25.04.2024 |
El tiempo

FERIA DE GANADO

Retorno a la normalidad en la oferta pero persisten los desafíos en la feria

La reciente feria en el Mercado de Ganados de Torrelavega registró un incremento en la oferta de reses, alcanzando un total de 1.236 animales

Varios ganaderos con las reses en el Mercado Nacional de Ganados. / Pedro Puente Hoyos
Varios ganaderos con las reses en el Mercado Nacional de Ganados. / Pedro Puente Hoyos
Retorno a la normalidad en la oferta pero persisten los desafíos en la feria

La feria celebrada esta semana en el Mercado de Ganados de Torrelavega ha logrado retornar los niveles normales de oferta al presentar 1.236 reses frente a las 920 de la cita anterior, aunque no ha sido suficiente para abastecer a toda la demanda, en especial de recría.

Este sector se ha vuelto a comercializar con mucha rapidez pese a ciertas trabas a la hora de cerrar los tratos, algo similar a lo que ocurrió la pasada semana.

En cambio, el abasto se ha vendido de nuevo al completo, encontrándose las únicas dificultades en el sector lácteo, donde la oferta ha sido más numerosa de lo habitual ante la escasa demanda presente.

Del total de la oferta (1.236 reses), 132 lo han sido de vacuno mayor, 510 de vacunos mediano, 579 de vacuno menor, cinco de caballar mayor y 10 de caballar menor, sin concurrencia de asnal, ovino y caprino, han informado fuentes del Ferial de Torrelavega.

El sector del vacuno de abasto o destinado a carne ha concitado esta semana la presencia solo de dos compradores, lo que ha condicionado de alguna manera el comportamiento, manteniéndose la rapidez en el desarrollo, pero precisando de bastante esfuerzo las ventas de las reses de menor calidad.

Todo ello ha permitido que las ventas hayan sido al completo en precios, que siguen la línea de las últimas ferias. Por su parte, el vacuno de recría ha tenido un desarrollo similar a la semana anterior pese a la presencia de más terneros, aunque de nuevo insuficientes en número para satisfacer la demanda existente.

La recría cruzada, en general, ha tenido unas ventas fáciles y rápidas pero unas cotizaciones repetitivas, sin que ningún comprador haya podido completar los lotes deseados pese a una mayor oferta.

Todo el tipo ha salido beneficiado de las buenas formas de venta, que han sido mejores en el cruzado mediano en donde la demanda ha sido mayor.

Las reses frisonas o pintas han continuado con las dificultades que vienen atravesando en las últimas citas, aunque la incorporación de algún comprador más y la escasa oferta ha permitido agilidad en las ventas, que han sido en precios idénticos a los de la feria anterior.

A su vez, el vacuno de producción de leche ha registrado un aumento de la oferta de ganado lo que, unido a la poca demanda presente tanto de tratantes como de compradores particulares, ha dado lugar a una jornada muy trabada con escasa actividad por momentos.

De esta manera, los tratos han sido muy trabajados para las reses que sí se han conseguido vender, todo ello en precios más bajos.

El ‘techo’ de la feria lo ha protagonizado una vaca de primer parto procedente de Quijas (Reocín), que ha sido adquirida por un ganadero de Solórzano en la cantidad de 2.200 euros.

Por su parte, el sector equino ha tenido esta semana escasa oferta aunque de calidad, lo que ha impedido a algunos compradores realizar adquisiciones, vendiéndose todo el ganado con cierta rapidez y destino al abasto en precios que repiten una cita más.

Retorno a la normalidad en la oferta pero persisten los desafíos en la feria
Comentarios