13.06.2021 |
El tiempo

Bárcenas sigue con las acusaciones de la caja B que Rajoy recibió sobresueldos

aptura de la señal Institucional de la Audiencia Nacional del extesorero del PP Luis Bárcenas que ha vuelto a situar al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y a la exministra y ex secretaria general del partido María Dolores de Cospedal entre los antiguos altos cargos que recibieron sobresueldos procedentes de la "contabilidad extracontable" de la formación. EFE/Audiencia Nacional/SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA/CRÉDITO OBLIGATORIO
Captura de la señal Institucional de la Audiencia Nacional del extesorero del PP Luis Bárcenas. EFE/Audiencia Nacional
Bárcenas sigue con las acusaciones de la caja B que Rajoy recibió sobresueldos
El extesorero del PP Luis Bárcenas ha vuelto a situar al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y a la exministra y ex secretaria general del partido María Dolores de Cospedal entre los antiguos altos cargos que recibieron sobresueldos procedentes de la "contabilidad extracontable" de la formación.

"Las entregas a Rajoy y a Cospedal desde el Congreso de junio de 2008 las realizo yo siempre", ha asegurado Bárcenas este lunes en el juicio que celebra la Audiencia Nacional por el supuesto pago con dinero de la presunta caja B del PP de casi un millón de euros de la reforma de la sede del partido en la calle Génova de Madrid.


Bárcenas, que ya mencionó a Rajoy en la carta que envió a la Fiscalía hace unas semanas prometiendo colaborar, ha dado otros nombres como los de los ex secretarios generales del PP Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes y Javier Arenas; o el de los exministros Jaime Mayor Oreja, Rodrigo Rato y Federico Trillo, aunque ha dicho que él no entregó ninguna cantidad a Rato o a Acebes, pero que aparecen en la documentación que manejaba.


Una documentación que ha denominado como "los papeles del PP" -frente a los conocidos como "papeles de Bárcenas"- y que correspondía a un sistema de contabilidad que, ha explicado, nació porque el partido recibía donativos, generalmente superiores al límite de gasto, y "había una serie de compromisos que había que satisfacer de forma no oficial".


Acabó, según su versión, en 2009 al estallar el caso Gürtel, aunque ha dicho que la última entrega se la dio él mismo a Rajoy y a Cospedal y que procedía de un donativo de unos 50.000 euros de un empresario que buscaba saldar una deuda del PP de Pontevedra que se había cargado erróneamente al partido nacional.


"Le doy los sobres y ellos sabrán lo que tienen que hacer", ha afirmado Bárcenas, en prisión por Gürtel y que en este juicio se enfrenta a una petición de 5 años de cárcel.


Bárcenas ha justificado que se necesitaba "dinero de esas características" para atender pagos como retribuciones a cargos electos, y ha dicho que fue Francisco Álvarez Cascos quien le dio la "instrucción" a su antecesor en la tesorería, el fallecido Álvaro Lapuerta, para que se procediese de ese modo.


Al cesar Álvarez Cascos, ha añadido, se continuó con el conocimiento de los siguientes secretarios generales, entre los que ha citado a "Arenas, Acebes o Cospedal".


"Yo no llevaba la contabilidad de la caja del partido, lo que llevaba era la contabilidad de la caja B", ha afirmado.


Ha explicado que cuando el PP ganó las elecciones en 1996 algunos "cargos importantes" del partido como Rodrigo Rato, Mariano Rajoy, Jaime Mayor Oreja o Javier Arenas, que percibían una retribución por "gastos de representación", entraron en el Gobierno y la Ley de Incompatibilidades les impidió que siguiesen cobrando esa cantidad.


Entonces, "la propuesta que recibe el tesorero (Lapuerta)", ha continuado Bárcenas, es "que no perciban menos dinero neto que el que venían recibiendo", de forma que "había que complementar" su sueldo con "fondos de la contabilidad extracontable hasta llegar a esa cantidad".


"Físicamente el dinero estaba en mi despacho, dentro de una caja", ha dicho. Él era quien lo metía en sobres y se lo daba a Lapuerta, que "se desplazaba al ministerio correspondiente y entregaba los sobres".


Pero ninguno de los dos recibieron esos sobresueldos porque tenían "el mayor nivel retributivo del partido", según Bárcenas, que, aparte del PP nacional, ha mencionado otras estructuras como Bilbao, donde un empresario gallego "pagó" la reforma de sede; o Galicia, donde era "evidente" que algunas donaciones "no estaban en la contabilidad oficial".


El fiscal también le ha preguntado por la entrega de 60.000 euros que hizo Luis Gálvez, propietario de la constructora Ploder, sobre la que testificó recientemente en el caso Púnica.


Bárcenas ha explicado que esta aportación no se refleja en la contabilidad b del partido porque el constructor dio un sobre a Lapuerta y a él pidiendo expresamente que fuese para financiar la campaña de la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre, que en ese momento estaba en la planta de abajo de la sede de Génova, de manera que se lo dieron en mano y por eso no está reflejado en los papeles.


Ha ironizado con que Aguirre, que se ha querellado contra él por esas manifestaciones, diga que no conoce "al de Ploder", pero sí a una hija "de jugar al golf". "A quien conoce seguro es a Sigfredo Herráez", ha dicho al recordar que este exconcejal de Madrid está casado con esa hija, y "seguro que ha estado en la boda" y ha visto al suegro.


También, a preguntas del fiscal, ha hablado de las entregas que hizo Adolfo Sánchez como presidente de la Asociación española para la tartamudez, y ha asegurado que lo hacía para que le ayudasen con medidas legales y que pedía conocer las comisiones legislativas que le pudieran afectar.


Le consiguieron, ha añadido, una reunión con Acebes para legislar teniendo en cuenta a este sector. "Nos dijo que los había intentado con el PSOE y en ese momento con nosotros", ha indicado. 

Bárcenas sigue con las acusaciones de la caja B que Rajoy recibió sobresueldos
Comentarios