17.06.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

INVESTIGACIÓN

La terraza del bar que colapsó en Palma no tenía licencia operativa

La terraza que se desplomó en Palma no tenía licencia, sobrepeso y sobreocupación causaron el derrumbe mortal. Se investigan irregularidades y falta de inspecciones previas.
Los servicios de emergencia en las inmediaciones de un edificio derrumbado. / EP / Archivo
Los servicios de emergencia en las inmediaciones de un edificio derrumbado. / EP / Archivo
La terraza del bar que colapsó en Palma no tenía licencia operativa

La terraza del bar que se desplomó el pasado jueves en Palma, causando la muerte de cuatro personas, no contaba con la licencia necesaria para operar en esas condiciones. Así lo confirmó el alcalde de Palma, Jaime Martínez, quien detalló que la planta afectada no disponía de licencia de actividad ni autorización para ocupar la terraza.

"El local no solo estaba abierto al público sino que había sido sometido a diferentes reformas en los últimos años, habilitando una terraza como zona de baile", afirmó Martínez. Añadió que esta terraza ni siquiera aparece en el catastro y, según el Colegio de Arquitectos de Baleares, no existen registros de obras recientes visadas por sus colegiados. Eder García, jefe de Bomberos de Palma, explicó que se añadió una capa de mortero sobre la cubierta existente, lo cual incrementó el peso. En el momento del derrumbe, había "una afluencia de personas importante", específicamente 21 personas, incluyendo una mesa con 12 comensales. Este exceso de peso generó una carga puntual que quebró la capa de contención. La estructura, antigua, no estaba preparada para soportar tal peso. "En esa terraza no debería haber habido nada", añadió García, quien también explicó que "el peso generó un punzonamiento en el forjado". La terraza colapsó sobre la planta baja, que a su vez colapsó y cayó directamente sobre el sótano del local, que sí contaba con licencia.

Los técnicos de edificación y los bomberos han concluido que las causas del derrumbe fueron dos: el sobrepeso de las obras realizadas y la sobreocupación de la terraza, que en ese momento tenía 21 personas. "Los expedientes de obras desde 2013 no hacían referencia en ningún caso a la zona del derrumbe. Además, en 2013 hubo una Inspección Técnica de Edificios que fue desfavorable al uso de esa terraza", señaló Martínez. El alcalde también mencionó que se llevarán a cabo inspecciones coordinadas en la zona del siniestro y en los paseos marítimos y zonas turísticas. "Es necesario invertir y rehabilitar zonas turísticas y barrios de Palma", detalló.

Ante la preocupación generada en Palma tras el derrumbe y las denuncias de los vecinos sobre el descontrol en los negocios de la zona, Martínez subrayó la importancia de cumplir con las regulaciones: "Las leyes están para cumplirse". Todos los informes han sido enviados a la Policía Nacional.

El Grupo policial de Homicidios abrió una investigación el mismo jueves, la cual ha sido judicializada ante el Juzgado de Instrucción número 9 de la capital balear.

La terraza del bar que colapsó en Palma no tenía licencia operativa
Comentarios