y le obligó a comenzar a caminar de nuevo en la ARC 2. Se paseó en la categoría de bronce en el 2008 y prácticamente hizo lo mismo un año después en la ARC 1. Sin embargo, para entonces el ambiente ya estaba más estropeado, lo que impidió a la ‘San José’ clasificarse para La Concha cuando sí lo había hecho el año anterior y fue sorprendido por San Juan en la primera jornada del playoff. Con todo, acabó ganando éste dejando fuera de juego a quien defendía su plaza en la ACT, que era Meira. De hecho, éste es, probablemente, el equipo que más experiencia tiene en estos playoffs y quien más veces ha dado al palo.

Quizá la última fue la más dolorosa porque de nuevo se volvió a cruzar con Astillero. Sucedió en el 2018. La ‘San José’ llegó al playoff tras haber ganado de manera solvente la ARC 1 y tras haberse llevado una buena colección de banderas a casa. Parecía el favorito para pasar el corte pero en Bermeo firmó una de sus peores actuaciones del verano. Sólo fue capaz de marcar el cuarto mejor tiempo quedándose a siete segundos de Meira, que había sido segundo, y a casi medio minuto de Lekittarra, que demostró saber llegar al momento de la verdad en un estado de forma ideal porque, tras pasarse el verano a la sombra de los cántabros, dominó de cabo a rabo el playoff. Aquello parecía imposible de remontar pero, de pronto, a la ‘San José’ le salió todo redondo al día siguiente en Portugalete. Fue el más rápido, su rival gallego fue tercero, ambos empataron a siete puntos y sólo consumó el éxito el bote astillerense por 44 centésimas. No es nada, pero en ese abrir y cerrar de ojos estuvo la frontera entre e éxito y el fracaso.

Ahí tiene una buena lección que tener en cuenta Pedreña este fin de semana, cuando afronte un playoff así por vez primera en su historia. Fue de los fundadores en la ACT y, tras más de una década e la misma, bajó de manera directa al quedar último en la tabla. Después, desde que cayó a la ARC 1, siempre estuvo en un segundo plano sin acercarse nunca a pelear por clasificarse para esta doble regata decisiva. Hasta este año, cuando llegará al playoff entrando en prácticamente todas las quinielas. Lo hará sabiendo que, aunque el sábado en Bermeo no tenga su día, aún se podrá dar la vuelta a la situación al día siguiente como lo hizo Astillero hace dos años. Dos regatas son muy pocas, pero todo puede cambiar de un día para otro ya sea para bien o para mal.

10 años de camargo. Más plácido fue el ascenso de Camargo. Diez años se cumplen ahora de ese histórico 2010 en el que tanto el sábado como el domingo marcó el segundo mejor tiempo, siempre cerca de Zumaia y a distancia de Meira y de Santurtzi. Lograron colocarse entre los mejores aunque poco les duró la alegría porque sólo doce meses después fracasaría la ‘Virgen del Carmen’ en ese playoff que tan bien le había ido un año antes. Entonces, ya no acudió con la esperanza del ascenso, sino con la necesidad de permanecer en la máxima categoría. La trainera pilotada por Pedro Gabancho, fiel a su estilo, había ido de menos a más hasta firmar un mes de agosto pletórico que lo comenzó como colista a once puntos de penúltimo y lo terminó salvándose del descenso directo. Se la jugó a la doble cita de Bermeo y Portugalete. Fue cuarto el primer día y tercero el segundo. El premio se lo llevaron Portugalete y Zierbena y los de verde sólo superarían a Cabo y Chapela, lo que resultó insuficiente.

Una historia similar siguió Laredo, que ha sido la otra trainera cántabra que ha participado en el playoff. Como la ‘Virgen del Carmen’ en el 2011, lo hizo para defender un sitio en la ACT. Con todo, parecía condenado de antemano porque la ‘Pejinuca’ no había resultado competitiva en aquel 2008 y había acabado última en todas las regatas de la máxima categoría. Si disputó el playoff fue porque aquel entonces no había descensos directos y todos tenían una doble oportunidad que, aún así, los cántabros desaprovecharon.

Con este repaso se ve que a las traineras cántabras siempre les ha ido bien cuando han acudido a la cita de Bermeo y Portugalete para ascender y han fracasado cuando lo han hecho para permanecer. Y Pedreña irá para ascender. Sus rivales serán Zarautz, que será quien defienda su estatus entre los doce mejores, San Pedro, a quien los trasmeranos conocen bien tras librar intensas batallas con él durante todo el verano, además de los gallegos de Tirán y Meira. Estos dos estuvieron atrás en la Clasificatoria de La Concha, que es la única vez que se han cruzado todos, pero si algo dicen también la historia y los precedentes es que hay que fiarse poco de ese dato. En Pedreña no lo hacen. Saben que este fin de semana van a tener que remar mucho y, sobre todo, muy bien para alcanzar su gran objetivo.

Los cántabros sólo saben subir
Comentarios