23.06.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

POLÍTICA

Solidaridad busca fórmulas para convocar un paro contra la amnistía

El secretario general de Solidaridad, Rodrigo Alonso. / A. Pérez Meca / Archivo
El secretario general de Solidaridad, Rodrigo Alonso. / A. Pérez Meca / Archivo
Solidaridad busca fórmulas para convocar un paro contra la amnistía

Solidaridad se está planteando la manera legal de convocar a los trabajadores a un paro contra la amnistía y la condonación de la deuda a Cataluña prevista en el acuerdo entre el PSOE y ERC para investir a Pedro Sánchez. Según argumentan desde el sindicato ligado a Vox, la protesta es necesaria porque el dinero sale "de los impuestos de los trabajadores".

En concreto, el acuerdo entre PSOE y ERC para que la formación independentista vote a favor de la investidura del candidato socialista incluye entre otros aspectos la condonación de 15.000 millones de deuda del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) a Cataluña, que se ahorrará además unos 1.300 millones de euros en intereses.

La comunidad catalana es la que más dinero ha recibido de este mecanismo, hasta 102.000 millones, desde que se puso en marcha en 2012. Además, según se recoge en el acuerdo, la condonación afectaría al resto de comunidades autónomas suscritas al FLA, pero quedarían excluidas regiones como Madrid, Euskadi o Navarra, que no cuentan con deuda comprometida a este mecanismo.

PAGAN LOS TRABAJADORES, ASÍ QUE DEBEN PROTESTAR

Fuentes de Solidaridad hacen hincapié a Europa Press en que la condonación de la deuda "se paga con los impuestos de los trabajadores" y ven pertinente una eventual huelga o paro porque, a su juicio, los trabajadores han de mostrar interés también en aspectos que no sean materiales, en alusión a subidas de sueldo o días libres.

Recuerdan asimismo que la condonación de la deuda es una cesión enmarcada en la necesidad de Sánchez de amarrar los votos de los independentistas, circunstancia en la que cabe también la amnistía a los activistas catalanes encausados en los últimos diez años. En esta línea, indican que, en último término, esta medida de gracia atenta contra la igualdad de los españoles.

La pretensión del sindicato ligado a Vox sería convocar una huelga general, pero al no ser uno de los agentes sociales reconocidos como mayoritarios por el Ministerio de Trabajo no tiene capacidad para ello. "El derecho a convocar una huelga está muy restringido y prácticamente limitado a CCOO y UGT", se lamentan en Solidaridad, instando a los trabajadores a "darse de baja de cualquier partido, asociación o sindicato que no condene esta vergüenza".

TERRENO ACOTADO A CCOO Y UGT

Según el Ministerio de Trabajo, los sindicatos más representativos a nivel estatal son los que acreditan el 10% del total de delegados de personal, de los miembros de los comités de empresa y de los correspondientes órganos de las Administraciones públicas y los sindicatos o entes sindicales, afiliados, federados o confederados a una organización sindical de ámbito estatal que ostente la consideración más representativa de acuerdo a los términos anteriores.

A nivel de comunidad autónoma, serán los sindicatos que en dicho ámbito acrediten, al menos, el 15% de los delegados de personal, de los representantes de los trabajadores en los comités de empresa y en los órganos correspondientes de las Administraciones públicas, siempre que cuenten con un mínimo de 1.500 representantes y no estén federados o confederados con organizaciones sindicales de ámbito estatal, y los sindicatos o entes sindicales afiliados, federados o confederados a una organización sindical de ámbito de comunidad autónoma que tenga la condición de más representativa de acuerdo con los términos señalados con anterioridad.

CCOO y UGT, juntos o en solitario, están detrás de todas las huelgas generales convocadas en España en período constitucional, mientras que Solidaridad no alcanza esas cifras ya que, según subrayan, para lograr estas cotas es necesaria una trayectoria mayor -nació en 2020-.

UN EFECTO DOMINÓ

Pero el sindicato ligado a Vox sí tiene una alta representación en varios sectores, como el de las empresas de seguridad privada, y por ello estudian convocar un paro en estos sectores y en empresas donde tienen peso con idea de que otros se sumen a la iniciativa. Otra opción es llamar públicamente a un paro y que sean los trabajadores quienes pidan a sus jefes un día libre y así secundarla, o que los trabajadores autónomos puedan cerrar ese día su negocio.

Eso sí, las fuentes consultadas insisten en que aún estudian si tiene encaje a nivel legal, porque el problema de convocar una huelga o un paro que no sea legal repercute en el trabajador si la secunda, porque no estaría amparado.

Contra la condonación de la deuda se expresó el viernes la portavoz de Vox en el Congreso, Pepa Rodríguez de Millán, que advirtió de que esta "va a seguir estando ahí" y "no se va a evaporar". "La vamos a pagar todos los españoles", dijo, haciendo énfasis en la desigualdad entre territorios que supone este perdón de deuda.

Vox ha mostrado su rechazo a los pactos de Pedro Sánchez con los partidos independentistas de manera reiterada. En este contexto, ha garantizado oponerse a los planes del jefe del Ejecutivo en funciones con todos los métodos que estén en su mano, citando específicamente instituciones, tribunales y las calles.

Solidaridad busca fórmulas para convocar un paro contra la amnistía
Comentarios