18.05.2021 |
El tiempo
martes. 18.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

El Congreso se une contra Vox por negar la violencia machista

El portavoz de Vox en la cámara Iván Espinosa de los Monteros, durante el pleno del Congreso de los Diputados, este martes en Madrid. Entre aplausos de todos los grupos parlamentarios, a excepción de los diputados de Vox, los portavoces de distintos grupos parlamentarios han recordado por sus nombres a las 1.081 mujeres asesinadas por violencia machista desde 2003 en España como respuesta al intento de Vox de revocar la Ley contra la violencia de género mediante una legislación de violencia intrafamiliar. EFE/Kiko Huesca
El portavoz de Vox en la cámara Iván Espinosa de los Monteros, durante el pleno del Congreso de los Diputados entre aplausos de todos los grupos parlamentarios. EFE/Kiko Huesca
El Congreso se une contra Vox por negar la violencia machista

"Lo nunca visto: la portavoz del PP, Cuca Gamarra, aplaudiendo a la diputada de la CUP Mireia Vehí, y el grupo de ERC al completo sumándose a la ovación a la parlamentaria de Ciudadanos Sara Giménez. En ningún momento hasta ahora -ni siquiera en el debate de la moción de censura que Vox promovió el pasado octubre y no obtuvo el apoyo de ningún otro grupo- había visto la extrema derecha escenificarse su absoluta soledad en el Congreso como ha sucedido este martes.

El cordón sanitario a Vox por su negativa a aceptar que existe la violencia machista no pudo ser más clamoroso: toda la Cámara se unió para rechazar las posiciones del partido de Santiago Abascal y prorrumpió en una larga y atronadora ovación después de que la diputada socialista Lidia Guinart completase la lectura de los nombres de las 1.081 mujeres asesinadas desde 2003, en la que se habían ido turnando los grupos de la izquierda y nacionalistas.

"El detonante fue una proposición presentada por Vox para tramitar una ley llamada de “violencia intrafamiliar” con el propósito declarado de “deshacer y enmendar los abusos de la ley de violencia de género”. Los grupos de la izquierda planearon una respuesta conjunta: leer todos el mismo texto de condena, negarse a entrar en discusión con Vox e ir turnándose en el recitado de los nombres de las 1.081 asesinadas, a imitación de lo que hizo Abascal en octubre, durante el debate de la moción de censura, con las víctimas mortales de ETA. PP y Ciudadanos prefirieron no participar en la iniciativa y entraron a responder a Vox, pero apoyaron claramente con sus aplausos la escenificación del rechazo a lo que la diputada del PP Alicia García calificó de “negacionismo de la violencia machista” por parte de la "extrema derecha".

El Congreso se une contra Vox por negar la violencia machista
Comentarios