29.11.2020 |
El tiempo
domingo. 29.11.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

La crisis del coronavirus no pasa factura electoral al Gobierno, según el CIS

Detalle de la infografía de la Agencia EFE
Detalle de la infografía de la Agencia EFE
La crisis del coronavirus no pasa factura electoral al Gobierno, según el CIS
La gestión del coronavirus no parece pasar factura electoral al Gobierno de coalición y menos aún al PSOE, que ve cómo aumenta su ventaja sobre el PP hasta los 11,2 puntos, al tiempo que Vox se fortalece y vuelve a ser tercera fuerza, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

En la tercera encuesta del CIS desde la declaración del estado de alarma, elaborada mediante entrevistas telefónicas entre el 1 y el 9 de junio pasados, el PSOE subiría una décima desde el sondeo de mayo hasta el 31,2 por ciento, mientras que el PP bajaría tres décimas, hasta el 20,0 por ciento.

Según el CIS, Vox volvería al tercer puesto por delante de Unidas Podemos, con un 12,5 por ciento en estimación de voto -1,2 puntos más que en mayo-, al tiempo que el grupo liderado por Pablo Iglesias bajaría una décima, hasta el 11,4 por ciento.

Ciudadanos, aunque obtendría un resultado superior al de las pasadas elecciones generales, rompería la racha ascendente de las últimas encuestas y que se había observado desde la declaración del estado de alarma y su colaboración parlamentaria con el Gobierno.

La formación liderada por Inés Arrimadas cae en este barómetro más de un punto y se queda en el 9,4 por ciento en estimación de voto.

El resto del panorama político se mantiene bastante estable, aunque con ligeras variaciones.

La sexta fuerza política del Congreso seguiría siendo ERC, que baja tres décimas en un mes hasta el 2,6 por ciento, en tanto que JxCat se mantendría en el 1,2, y el PNV escalaría una décima, hasta el 1,4 por ciento.

Ante la cercanía de las elecciones autonómicas vascas y gallegas, el CIS ha preguntado también por las preferencias electorales, aunque no ha hecho estimación de voto ni reparto de escaños.

Con estos datos, el PNV ganaría las próximas elecciones autonómicas del 12 de junio en el País Vasco, seguido de EH Bildu, en segundo lugar, y el PSE, en tercero.

Un 31,9 de los encuestados asegura que piensa votar al PNV, porcentaje que baja al 12,2 por ciento en el caso de EH Bildu, mientras que el PSE-EE, se quedaría con el 8,1 por ciento, y Elkarrekin Podemos, con un 6,3 por ciento.

En Galicia, el PP es la opción electoral preferida, citada por un 34,7 por ciento de los encuestados, mientras que el BNG es mencionado por un 14,8 por ciento y el PSdG, por un 14,1 por ciento de los encuestados.

En el conjunto de España, las buenas perspectivas electorales del Gobierno de coalición que apunta el instituto que dirige José Félix Tezanos, se refleja también en la nota que concede a los líderes políticos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sigue siendo el mejor valorado, aunque baja una décima y se queda al borde del aprobado, con un 4,9 sobre diez, mientras que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, es el único que no empeora la nota este mes, aunque se queda en el 3,7.

Como segunda mejor valorada en la pandemia se sitúa la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, con un 3,9; y ya en tercer lugar se presenta Pablo Iglesias, con ese 3,7 sobre diez.

Tras él, se sitúa el líder del PP, Pablo Casado, que baja dos décimas en un mes hasta el 3,4, mientras que cierra la lista el presidente de Vox, Santiago Abascal, con un 2,3, una décima menos que en mayo.

Como todos los meses, el CIS pregunta por los problemas de los españoles. La preocupación de los ciudadanos por el coronavirus ha bajado en el último mes, aunque se mantiene como el tercer problema, mientras que la crisis económica se sitúa ahora como el primero, por delante del paro.

En cuarto lugar se sitúa el mal comportamiento de los políticos y en quinto, la sanidad.

El pesimismo sobre la economía tiene también su reflejo en que un 76,4 por ciento considera la situación económica como mala o muy mala frente a solo un 13 por ciento, que cree que es buena o muy buena.

Con este escenario, el 65,7 por ciento de los españoles no tiene pensado ir de vacaciones este verano.

El sondeo señala que a un 40,8 por ciento de los ciudadanos lo que más le preocupa del coronavirus son los efectos sobre la salud, frente a un 34 que apunta a los económicos, aunque hay un porcentaje del 24,9 por ciento que admite que ambos efectos le inquietan por igual.

Además, el 69 por ciento de los españoles que han tenido que contactar con el médico porque sospechaba estar contagiado de coronavirus asegura que no se les ha practicado ninguna prueba, si bien nueve de cada diez ni siquiera ha acudido a los servicios sanitarios porque no tenía síntomas compatibles.

La inmensa mayoría de la ciudadanía, un 89,3 por ciento, opina que hay que hacer una reforma de la sanidad española, dedicándole más recursos económicos y personales y aumentando tanto las instalaciones para abordar una pandemia como la coordinación entre comunidades.

La crisis del coronavirus no pasa factura electoral al Gobierno, según el CIS
Comentarios