25.04.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

PROTESTAS

El campo calienta las calles de Madrid y llevan sus demandas a Planas

Cientos de agricultores liderados por Unión de Uniones retoman protestas en Madrid por la crisis agraria. Denuncian bloqueo de la Delegación del Gobierno y exigen atención a 22 demandas al Ministerio.
Cientos de agricultores reciben a las primeras columnas de tractores en la Puerta de Alcalá durante la décimosexta jornada de protestas. EP / Carlos Luján
Cientos de agricultores reciben a las primeras columnas de tractores en la Puerta de Alcalá durante la décimosexta jornada de protestas. EP / Carlos Luján
El campo calienta las calles de Madrid y llevan sus demandas a Planas

En una contundente muestra de descontento, cientos de agricultores, encabezados por la organización agraria Unión de Uniones, han desbordado las calles del centro de Madrid en una macromanifestación para reactivar las demandas del sector agrario. Este acto de protesta surge en un contexto donde la voz del campo, que previamente resonaba fuertemente, se había convertido en un tenue susurro debido a divisiones internas y desencuentros con otros sectores.

La jornada de manifestación, prevista con la llegada de hasta 500 tractores a las 10:30 de la mañana con destino al Ministerio de Agricultura en Atocha, se ha visto obstaculizada, según los organizadores, por la Delegación del Gobierno, que presuntamente bloqueó el paso, generando denuncias sobre la vulneración del derecho a la libre circulación.

Los enfrentamientos con la Delegación del Gobierno tienen sus raíces en tensiones previas. Inicialmente, Unión de Uniones contaba con la confirmación de alrededor de 1,000 tractores provenientes de diversas comunidades autónomas. Sin embargo, conflictos legales obligaron a modificar la ruta en el último momento, resultando en la participación final de 500 tractores y 200 autobuses, según informó en la víspera de la manifestación.

En una rueda de prensa celebrada el lunes, representantes de Unión de Uniones explicaron las motivaciones detrás de la movilización, subrayando la necesidad de defender el campo como un patrimonio fundamental para toda la sociedad. Presentaron un conjunto de 22 demandas concretas al Ministerio, abordando aspectos que van desde la instauración de una democracia real en el ámbito agrario hasta la revisión del Plan Estratégico de la PAC y la aplicación de cláusulas espejo.

La organización ha trazado nueve rutas distintas que convergen en Madrid desde diferentes puntos de la región y sus alrededores. Estas rutas fueron conformadas por agricultores que partieron el martes desde 15 ubicaciones en Castilla y León, Extremadura y Castilla-La Mancha, pernoctando en las proximidades de la capital. Se espera que seis columnas de tractores se encuentren en la Plaza de la Independencia a las 10:30, antes de dirigirse de manera conjunta hacia Atocha.

Los líderes de Unión de Uniones han reiterado la necesidad de la movilización, argumentando que el campo se encuentra agotado. Las dificultades, como las mermas de producción por la sequía y el aumento de los costes de producción, han dejado a las explotaciones en números rojos, sin la capacidad de trasladar esta situación a los precios de los productos. Critican la insuficiencia de las ayudas en curso y abogan por medidas más sustanciales.

Este acto de protesta representa una contraofensiva del sector agrario tras la disminución de las concentraciones y tractoradas en semanas anteriores. Factores como la decepción por la manifestación en Mercamadrid, el rechazo del sector pesquero, el retroceso de los tractoristas y divisiones internas, contribuyeron al enfriamiento de las protestas, aunque aún persisten en numerosos municipios.

En este contexto, Unión de Uniones busca recuperar terreno y fortalecer la posición del sector frente al gobierno. Critican el paquete de 18 medidas anunciadas por el Ministro de Agricultura, Luis Planas, considerándolas superficiales y alejadas de un cambio real en la política gubernamental hacia el campo.

En conclusión, la manifestación agraria en Madrid no solo refleja la profunda frustración del sector agrario, sino que también destaca la complejidad y las tensiones que rodean las demandas y desafíos a los que se enfrentan los agricultores en la actualidad.

El campo calienta las calles de Madrid y llevan sus demandas a Planas
Comentarios