25.05.2024 |
El tiempo

POLÍTICA

Trump busca unirse con Putin mientras tensiona rlas elaciones con Europa: este es su impacto en la seguridad mundial

La posible vuelta de Trump al poder ha generado preocupaciones sobre el futuro de la política internacional de Estados Unidos, especialmente en relación con la crisis en Ucrania
El expresidente estadounidense Donald Trump y precandidato a la Casa Blanca en 2024 da un discurso. / Jim Lo Scalzo
El expresidente estadounidense Donald Trump y precandidato a la Casa Blanca en 2024 da un discurso. / Jim Lo Scalzo
Trump busca unirse con Putin mientras tensiona rlas elaciones con Europa: este es su impacto en la seguridad mundial

La posible llegada de Trump a la Casa Blanca promete con dar la vuelta a todos los consensos de seguridad alcanzados con Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

La cuestión ruso-ucraniana ha roto por la mitad a la sociedad estadounidense y al Partido Republicano y podría tener consecuencias a nivel global en caso de que los republicanos recuperaran el poder en las próximas elecciones presidenciales de noviembre de 2024.

De hecho, ya las están teniendo. El bloqueo en la Cámara de Representantes debido al veto del Partido Republicano a la ayuda militar a Ucrania ha dejado a las fuerzas de Kiev con municiones mínimas. Esa circunstancia ha favorecido la última gran victoria rusa en el campo de batalla: la conquista de la ciudad ucraniana de Avdiivka, la primera victoria rusa en meses.

El presidente Biden se mostró muy crítico con el Partido Republicano tras la debacle ucraniana en Avdiivka: «El Ejército de Ucrania se vio obligado a retirarse de Avdiivka después de que los soldados ucranianos se vieran obligados a racionar municiones debido a la disminución de los suministros como resultado de la inacción del Congreso».

Las declaraciones de Trump, donde pone en duda el apoyo de Estados Unidos a Ucrania y el papel de Washington en la OTAN, así como el férreo bloqueo del paquete de ayuda militar a Ucrania, han planteado muchas dudas respecto a cómo planteará Estados Unidos el desafío expansionista ruso en caso de que Trump llegue a la Casa Blanca.

Según publicó la CNN, Trump ya está diseñando su política internacional de cara a un posible regreso a la Casa Blanca que en el Partido Republicano dan ya por hecho. En ese sentido deben interpretarse sus declaraciones atacando a la OTAN –llegó a decir que alentaría a Rusia a atacar a los aliados que no pagaran– y sus llamamientos a retirar toda ayuda a Ucrania.

Trump definió el apoyo occidental a Ucrania de «desastre» que no habría ocurrido con él en la presidencia y exigió al presidente Biden que obligue a los países europeos de la OTAN a invertir en defensa el mismo presupuesto que invierte Estados Unidos.

La alarma sobre las intenciones del magnate en caso de que regrese a la presidencia se han extendido por las cancillerías europeas a medida que se acerca la campaña electoral. El temor a que Trump intente abandonar la OTAN –algo que, por otro lado, no es nada sencillo de llevar a cabo–, o al menos reducir su compromiso de cara a la defensa de los aliados, resuena con fuerza en los pasillos del cuartel general de la Alianza Atlántica en Bruselas.

La retórica antiatlantista no sería más que una estrategia de Trump de cara a un objetivo superior: poner fin a los consensos de seguridad transatlánticos que se alcanzaron tras la Segunda Guerra Mundial y renovados con el fin de la Guerra Fría.

La política exterior propugnada por el Partido Republicano ha virado y se ha centrado en un proteccionismo en el que el lema es «America first». Un lema que, por otro lado, tuvo su éxito en los años previos a la Primera Guerra Mundial, lo que alimenta la teoría de la retroalimentación cíclica de los hechos históricos.

La reacción de Trump tras la muerte del disidente ruso Alexei Navalni en la prisión siberiana de Lobo Polar no ha hecho más que alimentar los temores sobre la visión del mundo que el aspirante republicano tiene en la cabeza.

Trump no condenó la muerte de Navalni, condenado a 30 años de prisión acusado de extremismo, y la empleó para atacar al sistema judicial por los múltiples casos por los que está siendo juzgado. Además, responsabilizó a Navalni de su trágico destino.

El aspirante a candidato republicano ha puesto toda la maquinaria del Partido Republicano al servicio de sus prioridades en política exterior.

En ese sentido, el senador republicano por Ohio, y fiel seguidor de Trump, JD Vance, afirmó durante la reciente Conferencia de Seguridad de Munich que «no creo que Vladimir Putin sea una amenaza existencial para Europa y, si lo llegara a ser, tendría que ser Europa la que asumiera un papel más agresivo en su propia seguridad».

Además, Vance rechazó el nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania bloqueado en el Congreso por valor de 60.000 millones de dólares: «No va a cambiar en nada la realidad en el campo de batalla».

Trump busca unirse con Putin mientras tensiona rlas elaciones con Europa: este es su impacto en la seguridad mundial
Comentarios