12.08.2020 |
El tiempo
miércoles. 12.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Casado desconfía de la disposición a pactar de Sánchez pero el PP mantendrá la mano tendida como piden varios 'barones'

El PP cree que detrás de la oferta de comisión Congreso-Senado que hizo Sánchez hay una trampa: "culpar al PP de recortes"
Casado desconfía de la disposición a pactar de Sánchez pero el PP mantendrá la mano tendida como piden varios 'barones'

El PP cree que detrás de la oferta de comisión Congreso-Senado que hizo Sánchez hay una trampa: "culpar al PP de recortes"

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El PP desconfía de que el jefe del Ejecutivo tenga una voluntad real de llegar a acuerdos con su partido y, como prueba de ello, subrayan que Pedro Sánchez lleva más de un mes sin llamar al jefe de la oposición, Pablo Casado, según recalcan a Europa Press fuentes de la cúpula del partido. Sin embargo, los 'populares' insistirán en su oferta de pactos y en ofrecer mano tendida para llegar a acuerdos tras la pandemia como demandan varios de sus 'barones' territoriales y destacados dirigentes.

Sánchez aseguró públicamente el martes en el Senado que está dispuesto a llegar a acuerdos con el PP en el "ámbito sanitario, económico y social" si los de Pablo Casado "cambian de estrategia" y dejan la "bronca" en la que, a su juicio, se han estado instalado estos tres meses junto a Vox. Así, y después de que el Grupo Popular hubiese solicitado una comisión en la Cámara Alta con participación de las autonomías, ofreció a los 'populares' una comisión mixta Congreso-Senado de evaluación de la pandemia.

Sin embargo, el PP cree que detrás de esa comisión mixta para evaluar lo sucedido y preparar al país ante la situación postcovid que planteó Sánchez hay una trampa, ya que se busca poner el foco también en la etapa de Gobierno de Mariano Rajoy para "decir que la culpa de todo son los recortes del PP", según las fuentes consultadas.

Los 'populares' advierten de que el propio Sánchez se retrató con sus declaraciones ante el Pleno al afirmar que ese órgano también debe "evaluar qué es lo que ha ocurrido durante estos años", "por qué España no estaba preparada para hacer frente a una pandemia de estas características" y "preparar" al país "para el futuro". Según añadió, se trata de que "futuros Gobiernos encuentren una situación mucho mejor" a la que se encontraron desde el inicio de esta legislatura.

Además, el PP cree que Sánchez quiere utilizar esa comisión mixta de evaluación como escudo para vetar después la creación de una comisión de investigación en el Congreso, una solicitud para depurar responsabilidades políticas al "máximo nivel" que Casado quiere presentar cuando se "supere la pandemia".

En cualquier caso, el Grupo Popular en el Senado también "cogió el guante" de Sánchez y registró en esta Cámara, junto a Coalición Canaria, la propuesta de creación de una comisión mixta Congreso-Senado que evalúe los efectos de la pandemia por coronavirus, en colaboración con las autonomías. Los 'populares' insisten en que hay que buscar el consenso también con las comunidades en esta nueva era poscovid.

Javier Maroto, portavoz del PP en el Senado, considera que "ésta es la enésima prueba de que el Partido Popular busca consensos" y que espera que "no sea la enésima vez que Pedro Sánchez encuentra excusas para no apoyarlos".

"NO QUIERE PACTAR CON EL PP Y SE LE NOTA A LA LEGUA"

En 'Génova' consideran que Sánchez "no quiere pactar" con el PP y que "se le nota a la legua". La "prueba del algodón", según los 'populares' es que Sánchez no llama a Casado desde el pasado mes de mayo y que hasta ahora en todas sus comparecencias equipara al Partido Popular con Vox.

"El movimiento se demuestra andando. La credibilidad se gana con hechos y los hechos hasta ahora demuestran que no quiere acuerdos", asegura a Europa Press una de las personas que se sienta en el comité de dirección de la formación.

En el PP sostienen que Sánchez se ha quedado "descolocado" ante la mano tendida y las reiteradas ofertas de pacto de Casado, que ha expresado su disposición a llegar acuerdos en el plano sanitario, con un 'Pacto Cajal' en materia de salud; en el ámbito jurídico adecuando si es necesario la legislación para no recurrir al estado de alarma si hay rebrote; o en el campo económico, con ayudas a los sectores más afectados, bajadas de impuestos y extensión de los ERTES hasta diciembre, entre otras.

ANA PASTOR Y ELVIRA RODRÍGUEZ, INTERLOCUTORAS

El propio Casado expresó públicamente este jueves que el PP apoya las ayudas al sector del turismo y de la automoción pero aseguró que los planes anunciados por Sánchez llegan "tarde" porque su partido lleva dos meses solicitando medidas para los sectores más afectados por la pandemia.

Como prueba de esa voluntad de negociación del PP, Casado ha confiado a las exministras Ana Pastor y Elvira Rodríguez la interlocución con el Gobierno para buscar acuerdos en el plano sanitario y en el plano económico.

Rodríguez llevará el peso de las negociaciones cuando lleguen a la Cámara Baja los proyectos relativos al turismo y sector del automóvil. Por su parte, Pastor --que es la portavoz en la comisión de reconstrucción-- es la encargada de hablar con el Gobierno sobre el decreto sobre la nueva normalidad que se votará la próxima semana en el Congreso. El Grupo Popular no se opondrá a ese texto y se debate entre el sí y la abstención.

PETICIONES PÚBLICAS DE PACTO

En las últimas semanas se han producido numerosas peticiones públicas de pacto, entre ellas la de los empresarios. Esta misma semana se celebró una cumbre a instancias de la CEOE para solicitar que la reconstrucción de la economía se sustente en el consenso político.

Más 'barones' del PP han defendido llegar a acuerdos con el Gobierno y buscar el entendimiento. El último que lo ha hecho públicamente ha sido el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien además ha recomendado apostar por la "desescalada verbal" a nivel político y parlamentaria.

"El camino que tenemos que seguir, diálogo, entendimiento, mano tendida. Es fundamental que las principales fuerzas políticas nacionales que están en el espacio de la moderación y de la prudencia seamos capaces de entendernos si no en lo global, al menos, en algunos aspectos fundamentales sobre impuestos y recuperación económica", dijo Mañueco este jueves en la Cadena Ser.

También la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría reapareció esta semana en un coloquio para recomendar "moderación". Además, apostó por preservar tanto el diálogo social como un diálogo político "profundo" en estos tiempos de "polarización" para salir de la actual situación provocada por la crisis del coronavirus.

Casado desconfía de la disposición a pactar de Sánchez pero el PP mantendrá la mano tendida como piden varios 'barones'
Comentarios