19.06.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

ELECCIONES CATALANAS

Puigdemont desafía a Sánchez y dice "tener bien cogido al Estado"

Carles Puigdemont, candidato de Junts+, reivindica la importancia de que Cataluña se haga respetar ante el Gobierno español y desafía a Salvador Illa sobre los presupuestos.
El expresidente de la Generalitat y candidato de Junts a las elecciones catalanas, Carles Puigdemont. Glòria Sánchez / Archivo
El expresidente de la Generalitat y candidato de Junts a las elecciones catalanas, Carles Puigdemont. Glòria Sánchez / Archivo
Puigdemont desafía a Sánchez y dice "tener bien cogido al Estado"

El candidato de Junts+ a las elecciones catalanas, Carles Puigdemont, ha articulado un discurso contundente durante una declaración transmitida telemáticamente, bajo el título 'Cataluña necesita hacerse respetar'. En su alocución, Puigdemont ha delineado la esencialidad de afirmar la posición de Cataluña ante el Gobierno español como requisito previo para cualquier proceso negociador efectivo. La afirmación clave del político radica en la premisa de que solo mediante una postura firme y decidida puede Cataluña esperar obtener concesiones significativas del Estado central.

En este contexto, Puigdemont ha destacado la falta de disposición del Gobierno central a ceder terreno sin una resistencia firme por parte de Cataluña. Ha instado a la región a "plantarse" ante el Gobierno, utilizando una metáfora que denota la necesidad de adoptar una posición inflexible y determinada. Esta postura, según Puigdemont, es crucial para lograr avances tangibles en la agenda catalana. ¿Quién tiene cogido al Estado en estos momentos? No lo tiene el señor Illa, al contrario, es su encargado en Cataluña", ha apuntado, añadiendo que ha demostrado que él y Junts han demostrado que "saben coger" al Ejecutivo para conducirlo a lo que "conviene a Cataluña en los próximos años".

El candidato de Junts+ ha hecho hincapié en la proximidad de las elecciones catalanas del 12 de mayo, presentando este evento como un momento crucial para decidir el futuro de la región. Desde su perspectiva, estas elecciones representan una dicotomía entre una Cataluña que se somete a los dictámenes de un partido político en particular y otra que tiene la capacidad de desafiar al Gobierno central en defensa de sus intereses.

En línea con el discurso de Puigdemont, el secretario general de Junts, Jordi Turull, ha respaldado las afirmaciones del candidato principal. Turull ha subrayado la importancia de adoptar un enfoque de negociación firme y sin concesiones con el Estado central. En contraposición a otras fuerzas políticas, Turull ha destacado los logros obtenidos por Junts+ en las negociaciones pasadas, señalando hitos como el uso del catalán en el Congreso y la futura delegación de competencias en inmigración.

Turull también ha lanzado críticas veladas contra otras fuerzas políticas, particularmente contra ERC y el candidato del PSC, Salvador Illa. Ha acusado a Illa de estar sometido al PSOE y de no adoptar una postura lo suficientemente firme en defensa de los intereses catalanes. Esta crítica se enmarca en un contexto más amplio de competencia política y rivalidad entre las diferentes facciones que conforman el espectro político catalán.

Por otro lado, Puigdemont ha planteado un desafío directo a Salvador Illa en relación con los Presupuestos Generales del Estado. Ha preguntado si Illa estaría dispuesto a rechazar estos presupuestos si no revierten el "exceso de inversión" en Madrid, una cuestión que Puigdemont considera de vital importancia para Cataluña. Esta confrontación directa refleja las tensiones políticas y la competencia electoral que caracterizan el panorama político catalán en la actualidad.

En un discurso que abarca diversas áreas de interés político, Puigdemont también ha abordado la cuestión de la gestión de infraestructuras catalanas. Ha defendido la necesidad de gestionar de manera autónoma aeropuertos, puertos y vías de tren en Cataluña, argumentando que esta autonomía es esencial para el desarrollo y el bienestar de la región. Esta demanda de autonomía refleja el deseo de Cataluña de tener un mayor control sobre sus propios asuntos y recursos.

En resumen, el discurso de Puigdemont y las declaraciones de otros líderes políticos de Junts+ reflejan un clima de confrontación política y competencia electoral en Cataluña. Las tensiones entre las diferentes facciones políticas, así como las discrepancias sobre cuestiones clave como los presupuestos y la autonomía regional, subrayan la complejidad y la importancia de las próximas elecciones catalanas. Estas elecciones no solo determinarán la composición del próximo gobierno regional, sino que también tendrán implicaciones significativas para el futuro de Cataluña y su relación con el Estado español.

Puigdemont desafía a Sánchez y dice "tener bien cogido al Estado"
Comentarios