06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Cristina Rivero: «La UE ha de ser hábil en proteger a su industria»

  • «Al tiempo que descarboniza la economía», señala
  • La jefa de Industria, Energía y Medio Ambiente en CEOE España disertó sobre la incidencia del cambio climático y su relación con las empresas
Cristina Rivero, Ana Campos y Enrique Conde. / ALERTA
Cristina Rivero, Ana Campos y Enrique Conde. / ALERTA
Cristina Rivero: «La UE ha de ser hábil en proteger a su industria»

«La UE ha de ser hábil en proteger a su industria al tiempo que descarboniza la economía». Así se ha pronunciado en Santander Cristina Rivero Fernández, jefa del Área Industria, Energía y Medio Ambiente de CEOE-España, a la hora de analizar en una charla-coloquio de CEMIDE (Centro Montañés de Investigación y Desarrollo Empresarial) las nuevas reglas de juego que el cambio climático está imponiendo a las empresas, sobre todo a las grandes emisoras de CO2.

«CEOE está comprometida con el cambio climático y pedimos al Gobierno que se respeten los distintos puntos de partida porque no todo el mundo llega con la misma velocidad», dijo esta experta en medio ambiente y energía durante su conferencia en el Hotel Bahía. «Hay que hacerlo con neutralidad tecnológica hasta que no dispongamos de la energía que nos permita hacer todo lo que hacemos sin emitir; y también decimos que Europa es una región del mundo y que en el mundo hay otras economías que compiten con la nuestra en ventaja porque no se toman en serio los compromisos ambientales. La UE ha de ser hábil en proteger a su industria al tiempo que descarboniza la economía», aseguró a escasos días del inicio de la Cumbre del Clima que se celebrará en Madrid.

Concienciación social. Ante la próxima Cumbre del Clima, Rivero cree llegada la hora de la concienciación social, ya que las empresas ha asumido los retos medioambientales. «Aquí nos hemos concienciado todos por la vía rápida. A la que han puesto un precio al CO2, la concienciación ha sido inmediata. Todos los que emiten CO2 saben perfectamente que cada tonelada que emiten tienen que pagarlo y eso ha marcado un antes y un después en todas las empresas. Con la cumbre del clima, se puede dar el paso siguiente, que es la concienciación de la población», explicó. El cambio climático influye en las empresas de un modo total: primero, porque supone una serie de riesgos, físicos y meteorológicos; de reputación, porque los consumidores cada vez demandan más productos amigables con el clima; regulatorios, porque hay unos objetivos internacionales que hay que cumplir y las empresas están sometidas a ellos al establecerse un precio para las emisiones de CO2. Pero también, en opinión de la conferenciante, se abre un abanico de oportunidades que se sustancia en un nuevo modelo económico. 

«Toda esta transformación para cumplir con los objetivos internacionales supone un cambio de modelo económico y de la forma de consumir radical», ha señalado. «En las empresas se analizan dónde están, como están sus procesos y cómo pueden cambiar sus modelos de negocio con nuevos productos. Es una obligación también porque la Ley de Información No Financiera está exigiendo ya a las empresas grandes reportar no solo aspectos ambientales tradicionales sino cómo contribuyen al riesgo de cambio climático».

Reconversión. La reconversión no siempre es fácil porque depende de disponer de la tecnología necesaria. «En sectores económicos como el de la generación de electricidad existen las renovables y eso se puede hacer; hay otras sectores en los que las emisiones son de proceso y hasta la fecha no está inventada la tecnología para que no sea así y ahí hay un reto importante». Pero no solo es necesaria una reconversión empresarial, también implica a los hábitos de consumo: «El consumidor tiene un papel importante en movilidad sostenible: necesitamos un cambio de mentalidad del consumidor», ha señalado. La falta de un gobierno en Madrid durante meses ha retrasado los procesos de adaptación de las grandes empresas. Según indicó, «estamos en un momento complicado por la falta de Gobierno. Por ejemplo, el estatuto de empresas electrointensivas contempla ayudas para empresas con un gran consumo energético gravado por las emisiones de CO2 , pero no se han podido materializar porque no teníamos gobierno».

Para Rivero Fernández, «no emitir» es ahora mismo utópico. «No se puede hacer. Es inviable satisfacer la demanda de países desarrollados sin emisiones de CO2. Es una quimera. Es verdad que en las negociaciones de cambio climático hay un factor de equidad muy importante que se negocia y los países desarrollados aportan a los que están en vías de desarrollo una compensación para que su modelo pueda seguir por otro derrotero».

Cristina Rivero: «La UE ha de ser hábil en proteger a su industria»
Comentarios