08.12.2019 |
El tiempo
domingo. 08.12.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria
ALERTA El Diario de Cantabria

Tipos de préstamos personales

Tipos de préstamos personales
Tipos de préstamos personales
Tipos de préstamos personales

Antes de solicitar un préstamo, es importante conocer las diferentes alternativas que nos ofrece el mercado para poder hacer una buena elección. En este artículo, trataremos de ofrecerte una clasificación general de préstamos personales. Tras saber lo que se necesita, puede ser de gran ayuda utilizar un comparador de préstamos, como el que hay en esta página web, para elegir uno que se adapte bien a las necesidades del cliente.

La clasificación más general de préstamos personales los divide entre préstamos garantizados y sin garantizar.

Los préstamos garantizados, son aquellos que cuentan con una garantía, es decir, un bien propiedad del prestatario cuya posesión puede pasar al prestamista en caso de impago. Esta posibilidad, hace que el prestamista asuma menos riesgos y, como resultado, aplique intereses más bajos.

El ejemplo más arquetípico de una garantía es un inmueble que se use como tal en un préstamo hipotecario. También es habitual que en los préstamos para el coche, que son otro tipo de préstamos personales, el propio vehículo que se adquiere sea garantía del préstamo.

Los préstamos sin garantía suelen tener intereses más altos. Por ejemplo, los conocidos como préstamos rápidos suelen ser de este tipo.

Dentro de los préstamos personales, podemos diferenciar los préstamos de consumo, que permiten usar el dinero para absolutamente lo que se quiera, de los préstamos con un objetivo fijo. Estos segundos, aunque pueden ser para comprar objetos que también consideraríamos consumo, no dan libertad para el uso del dinero. Un ejemplo de ello, serían los ya mencionados préstamos para el coche, los préstamos para estudios, viajes o los préstamos para una reforma.

También se puede diferencia entre préstamos entre particulares o préstamos de una financiera a un particular. Los primeros han visto como su volumen aumenta considerablemente gracias a las plataformas de crowdfunding. Los segundos, son los préstamos habituales en los que una empresa concede el préstamo a un consumidor.

Otra división puede ser en función del tipo de devolución del préstamo. Hay préstamos con cuotas mensuales, que a su vez se pueden dividir en aquellos en los que las cuotas mensuales solo incluyen intereses o aquellos que incluyen intereses y principal; y préstamos en los que se hace un gran pago al final sin ningún tipo de mensualidad.

El cálculo de los intereses también da pie a una clasificación de los préstamos. Así, distinguimos entre préstamos con tipos de interés flexible y préstamos con tipo de interés fijo. Los tipos de interés flexible suelen usarse para plazos largos y, por tanto, se utilizan habitualmente en el mercado hipotecario. Su particularidad es que el cálculo de los intereses depende de un índice. Por ejemplo, se puede añadir cierto porcentaje al tipo que marque el Euribor, de modo que el tipo de interés del préstamo varía de forma directamente proporcional a como lo haga el Euribor. En los préstamos con tipos de interés fijos, el tipo se establece al principio de la vida del préstamo y no cambia hasta el final o, al menos, no lo hará sin una negociación de las partes.

loading...
Comentarios