16.06.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

POLÍTICA

Moncloa sale a respaldar a Marlaska, pese a la lluvia de críticas por el crimen en Barbate

El presidente Sánchez respalda al ministro Marlaska ante críticas por la gestión del narcotráfico. La portavoz Alegría defiende la impecable trayectoria del ministro y rechaza su dimisión. Gobierno refuerza compromiso y recursos.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. EP / Eduardo Sanz
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. EP / Eduardo Sanz
Moncloa sale a respaldar a Marlaska, pese a la lluvia de críticas por el crimen en Barbate

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reafirmado su respaldo al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien se encuentra en el centro de la controversia debido a la acumulación de polémicas. La portavoz gubernamental, Pilar Alegría, emergió en una rueda de prensa post-Consejo de Ministros para cerrar filas en torno al titular de la cartera de Interior.

Alegría, en un mensaje enérgico y contundente, destacó la confianza plena del presidente en Marlaska, haciendo hincapié en su habilidad y dedicación para abordar el desafío crítico que representa el narcotráfico. Este respaldo surge en medio de la consternación nacional tras el asesinato de dos guardias civiles en Barbate (Cádiz), evento desencadenado por una 'narcolancha'. La portavoz expresó que, en este momento crucial, Marlaska es el individuo "perfectamente capacitado" para liderar las estrategias contra el crimen organizado.

En su intervención, Alegría rechazó de plano cualquier posibilidad de dimisión por parte del ministro del Interior, enfatizando su trayectoria intachable, su recorrido y su trabajo, que, según ella, están fuera de toda discusión. Fuentes gubernamentales confirmaron que Marlaska cuenta con la "total confianza" del presidente Sánchez, desestimando así las especulaciones sobre una posible renuncia.

La portavoz aprovechó la ocasión para arremeter contra el Partido Popular (PP), recordando el período de recortes de efectivos policiales y guardias civiles durante el gobierno de Mariano Rajoy. En un tono incisivo, Alegría criticó las acciones del PP durante ese mandato, calificando el recorte de efectivos como "el mayor" y resaltando que bajo el actual Gobierno se ha logrado un "máximo histórico" de 156,000 efectivos en las fuerzas y cuerpos de seguridad. Además, mencionó un aumento salarial del 38%, subrayando el compromiso del Ejecutivo con la mejora de las condiciones laborales.

La tragedia en Barbate también ocupó un lugar destacado en la conferencia de prensa, con Alegría extendiendo las condolencias del Gobierno a los familiares y amigos de los dos guardias civiles fallecidos. La ministra portavoz expresó la determinación del Gobierno en que este crimen no quede impune, asegurando que tanto el Gobierno como las fuerzas de seguridad no cejarán en su objetivo de combatir el narcotráfico y la delincuencia.

Alegría abordó las circunstancias particulares que enfrenta la región de Campo de Gibraltar, reconociendo la aprobación de un plan específico para esta comarca. Este plan, según la portavoz, ha involucrado a varios ministerios y ha destinado 25,000 agentes para reforzar la seguridad, superando los 22,500 que estaban asignados en el Gobierno anterior. La inversión de 80 millones de euros en medios materiales para la lucha contra el narcotráfico fue resaltada como una medida estratégica para abordar la problemática en esta área crítica.

La portavoz detalló los resultados tangibles de esta inversión y esfuerzo conjunto, destacando más de 22,000 operaciones policiales, de las cuales más de 17,000 ya han sido judicializadas. Además, se han llevado a cabo más de 20,000 detenciones o investigaciones relacionadas con el narcotráfico. Alegría subrayó la incautación de más de 1,700 toneladas de droga y la interceptación de más de 9.5 millones de cajetillas de tabaco como logros significativos de la estrategia implementada en la región.

En este contexto, la ministra portavoz reafirmó el compromiso del Gobierno con las fuerzas y cuerpos de seguridad, asegurando que se continuará trabajando en la misma línea que ha caracterizado la política gubernamental desde 2018. El enfoque se centrará en la mejora constante de las condiciones laborales y los recursos materiales destinados a las fuerzas de seguridad.

En resumen, la posición del presidente Sánchez en relación con Marlaska es inequívoca, respaldando al ministro del Interior en medio de desafíos y cuestionamientos, mientras el Gobierno persiste en su compromiso contra el narcotráfico y la delincuencia, especialmente en zonas críticas como Campo de Gibraltar. La conferencia de prensa de Alegría no solo fue una muestra de apoyo a Marlaska, sino también una defensa de la gestión gubernamental en materia de seguridad y una respuesta contundente a las críticas de la oposición.

Moncloa sale a respaldar a Marlaska, pese a la lluvia de críticas por el crimen en Barbate
Comentarios