22.09.2020 |
El tiempo
martes. 22.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Cambio de estrategia

De izquierda a derecha: Justo Sisniega, Víctor Diego, Alfredo Pérez, Tuto Sañudo, Pedro Ortiz, Víctor Alonso, José María Amorrortu, Cali Trueba y Pedro Menéndez. / hardy
De izquierda a derecha: Justo Sisniega, Víctor Diego, Alfredo Pérez, Tuto Sañudo, Pedro Ortiz, Víctor Alonso, José María Amorrortu, Cali Trueba y Pedro Menéndez. / hardy
Cambio de estrategia

Apenas unas horas después de poner fin a una de las temporadas más tristes de la historia del Racing, los propietarios del club dieron a conocer al equipo que se encargará de confeccionar el nuevo proyecto deportivo. Y la apuesta ha sido por coger los folios en los que se escribieron las líneas maestras sobre las que Alfredo Pérez y Pedro Ortiz quisieron proyectar su idea de club para hacer una bola con ellos y tirarla a la basura. No sirve. En su día entendieron que lo mejor era dar las llaves a una sola persona para que hiciera y deshiciera a su antojo pero no salió bien. Salió fatal. Se equivocaron de persona y eso ha hecho que hagan borrón y cuenta nueva. Parecen funcionar en modo ensayo - error y han apostado por dar forma a una comisión deportiva similar a la que se creó en la primera temporada de presidencia de Manuel Higuera. Tanto es así, que en la nueva habrá una figura que ya estaba en la de entonces. Se trata de Víctor Diego, que se encargará de las relaciones institucionales y de mantener un contacto con el entono social de la entidad.

No hubo sorpresas de última hora y los nombres que ya se manejaban y que fueron expuestos ayer en estas páginas estarán ahí. De hecho, la noticia quizá estuviera en la ausencia, ya que el Racing no presentó ayer a su entrenador. Dio a conocer a todos los integrantes de la comisión deportiva pero falta uno de los pilares fundamentales. Todo apuntaba a Javi Rozada, pero ahora su nombre ha quedado entre interrogantes, por lo que no hay que descartar sorpresas de última hora. Con todo, según las palabras del propio presidente verdiblanco, es posible que haya que esperar unas semanas para conocer su nombre. Dijo no tener prisa porque la temporada no comenzará hasta mediados de octubre, por lo que van a tener «más tiempo de lo normal». «Entiendo que a lo lago del mes de agosto se cierre, quizá en la primera o en la segunda semana», dijo. No precisó más. Sí anunció que, sea quien sea, formará parte de dicha comisión porque así lo quiere también José María Amorrotu.

Éste es el nombre clave del nuevo proyecto de club. No se quiere denominar a sí mismo director deportivo porque no va a hacer vida en Santander ni dice poder estar al 100% como a él le gustaría. Su papel fundamental, como él mismo expresó, será «marcar un camino y diseñar un plan de trabajo con una metodología adecuada» para construir el Racing que tiene en la cabeza. Junto a él estará Pedro Menéndez en labores de secretario técnico y, al parecer, con la mayor capacidad de decisión a la hora de cerrar fichajes. Junto a éstos estará Cali Trueba, mano derecha del técnico vasco desde hace mucho tiempo, Justo Sisniega, que seguirá siendo el coordinador de la base, Víctor Alonso, que se mantendrá como director general, y los dos propietarios del club

Admitió Alfredo Pérez que están lanzando una «apuesta contraria» a la que habían lanzado hace un par de años. «Cambiamos de modelo en la parte deportiva y ahora apostamos por un trabajo en equipo, que es lo que transmite la formación de una comisión deportiva», explicó. Al presidente verdiblanco le gusta ejercer de vendedor y no se cortó a la hora de asegurar que dicha comisión estará formada por «los mejores».

En su opinión, se unirán dos facetas. Por un lado, «la experiencia y el conocimiento que puede tener José María Amorrortu» y, por otro, «las ganas, la juventud, el día a día y la guerra que puede tener Pedro Menéndez, que viene de un equipo pequeño de Segunda B y que es un loco del fútbol, tal y como él reconoce». Con ambas virtudes, unido al «conocimiento de nuestra base que aporta Justo Sisniega y el análisis del jugador y su capacidad de ir más allá de lo que se ve en un partido de fútbol, que es lo que aporta Cali», tiene la certeza de haber construido «un equipo que pueda ser la base para el Racing del futuro».

A pesar del paso atrás que supone un cambio de modelo tan radical, Alfredo Pérez no se mostró arrepentido por haber depositado toda su confianza en Chuti Molina. «Otra cosa es que se reconozca que, desde mi punto de vista, se podía haber hecho mejor», precisó. Explicó que el giro radical se debe, sobre todo, a lo aprendido en los dos años que lleva metido en el fútbol. «Si hubiera tenido esta experiencia entonces, quizá no hubiera elegido ese modelo», apuntó. Lo que parece claro es que la figura de Amorrortu parece ser opuesta a la de su antecesor. Lo que él ha buscado con el técnico vasco es construir un «modelo de club que se vea de arriba abajo» porque, por ejemplo, afirmó que no le había gustado «la separación entre el primer equipo y la cantera». «No entiendo esa diferenciación y tenemos que buscar a alguien que sienta eso como principio», precisó. En su opinión, la figura del vizcaíno responde a esa necesidad porque «es un hombre de club y tiene filosofía de club no como imposición, sino como conocimiento». Por eso entiende que es «quien más encaja en el proyecto».

salud financiera. Son conscientes los dirigentes de la entidad que esa idea que transmiten necesita un tiempo y por eso quisieron dejar claro que no se trata de «un proyecto de Pitma, sino del Racing». «Nosotros no queremos hacer un proyecto para hacerlo bonito y vender, sino que nosotros entramos aquí para salvar al club. Y, una vez salvado, que pueda caminar de manera independiente sin tener que estar constantemente pagando un rescate por seguir vivo», apuntó. Y cree que eso lo han conseguido. Sobre todo, porque la situación financiera «es buena» y, de hecho, ya adelantaron que el proyecto deportivo contará con millón y medio la próxima campaña. Y lo mejor es que para conseguir ese dinero no hará falta que los propietarios tengan que poner nada gracias a los «ingresos atípicos» por las ventas de Yoda y de Sergio, por la recuperación del aval de 500.000 euros que hubo que poner el curso pasado para jugar en Segunda y por la ayuda del descenso. Lo que sí van a tener que apoquinar es el pago del concurso.

Presumió Alfredo Pérez de haber conseguido que el club sea capaz de avanzar por sí mismo y de sobrevivir tanto en Segunda B como en Segunda. «Ya no tiene que ir pidiendo permiso por las aceras para vivir como club», señaló. Presumió de una buena colección de éxitos en la faceta extradeportiva y por eso avaló la continuidad de Víctor Alonso. «La gente puede opinar del trabajo de otros con bastante alegría porque no están acostumbrados a que opinen del suyo», afirmó. De hecho, culpó al dirigente murciano del «ochenta por ciento de los éxitos» de la faceta no deportiva conseguidos. Por eso considera «un poco absurdo castigar al que es el responsable de lo bueno que se ha conseguido».

Lo que ahora toca es enderezar  lo que da sentido a todo, que es lo deportivo. Y para ello han confeccionado ese equipo de trabajo que tendrá como «objetivo número uno ascender». Todo ello, sin olvidar la idea de club que quieren trasladar y el cuidado por las categorías inferiores, ya que lo considera «compatible». «Tenemos que ascender pero también identificar a los mejores chavales ahora mismo, subir varios puntos en la formación de nuestros técnicos y traer competencia a nuestros chicos», detalló. Y es que, consideró «muy interesante reconocer el talento que haya en otras partes y traerlo para que nuestros jugadores compitan». Y puso el ejemplo de Javi Siverio.

Presentar el nuevo proyecto horas después de bajarse el telón de una temporada para olvidar busca reactivar a una afición que ha sufrido como nunca. A esos seguidores les dijo que, a partir de ahora, van a «dar el doble de intensidad para hacerlo mejor en la parcela en la que hemos fracasado», que es la deportiva. Para ello, han depositado la confianza en «las mejores personas» que han encontrado. Y cree que han tenido suerte por haberse topado con ellas y por haber contado con su disponibilidad. Además, quiso recalcar que la imagen del Racing hoy «nada tiene que ver con la que transmitía hace cuatro o cinco años». «Ahora podemos traer a cualquier profesional de primer nivel para que lo haga suyo también», concluyó.

Cambio de estrategia
Comentarios