28.05.2022 |
El tiempo

El PP vuelve a salvar al Gobierno y evita que sus socios tumben la Ley de Seguridad Nacional

El caso Pegasus envenena el debate y los independentistas argumentan que la ley invade competencias, es represiva y afecta a derechos fundamentales

El PP vuelve a salvar al Gobierno y evita que sus socios tumben la Ley de Seguridad Nacional

La secretaria general del PP y portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, ha admitido este jueves que el hecho de que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, utilice el "insulto" para dirigirse a su partido "enrarece mucho el clima político", pero ha garantizado que el PP seguirá apostando por buscar pactos en temas de Estado, como hará hoy con la Ley de Seguridad Nacional que se debate en la Cámara Baja.

Gamarra ha criticado que Pedro Sánchez se dedicará este miércoles en la sesión de control al Gobierno del Pleno del Congreso a "insultar mucho" a su partido, pero no a ofrecer "información a los españoles" en sede parlamentaria sobre los interrogantes abiertos en el llamado 'caso Pegasus'.

Al ser preguntada expresamente si, después de que Sánchez llamara "mangantes" al PP, ve posible llegar a acuerdos de Estado con el Gobierno, la dirigente 'popular' ha resaltado que "evidentemente utilizar el insulto por parte del presidente del Gobierno para dirigirse al adversario político no es el camino de lo que España y los españoles merecen".

"El presidente del Gobierno debiera replantearse cuál debe ser la actitud de un presidente hacia el principal partido de la oposición y la alternativa en el Gobierno", ha asegurado, para añadir que por parte del PP hubo "contundencia" ante la situación pero "no hubo ni un solo insulto" ni "descalificación".

Gamarra ha subrayado que el presidente del Gobierno debe dar "respuestas" a los españoles y someterse al control parlamentario sobre el 'caso Pegasus', sin pretender situarse por encima como, a su juicio, ocurrió este miércoles. "Esto no es lo que merece España. España merece otro presidente del Gobierno y que haga del respeto la manera de gobernar también", ha declarado en una entrevista en Telecinco, que ha recogido Europa Press.

DICE QUE EL PP ESTARÁ A LA ALTURA DE LO QUE NECESITA ESPAÑA

Aunque ha señalado que lo ocurrido este miércoles en el Pleno del Congreso "enrarece mucho el clima político" y lo "provoca" el propio presidente del Gobierno, ha indicado que eso "no significa que el PP no vaya a estar a la altura de lo que el país merece y necesita".

"Somos un partido de Estado y actuaremos siempre como un partido de Estado en la toma de decisiones", ha proclamado, para poner como ejemplo el debate de la Ley de Seguridad que se celebra este jueves en el Pleno del Congreso con enmiendas de totalidad de ERC y Junts.

Gamarra ha resaltado que se trata de una ley "necesaria" porque deben "seguir desarrollando todo lo que tiene que ver con la Ley de Seguridad Nacional", sobre todo en un contexto de guerra como la de Ucrania.

Por todo ello, ha garantizado que el PP actuará como "un partido de Estado" y rechazará las enmiendas de totalidad para que pueda seguir la tramitación de esa norma. "Esperamos que el Gobierno entienda que solo puede abordar los asuntos de Estado con el principal partido de la oposición, que es con quien tiene que construirse la fortaleza del Estado", ha manifestado.

En este sentido, Gamarra ha advertido que el Ejecutivo también debería "empezar a entender y asumir que no puede tener como socios, rechazando al PP, a aquellos que lo único que buscan es debilitar constantemente al Estado". 

PROYECTO DE LEY

El proyecto gubernamental sólo modifica un artículo de la ley primigenia, añadiéndole siete apartados con el fin de crear un catálogo de recursos públicos y privados que conformen todos los medios con los que puede contar el Gobierno para actuar en "situaciones de interés para la seguridad nacional" y hacer frente a las crisis.

El debate sobre esta ley se ha visto contaminado por el caso de espionaje a líderes independentistas y por los ataques a los móviles del presidente y los ministros de Defensa Interior. De esta forma, las formaciones discrepantes argumentan que con la Ley de Seguridad Nacional se abre aún más la puerta a que el Estado "persiga y espíe" al secesionismo.

Así lo ha mantenido la portavoz de JxCAT, Miriam Nogueras, en su intervención defendiendo la enmienda a la totalidad de su grupo. ERC, por su parte, ha argumentado estar en contra de la Ley de Seguridad Nacional porque pretenden defender su propia seguridad. Para ellos, la norma es "represiva" y la modificación que ahora pretende sacar adelante el Gobierno no hace sino reforzar el "marco ideológico del PP Vox". "Es un 155 encubierto", ha asegurado su diputada Montserrat Bassa.

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha defendido el proyecto de reforma de la Ley de Seguridad Nacional haciendo un evidente guiño al PP al puntualizar que la modificación respeta toda la ley de 2015 y sólo regula el apartado del catálogo de recursos con los que puede contar el Gobierno para hacer frente a situaciones de grave crisis.

El PP vuelve a salvar al Gobierno y evita que sus socios tumben la Ley de Seguridad Nacional
Comentarios