14.08.2020 |
El tiempo
viernes. 14.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

«Adelantarse será clave»

  • Jordi Figueras prevé que en esta serie de partidos que tienen por delante tendrá mucho ganado quien marque primero porque habrá poca gasolina para remontadas  
  • Cree que que serán once finales «porque no hay margen de error»
Jordi Figueras. / la liga
Jordi Figueras. / la liga
«Adelantarse será clave»

Jordi Figueras prevé que ponerse por delante en el marcador será un factor clave en el nuevo fútbol postconfinamiento. Siempre lo ha sido, pero ahora todavía lo será más. Así lo intuye él porque es bien consciente de que, por muy preparados que lleguen los diferentes equipos, el estado físico estará lejos de ser el ideal. Y el tiempo siempre corre más rápido para quien va por detrás. Incluso le pesan más las piernas, por lo que, ante el panorama que se les viene encima a los diferentes equipos, todos tienen claro que será mejor coger posiciones cuanto antes.

«Para mí, una de las claves va a ser intentar ponerse por delante en el marcador», confirma el central catalán. Sobre todo, porque recuerda que «ningún equipo va a llegar al cien por cien» tras las seis semanas de confinamiento y las poco más de cuatro de pretemporada o puesta a punto. De este modo, entiende el experimentado defensor verdiblanco que, «por muy bien que estemos, al final la gente va a acusar físicamente las consecuencias de haber estado parados muchísimo tiempo». Y es que, recuerda que apenas han tenido «cuatro semanas y media» para recuperar la forma, por lo que vaticina que faltará gasolina y de ahí que sea mejor ser quien golpee primero, ya que es probable que más tarde falte gasolina para remontar.

Asegura Figueras que el equipo cántabro llega «bien y con muchísimas ganas de volver a jugar» tras un tiempo extraño que le cogió a todo el mundo por sorpresa. Con todo, admite que se hará extraño y que, sobre todo, será «complicado ver el estado vacío y sin nuestra gente», pero es algo a lo que se tendrán que adaptar. Será una de las muchas cosas que tendrá el nuevo fútbol. Se oirá hasta el eco y lo que les falta por confirmar a los futbolistas es saber si cuando el balón eche a rodar se olvidarán de que están solos o si ese silencio se hará todavía más patente.

Con todo, insiste el defensa catalán que están «con muchísimas ganas de volver a competir y de conseguir el objetivo». Es un objetivo que admite que será «complicado» alcanzar pero en el que, según recalca, tienen fe: «Creemos firmemente en que lo vamos a conseguir empezando por el partido del sábado (por mañana) contra el Lugo, que es vital para nosotros y por eso lo afrontamos con muchísimas ganas».

Lo cierto es que el primer partido con el que se encontrará el Racing en su vuelta a la competición no puede tener más argumentos para dotarle de una gran importancia. Se trata de un rival directo que está seis puntos por delante del Racing y a sólo uno de la salvación. Por lo tanto, es vital para las dos equipos. Para el local, porque es su puerta de acceso a la pelea por la salvación. Perder, le dejaría todavía más desterrado. Para el visitante, porque podría dejar anulado al colista y sacar la cabeza al exterior, mientras que perder le puede llevar a los interioridades del pozo. Allí a donde no entra la luz.

Con todo, Figueras le quita especial importancia al encuentro de mañana porque recuerda que «cualquier partido que juguemos, ya sea en El Sardinero o fuera, van a ser partidos a vida o muerte». Hay tanto en juego y tanto por remontar que afirma, sin miramientos, que tienen «once finales» que afrontar en las que no tienen «margen de error». Por eso, en el fondo, da igual que quien esté delante sea de los buenos o de los malos porque va a haber que ganarle igual.

Sí admite Figueras que el del Lugo, «al ser éste un rival directo y estar en la parte baja de la clasificación», puede ser un partido con mayor importancia que otros. Sobre todo, porque también habrá que tener en cuenta «el golaverage», que puede terminar siendo decisivo una vez que se baje el telón de la competición. Es consciente el defensa catalán de la importancia de «tenerlo favor» y, en ese sentido, recalca que han planteado el partido» como la primera de las once finales que quedan». Se trata también de una cita que puede definir el estado anímico del grupo en las siguientes semanas. Todo va a ir tan rápido, que gozar de buena salud en todos los sentidos puede ser primordial.

Confía Figueras en que el Racing pueda dar continuidad a la «dinámica» que tenía antes del parón. «Estábamos cogiendo los conceptos que quería el míster», recuerda. Por aquel entonces, apenas tuvieron tiempo de trabajarlos porque el nuevo cuerpo técnico llegó ya en una situación muy complicada para el equipo en la que había muchas necesidades y muchas prisas. Sin embargo, gracias al confinamiento, al menos han podido tener «cuatro semanas y media» en las que, quitando la primera de ellas, que fue individual, han ido «reforzando la idea que tiene el míster». «Nos ha transmitido lo que quiere y ahora toca seguir y reforzar todas estas cosas que habíamos hecho bien durante los últimos partidos para corregir los errores que habíamos tenido», concluye.

Kravets: «Al Racing le gusta jugar»

La progresión del Lugo en los últimos partidos antes del parón por la COVID-19 coincidió con el fichaje del ucraniano Vasyl Kravets, con quien, incluso, el conjunto gallego llegó a encajar una sola derrota. Con todo, él mismo se restó importancia y aseguró que «un jugador no cambia un equipo». Con él en el césped, el equipo lucense, al que regresó cedido por el Leganés un año después de hacer el camino a la inversa, sólo perdió un partido. «Un jugador no cambia un equipo. No es que perdiéramos solo un partido porque viniera yo. El equipo antes tenía mala suerte y ahora estamos teniéndola de nuestro lado», indicó en una rueda de prensa telemática. Kravets admitió que la condensación del calendario en la recta final del campeonato será «difícil» de asumir por parte de los jugadores. 

«Cada tres días tenemos un partido y hay que trabajar y nada más, ganar y descansar. No podemos perder puntos», incidió el futbolista del equipo gallego, que está en posiciones de descenso. Otro problema para los jugadores será disputar los partidos a puerta cerrada, sin público en la grada. «Siempre cuando tenemos gente en el estadio hay más energía; sin público es más difícil», manifestó el futbolista ucraniano. De su primer rival, el Racing, al que visitarán mañana, Kravets destacó su propuesta futbolística: «Tenemos vídeos y le hemos visto jugar. Es un buen equipo al que le gusta jugar al fútbol pero nosotros también querremos jugar a lo que más nos interese». El lateral se centró en lo que resta de temporada y advirtió de que no piensa en el futuro porque es incierto. «Me gusta jugar en el Lugo pero no puedo hablar de la siguiente temporada porque es difícil decirlo ahora», señaló el defensa, que pertenece al Leganés.

«Adelantarse será clave»
Comentarios