13.12.2019 |
El tiempo
viernes. 13.12.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Los CDR detenidos iban a buscar "pisos francos" para el coordinar el asalto al Parlament

Y no tenían problema de dinero Les dijeron que para el dispositivo de comunicaciones del Palacio tendrían 6.000 euros

En foto, uno de los detenidos en la operación policial contra los CDR.
En foto, uno de los detenidos en la operación policial contra los CDR.
Los CDR detenidos iban a buscar "pisos francos" para el coordinar el asalto al Parlament

Uno de los CDR detenidos el pasado 23 de septiembre, Ferrán Jolis Guardiola, explicó en una de las conversaciones telefónicas que intervino la Guardia Civil con su novia Mireria, que el "CNI catalán" les había pedido que montara las comunicaciones dentro del Parlamento catalán para el 'día D', es decir, la fecha en la que pensaban tomarlo, que costarían 6.000 euros y también tenían que localizar "pisos francos". Fue otro de los detenidos, Xavier Buigas, quien transmitió a Ferrán Jolis que un grupo secreto denominado 'CNI catalán' se había puesto en contacto con él para que preparara la infraestructura logística para ocupar el Parlament y precisó que le habían trasladado que "con el tema del dinero no había ningún problema".

Según el sumario, al que ha tenido acceso Europa Press, durante una de las conversaciones que mantiene Ferrán Jolis con su parjea Mireia, éste la desvela que se tiene que "juntar con Torra" y que el "CNI catalán a través de uno del equipo" le había solicitado que montara las "comunicaciones para el día D dentro del Palacio, en Ciutadella".

Se refería al Parlamento catalán, que el grupo de los detenidos tenía previsto tomar, y aunque aún se desconoce en qué fecha concreta, la Guardia Civil apunta que "probablemente" sería en la fecha en que saliera la sentencia del 'procés'.

En esta conversación, el detenido, que se encuentra en prisión, desvela que las comunicaciones tenían que ser para "resistir una semana" y explica que "se lo monta todo, que localizan pisos francos, montan antena de larga distancia, que monta un dispositivo de 6.000 euros".

Ferrán explica a Mireia en esa llamada que solo tienen que hacer una cosa, "montar una reunión para verse las caras porque sino, no se hace nada, pero aún están esperando".

En otra conversación con Xavier Buigas Llobet, también detenido en la operación de la Guardia Civil, éste le comenta que se ocuparían de buscar pisos y locales. "Todo con la colaboración de ellos, porque ellos tienen un equipo técnico y táctico, están muy organizados", recalca.

Afirma que ellos les han pedido que pongan "mucha gente y dinero" porque, alega, "estas cosas cuestan dinero, porque los informáticos traerán sus portátiles y eso, pero seguro que necesitan cosas que se tienen que comprar para hacer un operativo".

"ESAS COSAS CUESTAN DINERO Y NOSOTROS NO PONDREMOS NI UN DURO" "Esas cosas cuestan dinero y nosotros no pondremos ni un duro", precisa Xavier Buigas, quien explica que ellos pondrán "las horas que haga falta" pero tiene que haber "dos pisos con gente" y esa gente tiene que "almorzar, cenar y dormir" y móviles que "se tengan que tirar". Confiesa que no necesitan el Ritz, pero sí "unos mínimos". Aunque reconoce que les han dicho que "del tema del dinero no hay ningún problema".

En otra conversación de Ferrán Jolís con Mireia, el detenido ladice que "montó un dispositivo que flipas" para el 'día D' y que "se la jugó". Además, expone que pasó material "super confidencial" a la hermana de Puigdemont y que ésta solo tenía que llamar o mandar un "SIGNAL", es decir, un mensaje a través de esa red de mensajería telefónica, diciéndole "ya está".

UNA SEMANA PARA EL DISPOSITIVO DE REUNIÓN CON LA HERMANA DE PUIGDEMONT Explica también que había estado con la hermana de "Puig", al que llaman en clave Lisa, y que para "una reunión de media hora montaron un dispositivo con una preparación de una semana, una reunión móvil, con avanzadillas y con emisoras".

Según desvela, el grupo, que se llama a sí mismo "equipo de respuesta táctica" se comunica dentro de SIGNAL, cada mes cambian de grupo dentro de esa red, aunque sean las mismas personas y que hizo un código de seguridad en el que había cuatro colores: negro, rojo, verde y amarillo.

Este último es para una conversación abierta para grupos de CDR, pero no por redes sociales; que el rojo es para personas de confianza y algún SIGNAL de máxima confianza y el verde es un código abierto.

Pero luego confiesa que él se ha salido porque no puede exponerse y es consciente de que "si lo pillan se iría para dentro, tan solo con el material que tiene, que él monta junto con su equipo las comunicaciones, los protocolos, los operativos de seguridad y los repetidores".

Comentarios