26.09.2020 |
El tiempo
sábado. 26.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Carcedo, la ministra que tuvo una agenda repleta por una sanidad más justa

La ministra de Sanidad, Bienestar Social y Consumo en funciones, María Luisa Carcedo.La ministra de Sanidad, Bienestar Social y Consumo en funciones, María Luisa Carcedo.
La ministra de Sanidad, Bienestar Social y Consumo en funciones, María Luisa Carcedo.La ministra de Sanidad, Bienestar Social y Consumo en funciones, María Luisa Carcedo.
Carcedo, la ministra que tuvo una agenda repleta por una sanidad más justa
María Luisa Carcedo ha estado menos de catorce meses al frente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, pero su vitalidad y capacidad de trabajo han dejado huella y ha sacado adelante numerosos proyectos, desde un plan contra la pseudociencia hasta las terapias avanzadas contra el cáncer.

Durante su mandato ha desplegado una intensa actividad con una agenda que a diario incluía uno o dos actos y con la convocatoria de siete Consejos Interterritoriales de Sanidad -algunos de ellos estando en funciones- lo que significa que se ha reunido con los consejeros autonómicos del ramo una vez casi cada dos meses.

Sólo quince días después de llegar al Paseo del Prado, donde se encuentra la sede del Ministerio, Carcedo dejó claro que su prioridad iba a ser devolver la sanidad universal, una medida impulsada por su antecesora en el cargo, Carmen Montón, que no pudo culminar por su dimisión ante presuntas irregularidades en el máster que cursó en una universidad madrileña.

Carcedo no ha podido ver cómo el acceso a la atención sanitaria de los inmigrantes irregulares se concretaba en una ley al quedar paralizada su tramitación parlamentaria por el adelanto electoral, aunque, como ha repetido en numerosas ocasiones, la sanidad universal está garantizada con un real decreto del Gobierno aprobado en septiembre de 2018 que estaba llamado a ser transitorio.

Una norma que, sin embargo, no derogó toda la reforma sanitaria del PP en la que se introdujeron nuevos copagos farmacéuticos en función de la renta, que Carcedo quería eliminar para los colectivos mas vulnerables.

Tampoco pudo poner en práctica esta medida al estar ligada a los Presupuestos Generales del Estado, que no se aprobaron.

Otro de sus objetivos claros ha sido la lucha contra las pseudoterapias y para ello planteó, junto al ministro de Ciencia, Pedro Duque, un gran plan para frenar las técnicas que no hubieran demostrado evidencia científica.

A principios de febrero de 2019 se anunciaron las primeras 73 terapias que ya han pasado a calificarse directamente como pseudocientíficas y se están revisando a otras 66, entre las que se encuentra la homeopatía.

En su empeño por acabar con las pseudoterapias, durante su mandato se ha denunciado ante la Fiscalía el uso y promoción del clorito de sodio, que se vendía en internet como "remedio" para la mejora y curación de distintas patologías, entre ellas el autismo, por "el riesgo que para la vida o la salud de las personas supone la venta o publicidad en España".

Otra "joya de la Corona" de esta asturiana, médico de familia, ha sido un plan para abordar las terapias avanzadas, que ha supuesto la incorporación al sistema sanitario de las CART, una inmunoterapia dirigida a combatir determinados tipos de linfomas y leucemias.

Una medida que llevó al primer Consejo Interterritorial, al igual que su propósito de poner en marcha en 2019 un calendario vacunal único "para toda la vida", que incorpora al actual calendario infantil las indicaciones de vacunas de los grupos de riesgo y adultos. En total cubren 14 enfermedades.

Carcedo, además, ha incluido en la financiación pública la Profilaxis Preexposición (PrEP), un fármaco que previene el contagio por VIH, y, a partir de este 1 de enero, dos medicamentos para dejar de fumar, que pueden beneficiar a casi 84.000 personas.

Su rechazo frontal a la gestación subrogada -una práctica prohibida en España- ha caracterizado también su mandato. Ya el mismo día de su toma de posesión como ministra, en una entrevista a Efe, la primera que concedía a un medio de comunicación, equiparó está técnica con el tráfico de órganos y defendió que fuera declarada ilegal en el ámbito internacional.

En el área de Bienestar Social, se ha preocupado especialmente por los inmigrantes menores no acompañados (Menas) y ha dejado en proyecto la creación de centros de primera acogida y un sistema de distribución de estos niños entre comunidades autónomas para mejorar su atención, tanto a su llegada como en el proceso de integración en España.

Hasta ahora, los menores extranjeros que llegan a España sin un adulto de referencia son atendidos por las comunidades autónomas en las que se encuentran, que tiene la competencia de su tutela, lo que está provocando grandes desequilibrios entre regiones.

Los dependientes y las personas que los cuidan han sido otro de sus ejes de trabajo. El pasado mes de abril aprobó un decreto ley por el que el Estado se hace cargo de las cotizaciones a la Seguridad Social de 44.000 cuidadores.

Carcedo quería que las personas con discapacidad intelectual pudieran votar y así lo pudieron hacer unas 100.000 en las ultimas elecciones generales.

En julio de 2019 entró en vigor otra de sus medidas, el nuevo reglamento de adopciones internacionales que reduce los tiempos de tramitación y otorga mayor seguridad jurídica a los menores y las familias adoptantes. 

Carcedo, la ministra que tuvo una agenda repleta por una sanidad más justa
Comentarios