11.07.2020 |
El tiempo
sábado. 11.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Sin adornos en El Sardinero

  • El Racing no tiene pensado decorar las gradas de el sardinero para reducir el impacto de verlas vacías  
  • Tanto la liga como la productora televisiva manejan varias opciones para que no se oiga el eco
Los jugadores del Racing alternaron ayer intensos rondos de siete contra siete con constantes carreras de extremo a extremo del campo. / la liga
Los jugadores del Racing alternaron ayer intensos rondos de siete contra siete con constantes carreras de extremo a extremo del campo. / la liga
Sin adornos en El Sardinero

El fútbol postconfinamiento no será igual que el fútbol preconfinamiento. Suceda lo que suceda, la temporada quedará para siempre dividida en dos y, aunque esto ya no lo sabrá nadie nunca, a buen seguro que no terminará de la misma manera que habría terminado si no se hubiera interrumpido. Los estados de forma variarán y, a buen seguro, habrá equipos que eran muy guapos a principios de marzo que quizá sean muy feos en junio. Todo se verá con otras gafas pero lo que más llamará la atención a simple vista, lo primero que chocará a los jugadores cuando salgan por el túnel de vestuarios y a los aficionados cuando enciendan la televisión será comprobar que no hay nadie en las gradas. Estarán vacías, se oirá el eco y convertirá el espectáculo en un deporte bien diferente.

El impacto será tremendo y los organizadores de todo este circo son conscientes de ello. Lo saben en La Liga y lo saben los responsables de la producción televisiva. Y durante todo este tiempo en el que la temporada ha estado sumida en un túnel, han estado pensando en la manera de reducir, en la medida de lo posible, esa triste sensación de ver unas gradas vacías. Así se disputaron los últimos partidos que hubo en Italia y así lleva ya diez días funcionando la Bundesliga alemana. Y no son pocos los que, al ver el resultado, les da más la sensación de estar viendo un partido amistoso de pretemporada que uno del tramo final del curso. Y no sólo por la falta de ambiente, sino incluso por el estado de forma de los futbolistas, ya que se les ve tiesos por la falta de ritmo. Y es que, hay que recordar que los jugadores del Racing, al igual que los del resto de equipos, volverán a saltar a un terreno de juego la segunda semana de junio tras casi tres meses sin jugar un partido, ni siquiera amistoso. Dos de esos tres meses, habrán estado dos metidos en casa y apenas contarán con cinco días para realizar entrenamientos convencionales. Es normal que el estado de forma sea muy limitado.

Será otro fútbol y hay quien se ha planteado introducir algún elemento nuevo en la grada para reducir el impacto. Sin embargo, en el Racing consideran que es mejor no tocar las cosas demasiado porque, en primer lugar, es arriesgado porque es fácil caer en una situación ridícula. Por otro, porque supone un gasto que entienden que tampoco merece demasiado la pena. Por esa razón, y a expensas de las indicaciones que pueda dar La Liga, han tomado la decisión de no decorar el graderío de Los Campos de Sport. De este modo, no introducirán ningún elemento de atrezzo ni idearán ninguna fórmula supuestamente imaginativa para que parezca que los jugadores no están solos. En principio, tampoco elaborarán carpas verdiblancas que cubran las butacas ni elaborarán grandes pancartas. No está en su agenda.

Durante todo este tiempo, se han planteado muchas posibilidades. Hay quien ha puesto encima de la mesa la opción de colocar imágenes de aficionados en las gradas y otros clubes que han visto una manera de conseguir unos beneficios extra proyectando publicidad sobre las mismas. En países como Corea, donde se retomó el fútbol a principios de mes, incluso usaron una especie de muñecas hinchables para ocupar el espacio. Por ahora, La Liga no ha ido por esta dirección pero hay que estar abierto a cualquier cosa. Si no es en directo, incluso podría serlo en la retransmisión televisiva. A buen seguro que las audiencias crecerán y las productoras pueden aprovechar para innovar en la retransmisión porque tendrán todo el estadio disponible para colocar sus cámaras en lugares donde habitualmente no pueden hacerlo.

Sonido pasado. Una cosa es lo que se haga en el interior del recinto deportivo y otra lo que aparezca por televisión. En este sentido, Jaume Roures, que es el presidente de Mediapro, que es la plataforma que tiene los derechos televisivos, anunció esta semana en Televisión Española que su objetivo será «colmar un vacío que es casi imposible de lograr, que es el apoyo que juega el aficionado en el campo». Y, para hacerlo, intentarán «recuperar ese ambiente que se generaba en cada uno de los terrenos de juego» y que han ido grabando «durante todos estos años y reproducirlo». «Nos parece que ayuda a tener una percepción más cerca al fútbol, aunque no será exactamente lo mismo. Será el ambiente real en cada uno de los estadios y ayudará a tener una interacción más emocionante con los partidos».

Ese es el plan que tienen en la televisión, que incluso han manejado la posibilidad de utilizar realidad aumentada para simular que verdaderamente hay aficionados en las gradas. Quieren incluir sonidos pasados que, aún así, no se escucharían en el campo, algo que llegó a plantearse en el seno de La Liga. En el Racing, ni siquiera tienen claro todavía que vayan a tener que utilizar la megafonía si no hay nadie a quien anunciar alineaciones ni cantar los goles. De partida, tampoco se plantean encender los vídeomarcadores, lo que supone también un gasto extra. Con todo, son conscientes de que el mandato de La Liga puede ser el de que activen ambas y están esperando. La fecha elegida para que el balón eche a rodar de nuevo está a la vuelta de la esquina y, en ese sentido, se irá acelerando todo. También las exigencias que deberán cumplir los equipos anfitriones más allá de los protocolos de seguridad a cumplir que ya conocen.

Sin adornos en El Sardinero
Comentarios