19.06.2024 |
El tiempo

CEOE CANTABRIA

Conde: «Si no nos ponemos las pilas, nos van a comer con patatas»

El presidente de CEOE-Cepyme, Enrique Conde, llama a Cantabria a cambiar su enfoque económico, tomar medidas audaces y mejorar condiciones para atraer inversiones

El presidente de CEOE-Cepyme Cantabria, Enrique Conde. / Juanma Serrano
El presidente de CEOE-Cepyme Cantabria, Enrique Conde. / Juanma Serrano
Conde: «Si no nos ponemos las pilas, nos van a comer con patatas»

El presidente de la CEOE-Cepyme, Enrique Conde, ha dicho este domingo que Cantabria está en una situación en la que «o cambia su manera de funcionar o se queda aislada», ha pedido al Gobierno regional medidas «más atrevidas» y ha puesto en duda el futuro del proyecto de La Pasiega.

«Hay que ser atrevidos y mirar a otras comunidades, pero no a las que están al mismo nivel, sino a las que están en primer lugar», ha afirmado en una entrevista, en la que también ha reconocido la «voluntad política de cambiar las cosas» del Gobierno de Buruaga.

Para Conde, las medidas que se tomen «siempre van a ser pocas» porque Cantabria viene de «tener que superar unos gaps importantes con otras comunidades».

A su juicio la reforma fiscal que ha entrado en vigor en enero es «insuficiente» y queda un «trecho importante» para llegar a lo que piden los empresarios, «aunque hay voluntad».

Y en cuanto a la agilización administrativa que ha emprendido el Ejecutivo, la otra gran demanda de CEOE, ha defendido que la base está «en que los procesos sigan silencios positivos y haya declaraciones responsables». «No hay otra forma», ha remachado.

El presidente de la patronal cántabra cree que el proyecto de La Pasiega, al que le falta la estación intermodal, es «un ejemplo claro y contundente de que se quiere invertir en Cantabria pero no se dan las condiciones».

«Lo que hay que hacer es cambiar esos condicionantes, pero cambiarlos a marchas forzadas y ser muy atrevidos», ha sentenciado. Ha asegurado que los empresarios «claro que apoyan cualquier proyecto tractor» para Cantabria pero, después de 25 años, «dudan mucho de él» y sin la estación intermodal «es un proyecto más». También ha dicho que el puerto de Santander es «un yacimiento de empleo» y representa una parte importante del PIB regional pero tiene «una competencia atroz» en Gijón y Bilbao.

«Si no nos ponemos también las pilas nos van a comer con patatas y luego nos quejamos de que vienen a hacer acción comercial... Solo faltaba que no pueda uno hacer lo que necesite», ha opinado, de paso, sobre la polémica de la promoción del puerto Bilbao en el hotel más cercano al de Santander.

Conde ha subrayado que hay empresas de la comarca de Campoo que llevan sus mercancías al puerto de Bilbao porque no existen las condiciones adecuadas para llevarlas de Santander. «A lo mejor hay que hablar con ellas, decirles qué necesitan y ver si podemos dárselo», ha sugerido.

En su opinión, Cantabria es una región «muy atractiva» para invertir pero si no mejoran las condiciones para poder hacerlo «la gente viene, se asusta y se va».

Contra la subida del SMI, «Los precios van a tener que subir». Conde ha criticado la «imposición» por parte del Gobierno central a los empresarios de subir un 5 por ciento el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), lo que ha advertido que va a afectar a los trabajadores en las cotizaciones a la Seguridad Social --algo acerca de lo que «no se ha hablado nada», ha lamentado-- y a todos los ciudadanos en su día a día porque «los precios van a tener que subir». Así, Conde ha lamentado el «cortoplacismo» de las decisiones del Ejecutivo que afectan a la empresa. «Parece que estamos en una continua campaña electoral», ha dicho-

El presidente de la patronal ha señalado que Cantabria es una región de pequeñas empresas y «el empresario esta bastante enfadado porque no se consensúan las cosas, no se valoran técnicamente y al final las empresas viven de como está la actividad económica y no de decisiones políticas».

Así, cree que las cargas sociales impuestas pueden lastrar los proyectos. Por ejemplo, el pago en cotizaciones a la Seguridad Social «va a afectar bastante» y «esto va a tener consecuencias en el día a día, en el precio de la compra, cuando vamos a cualquier comercio y restauración», ha remarcado.

De hecho, haciendo un balance del 2023 ha señalado los empresarios «se quejan de estas decisiones a nivel político, de estos reales decretos que se lanzan sin tener consenso».

Y aunque la economía «no ha ido mal» este año, ha dicho que los resultados «no han sido buenos para la empresa cántabra» por aspectos como el precio de las materias primas o la energía, que cuesta «el doble que en Francia o Alemania y eso «nos lastra» respecto a comunidades que son limítrofes.

«SINTONÍA MUCHO MAYOR» CON EL PP. Al hilo, ha llamado al Gobierno de Cantabria a impulsar medidas administrativas, económicas y una reforma fiscal «atrevidas». En este punto, Conde ha dicho que ve «una voluntad política importante» por parte del actual Ejecutivo del PP, con el que CEOE-CEPYME tiene «una sintonía mucho mayor» que con el anterior de PRC-PSOE, pero cree que queda «un trecho importante por hacer».

Y ha reconocido que el Gobierno ha tomado ya medidas para reducir la burocracia y una reforma fiscal que rebaja los impuestos como pedía la patronal, pero para los empresarios son medidas aún «insuficientes». «Queda muchísimo porque la base de la agilización está en que los procesos sigan silencios positivos y que haya declaraciones responsables, no hay otra forma», ha defendido Conde.

Respecto a la rebaja tributaria, cree que debe ser mayor porque en Cantabria la presión fiscal está «dos puntos por encima de la media nacional» y muy por encima de comunidades limítrofes como Castilla y León o País Vasco, con 6 y 20 puntos menos, respectivamente, según ha indicado el presidente de CEOE-CEPYME.

Además, cree que «se puede bajar presión fiscal porque no hay que pensar en qué dinero que deja de entrar en el Ejecutivo, sino en qué dinero puedes atraer para que entre en la región. La mentalidad tiene que ser esa, no puede ser ‘no me muevo por si acaso’. Esa es la que no entendemos los empresarios del mundo político», ha sentenciado.

Conde: «Si no nos ponemos las pilas, nos van a comer con patatas»
Comentarios