14.11.2019 |
El tiempo
jueves. 14.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

NIÑO YULEN

Los equipos de rescate comienzan a abrir un túnel lateral para llegar hasta el menor atrapado en el pozo

Los equipos de rescate para hallar al niño Julen, que cayó a un pozo en la localidad malagueña de Totalán, han comenzado a abrir un túnel lateral de unos 80 metros, aprovechando la pendiente de la montaña, para intentar llegar a la zona donde se supone que se encuentra el pequeño, ha informado la subdelegada del gobierno en Málaga, María Gámez.

El operativo de rescate en el lugar donde cayó el niño de 2 años en el Totalán, Málaga. / EP
El operativo de rescate en el lugar donde cayó el niño de 2 años en el Totalán, Málaga. / EP
Los equipos de rescate comienzan a abrir un túnel lateral para llegar hasta el menor atrapado en el pozo

Los trabajos han comenzado a las siete de esta mañana, después de que los equipos de rescate llevan horas succionando la tierra bajo la que podría encontrarse el niño de dos años, y dado que las máquinas empleadas han encontrado una masa compacta que no se puede sacar, a unos 73 metros de profundidad.

La subdelegada del gobierno ha explicado que ésta es la alternativa más segura de las tres posibilidades que desde ayer se barajan y que las otras dos, la apertura a cielo abierto y la creación de un túnel paralelo al pozo donde cayó el pequeño, se consideran menos seguras, aunque no están descartadas.

Hay tres factrores condicionantes en el operativo, ha dicho Gámez: la seguridad del pequeño, emplear el menor tiempo posible y la orografía del terreno, que dificulta los trabajos.

Los efectivos han seguido trabajando sin descanso durante toda la noche, en la que se han empleado en extraer por succión la tierra del interior del agujero, una prospección de más de un centenar de metros de profundidad y unos 25 centímetros de ancho, en el punto en el que la cámara con la que se pretende visualizar al menor se topó con un tapón de material que impide su avance, a unos 73 metros.

Las tareas de rescate de Julen, el niño de 2 años que el domingo cayó a un pozo de 107 metros de profundidad en la localidad malagueña de Totalán, continúan siendo complicadas. Los trabajos en la zona son difíciles y se barajan distintas opciones.

Con el entubado se trata de evitar desprendimientos, al tiempo que se realiza una prospección paralela, en unos trabajos que proseguirán y en los que se relevan los equipos de rescate.

Comentarios