26.02.2024 |
El tiempo
lunes. 26.02.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria

GUERRA

¿Traición política? Unidas Podemos desafía al Gobierno pidiendo sanciones a empresas en Israel

Unidas Podemos, en un polémico movimiento, ha instado a la Unión Europea a aplicar duras sanciones a empresas españolas que operan en Israel, desatando una tormenta política y cuestionando su lealtad al Gobierno. Esta controvertida solicitud se produce en medio de la creciente tensión en la región, mientras el partido político se alinea con posturas radicales en el conflicto israelo-palestino.
Sánchez, Belarra y Montero
Sánchez, Belarra y Montero
¿Traición política? Unidas Podemos desafía al Gobierno pidiendo sanciones a empresas en Israel

En medio del conflicto entre el Estado de Israel y el grupo terrorista Hamás, el partido político Unidas Podemos ha pedido a la Unión Europea (UE) que sancione a las empresas españolas que han invertido en proyectos en Israel. El eurodiputado Manu Pineda, conocido por sus vínculos con Hamás, ha destacado a Comsa, CAF, GMV y Typsa como empresas que han ganado importantes contratos en la región y, por lo tanto, deben enfrentar consecuencias.

La solicitud de sanciones se basa en la participación de estas empresas en proyectos controvertidos en Jerusalén y Cisjordania. Comsa Corporación, por ejemplo, obtuvo un contrato para construir la Línea Azul del tren ligero que conectará Jerusalén con asentamientos en Cisjordania, como Gilo, que se consideran ilegales según España, la UE, Estados Unidos y las Naciones Unidas. Otros opositores a estas obras incluyen a judíos ultraortodoxos.

Pineda argumenta que estos proyectos violan el Derecho Internacional Humanitario y pone en tela de juicio la ética y la legalidad de las empresas españolas involucradas. El eurodiputado ha solicitado a la Comisión Europea que responda a su pregunta sobre si la UE tomará medidas para sancionar a estas empresas por sus actividades en los territorios palestinos ocupados y Jerusalén.

El inicio del conflicto armado entre Israel y Hamás ha afectado negativamente a las empresas españolas que operaban en la región, incluyendo compañías constructoras y de transporte, así como a Inditex, que ha cerrado más de 80 franquicias en Israel. Comsa Corporación, por ejemplo, fue seleccionada para construir y mantener la nueva línea de tranvía en Jerusalén antes del conflicto, un proyecto valorado en 9.000 millones de sheqel israelíes (alrededor de 2.153 millones de euros). Sin embargo, se ha producido una demora en la adjudicación, y se sorprendió que CAF y Shapir fueran descartados, ya que son responsables de la construcción de otras líneas en la región.

El llamado de Unidas Podemos para sancionar a estas empresas españolas involucradas en proyectos en Israel refleja su posición política y su apoyo a la causa de Hamás, que ha resultado en tensiones con la postura oficial del Gobierno español y la comunidad internacional en relación con el conflicto en Oriente Medio.

¿Traición política? Unidas Podemos desafía al Gobierno pidiendo sanciones a empresas en Israel
Comentarios