27.02.2024 |
El tiempo
martes. 27.02.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria

Sánchez, al ataque contra Feijóo: le llama “curandero” y “profeta de la catástrofe”

"El curandero no pretende curar, quiere beneficiarse", ha indicado, antes de aludir a la subida del SMI o el fomento de las energías renovables como causas que esgrimen estas personas, que aseguran que con otro Ejecutivo la inflación no se habría elevado.

El presidente del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, durante la primera jornada de la 26 edición del Debate sobre el Estado de la Nación, en el Congreso de los Diputados, a 12 de julio de 2022, en Madrid (España). Tras siete años sin celebrarse ninguno, la Cámara baja acoge durante los días 12, 13 y 14 de julio la vigésima sexta edición del debate sobre el estado de la Nación desde 1983 y el primero que se lleva a cabo con Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. Esta edición del debate, también es la primera para Unidas Podemos, Vox y Ciudadanos, ya que en 2015 ninguna formación tenía representación parlamentaria para participar. Durante el debate, el Gobierno expone y hace balance de los resultados de la política que ha llevado a cabo, la oposición comparece para fijar sus posturas y se votan las propuestas de resolución formuladas por las demás formaciones. Entre los temas que se discutirán está la reforma laboral, el plan nacional de respuesta a las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania, los últimos presupuestos generales del Estado aprobados, las políticas de recuperación tras la erupción del volcán en la isla de La Palma, los fondos europeos Next Generation, la excepción ibérica al gas, España como anfitriona en la cumbre de la OTAN y la presidencia del Consejo de la Unión Europea en el segundo semestre de 2023.
12 JULIO 2022;DEBATE;POLÍTICA;PRESIDENTE;NACIÓN;ESPAÑA;CONGRESO
Eduardo Parra / Europa Press
12/7/2022
El presidente del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, durante la primera jornada de la 26 edición del Debate sobre el Estado de la Nación. / Eduardo Parra / Europa Press
Sánchez, al ataque contra Feijóo: le llama “curandero” y “profeta de la catástrofe”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparado este martes a la oposición con los "curanderos" por achacarle a su gestión al frente del Ejecutivo la elevada inflación que padece España. Asimismo, ha criticado que se le señale a él por "prejuicios ideológicos" a través de "poderes mediáticos".

Según ha señalado al inicio del Debate sobre el estado de la Nación que tiene lugar en el Congreso de los Diputados, es "importante" conocer "las causas del diagnóstico" de la inflación y ha trazado una línea entre las explicaciones de los "curanderos" y las de los "médicos especialistas".

"El curandero no pretende curar, quiere beneficiarse", ha indicado, antes de aludir a la subida del SMI o el fomento de las energías renovables como causas que esgrimen estas personas, que aseguran que con otro Ejecutivo la inflación no se habría elevado.

En esta línea ha apuntado a que estas razones "reafirman prejuicios ideológicos" y están sustentadas gracias a "potentes altavoces mediáticos contra el Gobierno".

"Lo cierto es que no hay ni una institución nacional o internacional o un sólo estudio empírico que avale estas tesis", ha continuado, antes de pedir a los ciudadanos que, si lo piensan, "verán cuán absurdas" son. En este contexto, se ha preguntado que "si es culpa del Gobierno, por qué hay ocho países" con una inflación superior.

En cambio, el "diagnóstico" de los médicos especialistas atribuye la inflación, que en julio se ubica en España en el 10,2 por ciento --su nivel más alto desde 1985--, a la invasión rusa de Ucrania y a la pandemia de COVID-19, ha indicado Sánchez.

Así, ha explicado que la reactivación económica favorecida por el auge consumista derivado del fin del confinamiento hizo difícil a ciertos sectores "retomar el ritmo que exigía la demanda", lo que ha generado "escasez" para comprar ciertos bienes, como coches o lavadoras. También ha aludido al cambio de los hábitos de vida y al aumento del consumo de electricidad.

En cuanto al estallido de la guerra en Ucrania, el presidente ha señalado que "ha agravado" la inflación en Occidente porque los países involucrados son exportadores de gas, cereales y granos.

"En algo más de cuatro meses, el precio del petróleo ha aumentado un 13 por ciento, el del gas un cien por ciento, el del maíz y el trigo cerca de un 45 por ciento y el del arroz un 24 por ciento", ha recordado, antes de señalar que la inflación en Europa se ubica en el 9 por ciento.

De hecho, según los datos que ha ofrecido, la inflación ha aumentado "bruscamente" en el 75 por ciento de las economías desarrolladas. "Como ven, no es un mal endémico, afecta a todo el planeta", ha incidido.

No obstante, el presidente del Gobierno sí ha reconocido que "el gran reto" que tiene España es la "inflación", a la que ha calificado de "enfermedad grave" para la economía. Así, ha incidido en que "empobrece a todos" y "afecta a los colectivos más vulnerables". No obstante, ha mencionado "proyecciones" de expertos que pronostican que a finales de año la inflación se ubicará en el 6 por ciento.

Sánchez, al ataque contra Feijóo: le llama “curandero” y “profeta de la catástrofe”
Comentarios