19.05.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

MANIFESTACIÓN

Miles proclaman en Madrid el "Sí a la Vida" en el día internacional de la Vida

Madrid acoge una marcha masiva por el Día Internacional de la Vida, liderada por la Plataforma Sí a la Vida, con la participación de más de 5.000 personas de toda España contra el aborto y la eutanasia.
Decenas de personas protestan con carteles durante la marcha por la vida. EP / Gustavo Valiente
Decenas de personas protestan con carteles durante la marcha por la vida. EP / Gustavo Valiente
Miles proclaman en Madrid el "Sí a la Vida" en el día internacional de la Vida

La ciudad de Madrid se convirtió en el epicentro de una manifestación sin precedentes este domingo, congregando a miles de ciudadanos provenientes de diversas comunidades autónomas en conmemoración del Día Internacional de la Vida, que tradicionalmente se celebra cada 25 de marzo. La Plataforma Sí a la Vida, conformada por más de 500 asociaciones y entidades comprometidas con la defensa de la vida, lideró un evento que reunió a más de 5,000 personas que alzaron su voz contra el aborto y la eutanasia.

El cortejo, que inició a las 12 del mediodía bajo un cielo cubierto de nubes, recorrió las calles de Madrid hasta culminar en la emblemática Plaza de Colón. Durante el recorrido, más de 400 voluntarios distribuyeron globos verdes, un símbolo concreto que representa la esperanza en medio de las convicciones de los manifestantes.

Antes de que la marcha pusiera en movimiento sus participantes, Inmaculada Sanz, la vicealcaldesa de Madrid, subrayó la trascendencia de este día festivo, instando a los asistentes a denunciar las actuales "políticas a favor del aborto". Sanz expresó su admiración por la gran unión ciudadana que se manifestó en las calles de la capital española, celebrando colectivamente "la fiesta de la vida".

Entre los participantes destacados en el evento figuró Rocío Monasterio, figura relevante de Vox, quien compartió con El Debate que la defensa de la vida es "lo fundamental de la acción política", considerando todo lo demás como secundario. Monasterio hizo hincapié en la necesidad de que las políticas actuales defiendan la dignidad de la persona, respaldando así la causa pro-vida que congregó a miles de personas en Madrid.

La marcha se llevó a cabo en un contexto de fuerte denuncia hacia lo que los participantes describieron como la "cultura de la muerte". Alfonso Bullón de Mendoza, presidente de la Asociación Católica de Propagandistas y presidente de El Debate, declaró con preocupación que en un momento en que existe un serio problema demográfico, resulta sorprendente que los gobiernos no respalden la vida de manera incondicional.

Un aspecto resaltante fue la diversidad de participantes, desde familias hasta mamás y miembros de Ainkaren, una asociación dedicada a apoyar a las madres que desean continuar con sus embarazos. La premisa fundamental: "defender la vida humana" y resaltar que la ayuda de la sociedad vale la pena.

Aunque la marcha se gestó en Madrid, ciudadanos de diversas comunidades autónomas se sumaron al llamado, destacándose Cantabria, cuyos habitantes expresaron que "la vida es el regalo del cielo más preciado e importante". Argumentaron que la vida engendra vida y la muerte engendra muerte, justificando su presencia en esta manifestación pro-vida.

En este contexto, un grupo de jóvenes rescatistas expresó su participación como una necesidad en un mundo que consideran cambiante y falsamente tolerante. Argumentaron que, en esta realidad aparentemente inclusiva, se olvida al más importante, aquel al que "no se le da opción de vivir". Su presencia se fundamentó en la manifestación, el levantamiento de la voz y el grito colectivo de que "lo más relevante de la vida es que te dejen vivirla".

Iván Espinosa de los Monteros, conocido expolítico español, no pasó desapercibido en el recorrido. En una entrevista, denunció la paradoja de una sociedad y gobierno que, por un lado, dice defender a las mujeres, pero por otro permite que "mueran 45,000 niñas al año en el vientre materno", sin ofrecer alternativas a las mujeres embarazadas con dificultades. Su presencia subrayó la importancia de abordar integralmente la defensa de la vida desde la concepción hasta su extinción natural.

La llegada a la Plaza de Colón fue un momento cumbre, donde todos los asistentes, de forma unánime, expresaron su apoyo a la vida con el grito de "Sí a la vida", acompañado por la emotiva melodía de "Viva la Vida" de Coldplay. Los presentadores Marcel García y Leticia Salinero dieron paso a un testimonio destacado: el de Clara y Diego, padres de tres hijos, quienes decidieron desafiar las sugerencias médicas y seguir con la vida de su hijo, Felipe, diagnosticado con una cardiopatía severa. Este último, en la actualidad, ostenta el título de ser el primer trasplante de corazón parado en España.

La madre, en el escenario, compartió un mensaje conmovedor: "La vida de Felipe tiene mucho sentido porque, como cualquier vida, tiene sentido". A las 20 semanas de embarazo, los médicos les comunicaron la enfermedad de su hijo, siendo incansablemente instados a optar por el aborto. Sin embargo, Clara y Diego desafiaron la presión y siguieron adelante con la vida de su hijo, quien hoy, junto a mucha gente, pudo compartir este día de celebración pro-vida.

Luego de estas vivencias, los asistentes y organizadores realizaron la tradicional suelta de globos verdes. Acto seguido, Green Velvet se presentó en el escenario para cerrar un evento que, sin lugar a dudas, se posiciona como uno de los más relevantes de este 2024, al enfocarse en la defensa de un principio fundamental: la vida humana.

Miles proclaman en Madrid el "Sí a la Vida" en el día internacional de la Vida
Comentarios