03.03.2021 |
El tiempo
miércoles. 03.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

¿Por qué y cómo empeñar tu coche?

Unknown
¿Por qué y cómo empeñar tu coche?

Puede haber muchos motivos por los que deseas empeñar tu coche, pero el principal es que quieres tener dinero rápido, ya bien sea para pagar una deuda que acaba de salir a flote, reformar una vivienda o simplemente porque quieres tener este dinero para disfrutar de un extra para irte de vacaciones una semana a un destino que siempre has soñado pero que nunca te lo han permitido tus ahorros. En esta guía te vamos a hablar tanto de las razones como de la manera más efectiva de empeñar tu coche, desde los trámites que debes de realizar hasta otro tipo de fórmulas que pueden ser de tu interés.

¿Por qué empeñar tu coche?

Como hemos mencionado en la introducción de este artículo, son varias las razones por las que una persona quiere o necesita empeñar su coche, aunque todas tienen como finalidad la de conseguir dinero lo más rápido posible.

Las razones como hemos comentado pueden ser varias, desde que el coche ha perdido su utilidad puesto que tienes un trabajo mucho más cerca de casa que puedes ir andando y no eres de viajar con tu vehículo, como por ejemplo que necesitas dinero para reformar tu casa ya que no cuentas con el capital suficiente y dicha obra requiere darle prioridad y en el banco no te aceptan ningún tipo de préstamo, o incluso si de buenas a primeras te has visto sin dinero pero debiendo de pagar una deuda que si no lo haces puedes terminar embargado o mucho peor.

Modos de empeñar tu coche

En la actualidad se puede contar con dos modalidades de empeño de coches, por un lado, está el que además de recibir tu dinero, después de la tasación, algo que hablaremos más adelante, se te permite conducir sin problema tu coche. Este modo de empeñar tu coche viene muy bien, por ejemplo, si necesitas dinero pero sigues necesitando moverte por tu ciudad o dirigirte al puesto de trabajo que está en otra localidad. De esta manera disfrutarás tanto del dinero como del coche, debiendo de pagar por supuesto las cuotas mensuales que permitirán el pago del empeño. En muchas entidades financieras esta modalidad va a contar como una especie de alquiler de vehículo que deberás de ir aportando el dinero a la empresa.

Para muchos es la opción más factible, aunque cuenta con algunas desventajas, como por ejemplo dispondrás de un interés algo más alto y también que deberás de tener mucho cuidado con el vehículo que has empeñado, puesto que tener un accidente podrá ponerte en riesgo y deber de pagar una cantidad mucho más alta de lo que en un principio tenías pensado dar.

Por último, está la opción de dejar el coche en el depósito de la empresa de empeños. Aquí el coche quedará custodiado y no se moverá de su sitio hasta que no pagues todo el dinero que debes. En el caso de que optes por no dar el dinero o no cumplas con las cuotas que dictamina el contrato, la empresa tendrá el derecho de hacer con tu coche lo que desee. Sin embargo, las ventajas son varias, puesto que podrás tener la seguridad de que el coche se mantendrá en este lugar sin ser utilizado ni recibirá ningún rasguño, algo que podría ocasionar, como hemos mencionado, un aumento de la deuda. Los intereses pueden ser más bajos y por lo tanto, si tienes la seguridad de que no necesitas el coche para nada o incluso puedes moverte por la ciudad en transporte público, no habrá de qué preocuparse ya que tendrás más facilidades al pagar la cuota mensual.

¿Cómo empeñar tu coche?

Para realizar correctamente el empeño de tu coche debes de tener en cuenta varios detalles que debes de cumplir. En primer lugar el vehículo tiene que estar libre de carga, es decir, que te pertenezca y que esté pagado al completo. Para realizar este paso, se te exigirá mostrar toda la documentación que acredite que eres el propietario del vehículo, puesto que si no lo eres, deberá de ser dicha persona la que se acerque contigo a la empresa de empeños o que sea el propietario el que pida el empeño, puesto que de lo contrario, no se te aceptará.

Además de esto, tendrás que mostrar tu permiso de circulación, junto con el impuesto pagado y en regla, al igual que la ficha técnica de la ITV en vigor, comprobando de esta manera que el coche que has dado para empeñar cuenta con todos los papeles en regla y que es completamente legal conducirlo.

Si tienes todo lo que hemos mencionado, se podría decir que estás más cerca de empeñar tu vehículo para conseguir dinero rápido, pero existe un factor muy importante y que también debes de tener en cuenta y es que no todas las empresas van a aceptar cualquier coche. Esto es un detalle a tener en cuenta, debido a que si tu coche es muy antiguo, no podrás disfrutar de dinero alguno puesto que, en caso de que no pagues la deuda y ellos se queden con el vehículo, no van a sacarle demasiado partido, incluso pueden incluso tener pérdidas, algo que no les conviene.

Para esto conviene saber que se realizará una tasación del vehículo en cuestión, aquí un especialista será el que dé el visto bueno al coche o todo lo contrario, diga que no acepta la transacción. En algunos casos tiene que ser el particular el que se dirija a la empresa de empeños, mientras que en otros es el propio profesional el que se dirigirá a tu domicilio o lugar acordado para que de esta manera pueda echarle un ojo al coche.

Según la tasación del coche, podrás obtener más o menos dinero, estando claro que, si el coche tiene más valor, más recibirás. Debes de saber que el dinero que recibirás de manera inmediata podrá oscilar entre el 50% o el 75% de lo que se ha tasado, nunca la totalidad.

Cuando se acepta el empeño del coche, se debe de saber que el periodo de devolución puede ser bastante corto, a diferencia de otras modalidades en la que se da como garantía otro bien. Aquí puede variar según la tasación recibida y el dinero a devolver, pudiendo ser de un mes o incluso unos seis meses, por lo que conviene tener este detalle en cuenta.

¿Por qué y cómo empeñar tu coche?
Comentarios