07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Bustos confirma que está listo

Ayer jugó con total normalidad | «El parón me ha venido de lujo porque sólo me he perdido un partido», reconoce | «Cree que no hay que mirar la clasificación porque «es un caos»

Álvaro Bustos jugó medio partido y confirmó haber dejado atrás su lesión. / Hardy
Álvaro Bustos jugó medio partido y confirmó haber dejado atrás su lesión. / Hardy
Bustos confirma que está listo

Una de las mejores noticias que tuvo el partido que disputó el equipo cántabro en la mañana de ayer en La Albericia fue ver a Álvaro Bustos en plena forma y jugando con total normalidad. El jueves ya había completado con todos el entrenamiento, pero tomar parte de un partido intenso y semejante a cualquier otro de campeonato, fue la confirmación de que su lesión ha quedado atrás y de que el lunes comenzará con todos los demás a preparar el partido contra el Laredo. Más de lo mismo sucederá con Marco Camus y, de esta manera, Rozada recuperará así a dos jugadores que amenazan con ser importantes para los intereses verdiblancos del presente curso con vistas al derbi de San Lorenzo.

El jugador asturiano, que atendió a los medios presentes en las instalaciones Nando Yosu, reconoció que el parón que había sufrido el equipo al enlazar un aplazamiento por Covid con la jornada de descanso, «no le venía bien porque la dinámica estaba siendo positiva». Sin embargo, él tiene otro punto de vista y admite que, «personalmente», le ha venido «de lujo» porque ha hecho que, aunque haya sido víctima de una rotura de fibras que le mantuvo apartado tres semanas, sólo se vaya a perder una jornada.

Cuando ha vuelto a la rutina del grupo, se ha encontrado con el equipo preparando un nuevo sistema que, en su opinión, les va «mejor a los jugadores de banda». A él, al igual que a su compañero Camus, ya le tocó amoldarse a ejercer como carrilero porque forma parte de su profesión. «Si hay que jugar de carrilero, se juega de carrilero, pero también creo que es de extremo donde más rindo porque puedo aportar goles y ocasiones», admitió. Con todo, él está listo y dispuesto para todo.

Esa parte de la preparación del nuevo esquema se lo ha perdido porque ha estado «un poco apartado» durante buena parte de esta semana que terminó ayer. En el fondo, reconoce que es una maniobra que permitirá al equipo contar con más recursos sin necesitar decantarse por un dibujo o por otro de manera fija. Entiende que Rozada apostará por uno o por otro «según el rival que toque». Lo importante es tener bien interiorizados los conceptos que exige cada uno de esos esquemas.

Al final, independientemente del esquema que utilice el técnico asturiano, el concepto sigue siendo el mismo. Rozada busca construir un equipo identificable y que tenga cierta personalidad. En concreto, pretende que su equipo sea «un equipo junto, compacto y que vayamos todos a uno en defensa» mientras que, en ataque, quiere ver a un equipo «con personalidad, con extremos profundos y que lleguen a línea de fondo». «Que aportemos lo que tenemos dentro», resumió.

Considera Bustos que el inicio del campeonato resultó positivo para los intereses verdiblancos porque logró el Racing enlazar dos victorias consecutivas que le aportaron «mucha confianza para ir a por una tercera», pero entonces llegó el parón que nadie quería. Ante éste, sólo queda sacarle el lado «positivo» y éste pasa por disfrutar de una nueva «pretemporada para que los jugadores que no tenían el tono físico óptimo lo cojan y para que los lesionados no se perdieran jornadas». Él pertenece al segundo grupo porque es de los que se tragó las ocho semanas de trabajo previo al inicio liguero.

Quedarse en casa dos fines de semana sin jugar va a hacer que el Racing pase de ser el líder, que es el rol que adquirió cuando le tocó dejar de jugar, a verse incluso por debajo de los tres primeros en función de los resultados que se den este fin de semana. No cree Bustos que eso vaya a afectar a su moral o a su estado de ánimo porque, en el fondo, sus propias cuentas hablan de siete puntos de nueve posibles. Y es lo que vale. En su opinión, no van a mirar que tienen «uno o dos partidos menos porque, de lo contrario, este año sería todo un caos». La clasificación va ser siempre muy tramposa. Por eso sólo queda centrarse en ellos mismos. «Cuanto más lo hagamos, será mejor. Saber que hay que salir a ganar a cada campo y ya está», recalcó.

Destacó el extremo asturiano que le gusta estar pendiente de lo que sucede en otros lugares y que sigue la categoría en otros grupos. En concreto, le gusta ver al Pontevedra, que es de donde llegó el pasado verano, y también a todo ese grupo primero en el que compitió. Ve también a otros ‘gallos’ de otros grupos porque intuye que va a ser «un año muy duro para todos». Y lo será tanto dentro como fuera de los terrenos de juego.

Bustos confirma que está listo
Comentarios