08.12.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

El paro baja como cada mayo por la temporada de verano de Cantabria

Archivo - Un camarero sirve en la terraza de un bar durante el segundo día de la reapertura al público de las terrazas al aire libre de los establecimientos de hostelería y restauración limitándose al 50% de las mesas y garantizándose una distancia de 2 m
Un camarero sirve en la terraza de un bar
El paro baja como cada mayo por la temporada de verano de Cantabria

El paro registrado bajó en 1.189 personas en mayo en Cantabria, un descenso del 3,36 por ciento respecto a abril que sitúa el número de desempleados en la comunidad en 34.197, según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Trabajo.

La caída regional del desempleo fue ligeramente superior a la media nacional, del 3,29 por ciento, mientras que en términos interanuales se situó por debajo, con un 17,13 por ciento, que se tradujo en 7.068 parados menos que un año antes, frente al 22,70 por ciento del conjunto de España.

El desempleo bajó en todos los sectores de actividad respecto a abril, sobre todo en la hostelería, donde se registraron 957 parados menos.

La siguen la industria, con 89 parados menos, la construcción, con 71 y la agricultura con 6. También se redujo en el colectivo sin empleo anterior, en 66 personas.

USO. El empleo se sube a la ola estacional pero no evita que Cantabria muestre sus debilidades

El empleo de Cantabria se sube a la ola estacional a pesar de la tensión inflacionaria, aunque ello no evita que muestre debilidades con respecto al resto de comunidades. Tanto el empleo, la contratación y los registros de afiliación de la seguridad social son positivos como suele ser habitual en el mes de mayo en una región volcada al sector servicios.

Pero el análisis de las cifras revela que la contratación indefinida sufre un frenazo y se sitúa 15 puntos por debajo de la media nacional, indicativo de la falta de confianza de los empleadores en la fortaleza de la economía cántabra. Otro parámetro a tener en cuenta es que Cantabria es junto a Canarias las únicas autonomías que han reducido la contratación tanto en el último mes como en términos interanuales. Concretamente nuestra región ha reducido un 13 por ciento el número de contratos en el último año.

Más allá de los problemas coyunturales y comunes a todos los territorios, Cantabria continúa situándose, en términos desestacionalizados, en los puestos de cola de la recuperación de empleo dentro del Estado. La dependencia del sector servicios se hace cada vez más evidente. El 80 por ciento de los parados que han conseguido un empleo han tenido como destino ese sector, siendo la hostelería y su irremediable eventualidad la reina del empleo.

La última reforma laboral, con la implantación del contrato indefinido como referente casi único, no deja de ser un espejismo que maquilla la oferta de temporalidad que es lo que puede ofrecer Cantabria a sus trabajadores mientras no se produzcan cambios en su modelo productivo.

El paro baja como cada mayo por la temporada de verano de Cantabria
Comentarios