27.05.2020 |
El tiempo
miércoles. 27.05.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

El Puerto de Santander reduce a la mitad el número de polizones

La Autoridad Portuaria invertirá unos 400.000 en la construcción del muro para seguir mejorando la seguridad
El Puerto de Santander reduce a la mitad el número de polizones

El Puerto de Santander ha reducido el número de intrusiones de inmigrantes ilegales en un 50% de enero a febrero y está registrando en los primeros días de marzo datos "todavía mejores", gracias al refuerzo de una treintena de agentes de la Guardia Civil que se incorporaron el mes pasado.

A esta primera medida le seguirá la que será la "más potente" que se lleve a cabo con el fin de seguir mejorando la seguridad en el recinto, que consistirá en la construcción del muro de cemento de cuatro metros, para el que la Autoridad Portuaria invertirá alrededor 400.000 euros.

Así lo han anunciado el presidente de la Autoridad Portuaria, Jaime González, la delegada del Gobierno de España en Cantabria, Ainoa Quiñones; y el consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín, que han visitado este lunes el Puerto para seguir trabajando "coordinadamente" en el aumento de medidas de seguridad en el recinto.

Según han indicado, gracias al incremento de agentes en las últimas tres semanas no se ha detectado la entrada de "nadie" de forma ilegal en los semirremolques, por lo que han considerado que "lo que anteriormente podía haber sido un intento llamada", en este momento "está siendo francamente disuasorio".

El presidente de la Autoridad Portuaria ha señalado que en 2019 se registraron 2.400 intentos de llegar a Inglaterra, mientras que en 2015, al comienzo de la anterior legislatura, hubo solo 150. Según ha explicado, "la clave" para que se haya "disparado" la cifra es la construcción de una terminal en el Puerto de Bilbao que hizo "mucho mas difícil" el acceso a los barcos que en el puerto santanderino.

Así, ha esperado que, con las medidas que se están tomando, se vuelva a un nivel de protección "suficientemente alto" como para regresar a cifras "no significativas" de intrusismos en los semirremolques que viajan a Reino Unido y garantizar su seguridad, así como que la actividad actual y los nuevos proyectos "no tengan que ser cuestionados".

Por su parte, la delegada del Gobierno ha destacado la "buena coordinación" entre la Policía Nacional y la Guardia Civil, que está dando "muy buenos resultados" ya que el número de intrusismos ha disminuido "de forma muy consistente"

"Está claro que cuando se trabaja de forma coordinada y conjunta y no se buscan culpables, el trabajo da sus frutos", ha sentenciado Quiñones, que gestionó el refuerzo de los 30 agentes para el Puerto como una de las primeras medidas desde que llegó a la Delegación del Gobierno tras la salida de Eduardo Echevarría.

MURO DE CUATRO METROS

Las actuaciones de mejora de la seguridad continuarán con la medida "más potente" de las previstas, que consistirá en trasladar el parking de los semirremolques --los camiones no acompañados, que viajan en los barcos sin conductor y sin cabeza tractora-- de donde se encuentra actualmente, frente al Parque de las Cachavas, a otra parcela en la que se construirá el muro.

Esta reubicación del aparcamiento se llevará a cabo en cuatro meses mediante una tramitación de urgencia, y el nuevo recinto amurallado tendrá inicialmente una superficie de 10.000 metros cuadrados, aunque será modulable y podrá ampliarse en función de los clientes que quieran usarlo --actualmente el principal es Brittany Ferries--.

Según el presidente de la Autoridad Portuaria, tendrá un perímetro de cierre equivalente al del Puerto de Bilbao, con un muro de cemento de cuatro metros con cámaras de infrarrojos que estarán controladas las 24 horas durante los siete días de la semana para que "todo intento de acceso no permitido sea detectado".

La inversión para esta medida será afrontada íntegramente por la Autoridad Portuaria y supondrá unos 400.000 euros, que variarán en función del tipo de cámaras y controles que se instalen, según ha detallado González.

Por último, el consejero ha añadido que la visita de hoy al Puerto "demuestra que querer es poder, que hay caras nuevas y voluntades nuevas" gracias a las cuales "en tres semanas ya tenemos resultados", por lo que ha dado las gracias a la delegada del Gobierno, a la Autoridad Portuaria y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Además, ha opinado que si "la única medida" que se ha tomado --la de incluir nuevos los efectivos-- ya da resultados, unida al resto de acciones que harán que el recinto esté "mucho más controlado" logrará acabar con el efecto llamada y no afecte a la credibilidad del Puerto y a la seguridad que exigen los operadores.

"Esperemos que en cuatro meses esto solamente sea el recuerdo de un desafortunado desencuentro entre quienes hoy estamos colaborando", ha concluido.

El Puerto de Santander reduce a la mitad el número de polizones
Comentarios