02.12.2020 |
El tiempo
miércoles. 02.12.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Estos son los problemas que más frecuentemente surgen en las tuberías

Estos son los problemas que más frecuentemente surgen en las tuberías

Afortunadamente en toda ciudad de España hay un amplio listado de profesionales del hogar dispuestos a solucionar prácticamente cualquier tipo de adversidad. Un claro ejemplo son los mejores poceros, quienes se encargan de llevar a cabo multitud de tareas.

Una de las más habituales guarda relación con las tuberías. En concreto nos referimos a solucionar los problemas, los cuales en un elevado porcentaje de casos son siempre idénticos. ¿Quieres saber de qué contratiempos hablamos? A continuación listaremos aquellos que se dan con bastante frecuencia en todos los municipios de Cantabria.

Desagüe que no traga

Empezamos con el problema más común de todos. La mayoría de llamadas que reciben los poceros hacen referencia a un desagüe que, por un motivo u otro, no es capaz de tragar.

Ello se traduce en incomodidades por parte de los usuarios. Y es que no son capaces de fregar los cacharros o realizar otras acciones, tales como lavarse las manos, los dientes o la cara.

La obstrucción presente en este pequeño sistema de tuberías da pie a que el agua vaya acumulándose. En la práctica totalidad de casos el contratiempo viene dado por la acumulación de residuos alimenticios si se trata de un desagüe presente en el fregadero.

En el cuarto de baño, por ejemplo en el lavabo, los pelitos del afeitado también se van acumulando con el paso del tiempo causando estragos. Indistintamente del origen, un experto en la materia es capaz de solucionar este problema en un abrir y cerrar de ojos.

Y es que afortunadamente se trata de una adversidad de carácter leve. Sin embargo, ello en ocasiones acarrea más contratiempos si los consumidores pretenden solucionarlo por sus propios medios.

Un claro ejemplo de ello son las corrosiones e incluso deterioros de considerable magnitud que se generan al hacer uso de productos demasiado agresivos. La tubería no lo aguanta, por lo que el daño causado a posteriori es mucho peor.

Es por este motivo que, ante el más mínimo signo de obstrucción en un desagüe, conviene llamar de inmediato a un especialista

Escasa circulación acuática

Como es de esperar, muchos de los problemas frecuentes de las tuberías son ocasionados por atascos de mayor o menor envergadura. Las consecuencias varían en función no solo del tipo de instalación, sino también del tamaño propio de la obstrucción.

Si la misma no es demasiado densa pero sí presenta el suficiente tamaño como para impedir el paso completo del agua, ésta circulará de forma escasa. Hablamos de un flujo bastante reducido comparándolo con el que se considera normal.

Muchos de los cántabros, al detectar una anomalía de este tipo, se decantan por abrir la llave de paso con un mayor nivel. El problema no se soluciona de esta manera, sino que es ‘ocultado’ por así decirlo, ya que la obstrucción permanece en la tubería.

Así pues, aunque no tiene por qué realizarse con carácter urgente, sí conviene llamar a un fontanero o pocero con la mayor brevedad posible. Solo un profesional de este tipo es capaz de detectar la ubicación exacta del atasco, procediendo a eliminarlo de una manera u otra en función de los tipos de residuos, la antigüedad del sistema instalado en el domicilio, etcétera.

Olores bastante desagradables

Toca hablar de un problema que, si bien con el paso del tiempo no entraña gravedad en caso de no solucionarlo, sí llega a ser muy desagradable. Es por ello que se recomienda solucionar dicha adversidad cuanto antes si no quieres que las visitas huyan despavoridas al acceder a tu domicilio.

Pero, ¿por qué las tuberías de tu casa emiten malos olores? Puede ser por varios aspectos, pero el principal podríamos decir que es por la formación de un atasco, que pudo originarse por arrojar toallitas húmedas por el WC, hasta por no tener cuidado a la hora de verter los residuos de los platos en el fregadero. 

Recuerda, haz uso siempre de la basura antes de colocar un plato en la zona donde van a ser fregados junto al resto de utensilios: tenedores, cuchillos, ollas y un largo etcétera. La prevención es clave para que no tengas que recurrir a ningún profesional, puesto que de esta manera tus tuberías siempre lucirán impecables por dentro.

Agua que presenta un mayor o menor grado de suciedad

En ocasiones la suciedad del agua no tiene por qué significar que estás ante un problema grave. Aun así, es aconsejable que brevemente te pongas en contacto con un experto de tu zona. Por suerte, Cantabria alberga a multitud de especialistas con una amplia trayectoria. 

Cualquiera de ellos será capaz de averiguar si tu tubería tiene demasiado óxido en el interior. Es bastante probable si atesora muchos años de uso. En tal caso la recomendación del profesional será la de rehabilitar las tuberías para que el agua vuelva a estar limpia. 

Estos son los problemas que más frecuentemente surgen en las tuberías
Comentarios