16.11.2019 |
El tiempo
sábado. 16.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

ECONOMÍA

Los trabajadores venezolanos, senegaleses, italianos y pakistaníes disparan su presencia en España desde 2008

Ecuatorianos, colombianos y peruanos recortan sus afiliaciones a la Seguridad Social por la crisis y la adquisición de la nacionalidad
Variación afiliación de extranjeros por nacionalidades (julio 2008-julio 2019). / E. PRESS
Variación afiliación de extranjeros por nacionalidades (julio 2008-julio 2019). / E. PRESS
Los trabajadores venezolanos, senegaleses, italianos y pakistaníes disparan su presencia en España desde 2008
Los trabajadores procedentes de Venezuela, Senegal, Italia, Pakistán y China han disparado sus afiliaciones a la Seguridad Social española en los últimos once años, en contraste con el comportamiento de ecuatorianos, peruanos, colombianos y portugueses, que han reducido notablemente su presencia en la ocupación, según datos del Ministerio de Trabajo consultados por Europa Press.

En concreto, los ciudadanos venezolanos que trabajan en España se han casi triplicado desde julio de 2008, pasando de poco más de 20.000 a un total de 58.772 once años después. La situación política y económica del país latinoamericano podría explicar parte de este 'éxodo' de trabajadores hacia España.

La presencia de venezolanos en la ocupación española es de tal magnitud que se ha convertido en el noveno país que más trabajadores aporta a España cuando hace once años estaba en el puesto 23.

Tras Venezuela se sitúa Senegal. Los trabajadores nacidos en este país africano han incrementado sus afiliaciones a la Seguridad Social española un 89,3% desde 2008, hasta sumar actualmente 38.614 afiliados. Senegal figura actualmente en el 'top 10' de países extracomunitarios con más cotizantes a la Seguridad Social. Hace once años estaba fuera.

Otro caso llamativo es el de Italia. Actualmente cuenta con 133.636 afiliados a la Seguridad Social, un 78,2% más que hace once años. De ser el séptimo país que más afiliados aportaba a España en julio de 2008 ha pasado a ser el tercero, por detrás de Rumanía y Marruecos y por delante de China.

Los chinos también han protagonizado una de las mayores subidas de la afiliación en los últimos once años, un 56%, hasta sumar 107.689 ocupados, pero el crecimiento de los afiliados pakistaníes en este periodo, del 73,6%, le ha superado aunque no ha llegado a alcanzar al de Italia. En total, España cuenta actualmente con 39.518 cotizantes procedentes de Pakistán.

Tras estos países destacan también los avances experimentados desde 2008 en las afiliaciones de trabajadores procedentes de Rumanía (+37%), Ucrania (+24,4%), Bulgaria (+17,4%), Francia (+15,2%) y Reino Unido (+11,2%).

El caso de Rumanía también es llamativo. De ser el tercer país que más afiliados tenía en 2008 ha pasado a ser el primero, desplazando por el camino a Marruecos (el primero hace once años) y Ecuador (el segundo en 2008).

ECUADOR, COLOMBIA Y PERÚ PIERDEN AFILIADOS

En España trabajan 2.170.368 extranjeros, según los datos de la Seguridad Social. De ellos, 1.289.950 proceden de países extracomunitarios y el resto (880.418) de países de la Unión Europea.

Del total de trabajadores inmigrantes afiliados, los grupos más numerosos proceden de Rumanía (352.102 afiliados), Marruecos (263.705), Italia (133.636) y China (107.689). Les siguen los trabajadores de Ecuador (77.097), Colombia (76.829), Reino Unido (68.379), Bulgaria (63.073), Venezuela (58.772) y Portugal (57.063).

Pese a encontrarse entre las diez nacionalidades con más afiliados a la Seguridad Social, Ecuador y Colombia han reducido sus números con fuerza en los últimos once años. Así, los afiliados procedentes de Ecuador se han recortado una tercera parte desde 2008, pasando de 263.396 cotizantes a sólo 77.097. Ello ha llevado al país latinoamericano a bajar del segundo al quinto puesto en estos años.

Colombia, por su parte, ha rebajado a la mitad su número de cotizantes al sistema, hasta un total de 76.829 afiliados. Lo mismo le ha ocurrido a Perú, que de ser en 2018 el quinto país con más afiliados ha salido del 'top 10' y ahora cuenta con 39.244 ocupados en España.

Estos descensos en la estadística de estos tres países no solo obedecen a la crisis económica y de empleo que sufrió España entre 2008 y 2013 y que pudo hacerles volver a sus países de origen, sino que también son el resultado de la adquisición de la nacionalidad española de ecuatorianos, colombianos y peruanos.

Según datos del Observatorio Permanente de la Inmigración a los que ha tenido acceso Europa Press, algo más de un millón de extranjeros consiguieron la nacionalidad española por residencia entre 2009 y 2018 y muchos procedían de Ecuador, Colombia y Perú.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) calcula que casi 650.000 extranjeros residentes en España consiguieron la nacionalidad española entre 2013 y 2018. Estos datos incluyen la obtención de la nacionalidad por residencia (exige la residencia de la persona en España durante 10 años de forma legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición); la nacionalidad por opción (beneficio que la legislación ofrece a extranjeros que estén o hayan estado sujetos a la patria potestad de un español, o personas cuyo padre o madre hubiera sido español y hubiera nacido en España), y la nacionalidad por carta de naturaleza, entre otros.

Teniendo en cuenta únicamente los datos del INE correspondientes a 2018, un total de 90.828 extranjeros adquirieron en dicho ejercicio la nacionalidad española, de los que 25.372 tenían en origen nacionalidad marroquí; 8.157 de Bolivia; 7.996 de Ecuador; 6.846 de Colombia, y 3.265 de Perú.

Precisamente, además de Ecuador, Colombia y Perú, se ha reducido también la afiliación a la Seguridad Social de los trabajadores procedentes de Bolivia (-16,8%) y Marruecos (-4,3%) durante los últimos once años, justo los dos países de los que proceden el mayor número de ciudadanos extranjeros que adquirieron la nacionalidad española en 2018.

Junto a todos ellos, destacan además los retrocesos de la afiliación de portugueses (-28%) y alemanes (-5,8%) desde 2008, lo que podría explicarse por la mejora en los últimos años de sus respectivas economías.

Comentarios