23.06.2024 |
El tiempo

Aragonès confía en que después de la amnistía llegue el referéndum

Aragonès ha sido el primer presidente autonómico en intervenir y después se ha ido sin escuchar a los demás
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. / AEP
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. / AEP
Aragonès confía en que después de la amnistía llegue el referéndum

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, ha proclamado este jueves en el Senado que la amnistía para los encausados por el procés es "un punto de partida imprescindible" de un camino que tiene como destino la convocatoria de un "referéndum" de independencia, que se ha mostrado convencido de que se acabará celebrando.

Así lo ha asegurado durante su intervención ante la Comisión General de Comunidades Autónomas, auspiciada por el PP en la Cámara Alta y donde, ha dicho, ha acudido, aunque algunos no "esperaban", para defender a Cataluña.

Aragonès, que ha sido el primer presidente autonómico en intervenir y después se ha ido sin escuchar a los demás, ha recalcado que la amnistía es "imprescindible" para "acabar con la causa general contra el independentismo", para continuar con el trabajo realizado en los últimos años y para "reconocer la existencia de un conflicto político que se va a resolver a través del diálogo" y la negociación.

En este contexto, ha hecho hincapié en que los acuerdos que salgan de esa negociación deberán ser "votados" por la ciudadanía de Cataluña, como acordó en su momento la Generalitat con el Gobierno de Pedro Sánchez. "La amnistía no es un punto final, es un punto de partida de un camino que tiene un destino: que la ciudadanía vote", ha enfatizado.

EL REFERÉNDUM A LA ESCOCESA

Para ello, el presidente catalán ha vuelto a insistir en el planteamiento de realizar un referéndum como el que se realizó en Escocia: "Acabar con la represión y apostar por una solución dialogada, acordada y democrática del conflicto político".

"Lo queremos hacer de forma acordada, de forma reconocida, con la participación de todo el mundo, para que sea la ciudadanía catalana la que decida, donde todas las opciones sean posibles si la ciudadanía le da el apoyo de forma mayoritaria", ha sostenido el presidente catalán durante su alocución.

Y ahondando en la idea de que muchos de los presentes no le esperaban en este foro para intentar impedir la amnistía, Aragonès ha reprochado a los 'populares' que se "escandalicen" por esta medida, pero no lo hicieron ante los 6.000 indultos durante los gobiernos de Felipe González y José María Aznar, según ha dicho.

"A pesar de la larga trayectoria de la utilización partidista de Cataluña por parte del PP, que incluye la recogida de firmas contra el Estatuto de Autonomía, la aprobación del 155, entre otras, Cataluña mira hacia adelante y seguirá su camino", ha defendido.

CONVENCIDO DEL REFERÉNDUM

En este contexto, Pere Aragonès se ha mostrado convencido al final de su intervención que Cataluña votará en un referéndum "por voluntad, por perseverancia y por democracia".

Y sobre la amnistía, el presidente catalán ha recalcado que es "imprescindible" para "avanzar en la resolución del conflicto político entre Cataluña y las instituciones del Estado español": "Para terminar con los exilios forzados, con las multas, con los espionajes".

Durante su intervención, el presidente catalán ha defendido su presencia en esta comisión general de las Comunidades Autónomas para reivindicar la amnistía y el referéndum, pese a que poca gente le "esperaba", para "defender a Cataluña".

"Soy muy consciente de que el objetivo real de esta sesión no es otro que volver a utilizar Cataluña para las batallas partidistas a nivel de Estado español, una vez más volver al anticatalanismo para desgastar al adversario. Gobierne quien gobierne, siempre se utiliza Cataluña para alcanzar algunos votos", ha denunciado.

Por ello, ha reprochado al PP que haya utilizado esta sesión para mostrar su rechazo a la amnistía y no para hablar sobre el déficit de Cataluña, la situación del servicio ferroviario de Rodalies o la defensa de la lengua catalana.

En este contexto, ha recordado que es nieto de emigrantes andaluces, que "se sentían orgullosos de Cataluña y de lo que representa". "También quiero reconocer que, más allá de lo que representa y hace la derecha nacionalista española, hay muchos ciudadanos en el Estado español que conocen, aman y aprecian Cataluña", ha defendido.

Aragonès confía en que después de la amnistía llegue el referéndum
Comentarios