08.08.2022 |
El tiempo

"Madrid no se apaga". Ayuso se niega a implementar el racionamiento energético de Sánchez

"Madrid no se apaga". Ayuso se niega a implementar el racionamiento energético de Sánchez

Isabel Díaz Ayuso se ha puesto de nuevo en la vanguardia de la oposición a las vacías medidas que Pedro Sánchez intenta imponer a los españoles con la excusa del ahorro energético. Primero, pidiendo que la temperatura del aire acondicionado no superara los 27º y la de la calefacción en invierno los 19º. Y ahora, invitando a apagar las luces de escaparates, centros comerciales, cines, así como hoteles, museos y todo edificio público que se preste. La presidenta de la Comunidad de Madrid ya ha asegurado que «Madrid no se apaga».

La tardía rueda de prensa del último Consejo de Ministros, antes de que Sánchez se marche de vacaciones, ha servido para ahondar en las supuestas medidas de ahorro energético de cara a este mismo veranos y a los próximos meses. La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha pedido en la misma que, en un plazo de siete días, comercios, museos, cines, edificios públicos en general comiencen a apagar las luces de sus escaparates y fachadas.

«La situación es crítica, se puede producir un corte de gas de Rusia en cualquier momento», ha admitido la ministra para la Transición Ecológica. «No nos podemos permitir perder ni un sólo kWh», ha aseverado.

​Isabel Díaz Ayuso se ha puesto de nuevo en la vanguardia de la oposición a las vacías medidas que Pedro Sánchez intenta imponer a los españoles con la excusa del ahorro energético. Primero, pidiendo que la temperatura del aire acondicionado no superara los 27º y la de la calefacción en invierno los 19º. Y ahora, invitando a apagar las luces de escaparates, centros comerciales, cines, así como hoteles, museos y todo edificio público que se preste. La presidenta de la Comunidad de Madrid ya ha asegurado que «Madrid no se apaga».

La tardía rueda de prensa del último Consejo de Ministros, antes de que Sánchez se marche de vacaciones, ha servido para ahondar en las supuestas medidas de ahorro energético de cara a este mismo veranos y a los próximos meses. La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha pedido en la misma que, en un plazo de siete días, comercios, museos, cines, edificios públicos en general comiencen a apagar las luces de sus escaparates y fachadas.

«La situación es crítica, se puede producir un corte de gas de Rusia en cualquier momento», ha admitido la ministra para la Transición Ecológica. «No nos podemos permitir perder ni un sólo kWh», ha aseverado.

Entre las medidas que incluye el decreto se obliga también a apagar las luces de escaparates y edificios públicos que no estén en uso. En este punto, el Gobierno dará un plazo de siete días para adaptarse a la nueva normativa, que se mantendrá vigente hasta noviembre de 2023.

Además, se tendrán que cerrar las puertas de los locales cuando esté funcionando el aire acondicionado o la calefacción, con un sistema de cierre automático. En este caso se dará de tregua para su entrada en vigor hasta el próximo 30 de septiembre.

Entre las ocurrencias que han despertado mayor interés figura la petición del Gobierno a los dueños y responsables de este tipo de locales de tener a la vista un termómetro para que todo el mundo pueda comprobar que, efectivamente, la calefacción y el aire acondicionado están a la temperatura que exige el Ejecutivo socialcomunista.

Ayuso ha contestado a través de las redes sociales al presidente del Gobierno y a su gabinete con un contundente «Madrid no se apaga».

"Madrid no se apaga". Ayuso se niega a implementar el racionamiento energético de Sánchez
Comentarios