20.06.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

IMPUESTOS

Aumentan los ingresos tributarios por las retenciones a las pensiones y a los trabajadores

La recaudación fiscal de 2024 ha alcanzado niveles récord, con un aumento significativo debido a las retenciones en nóminas, la no deflactación del IRPF y el incremento en ingresos por intereses y dividendos.
La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, bebe agua durante unas jornadas. EP / Archivo
La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, bebe agua durante unas jornadas. EP / Archivo
Aumentan los ingresos tributarios por las retenciones a las pensiones y a los trabajadores

La recaudación fiscal continúa alcanzando niveles históricos, impulsada principalmente por las retenciones aplicadas a pensiones y salarios. Según los datos recientes de la Agencia Tributaria, la mitad del aumento de los ingresos en el primer trimestre de 2024 provino de los descuentos por rendimientos de trabajo en las nóminas.

La no deflactación de la tarifa del IRPF ha sido un factor decisivo en este incremento de ingresos para el fisco, aunque con efectos menos favorables para los contribuyentes. El ministerio dirigido por María Jesús Montero se ha opuesto firmemente a ajustar los tramos del impuesto, argumentando que tal medida beneficiaría principalmente a las rentas más altas. Como consecuencia directa, se ha observado un aumento en la recaudación y una disminución del poder adquisitivo real de algunos pensionistas.

Durante los primeros tres meses del año, la recaudación a través de todos los tributos aumentó un 7,5%, lo que representa 4.235 millones de euros más que el mismo periodo del año anterior. De esta cantidad, 2.120 millones provinieron de las retenciones a pensiones y salarios. El aumento en la creación de empleo y en el valor de las jubilaciones y salarios públicos, ajustados por la inflación, ha contribuido significativamente a este incremento. Además, las nuevas pensiones que se están otorgando superan considerablemente a las que se están dando de baja, influenciadas por la generación de los baby boomers.

Según la estadística de la Agencia Tributaria a la que ha accedido The Objective, los ingresos tributarios en marzo alcanzaron los 14.669 millones de euros, un 12% más que el mismo mes del año anterior. Este aumento también se refleja en los ingresos por intereses de cuentas bancarias y dividendos. Por otro lado, el crecimiento recaudatorio se debe también a una mejora en los ingresos brutos por IVA y en los Impuestos Especiales.

Las retenciones por rendimientos del capital mobiliario en marzo aumentaron un 74% y acumulan un incremento del 38,3% en el trimestre. Esto se debe al significativo aumento de las retenciones sobre intereses de cuentas bancarias y al buen desempeño de los dividendos. Además, las retenciones por ganancias patrimoniales en fondos de inversión mostraron un crecimiento del 76% en marzo y del 47,6% en lo que va del año.

Por tipo de contribuyente, los ingresos por retenciones del trabajo en las declaraciones mensuales, principalmente de grandes empresas, crecieron en marzo un 14,3%. Este incremento se debe en parte a unas compensaciones realizadas en 2023 que no se registraron como ingresos de grandes empresas, sino bajo el concepto de 'resto'. Corregida esta anomalía, el crecimiento se reduce al 9,8% en el mes y al 9,6% en el trimestre.

El ritmo de crecimiento es ligeramente inferior al registrado en la última parte de 2023, debido a menores incrementos salariales y un menor aumento del tipo impositivo. A esto se suma un aumento más moderado del empleo y el impacto de una nueva reducción por rendimientos del trabajo para rentas bajas.

Según el Banco de España, del aumento de la recaudación del IRPF entre 2019 y 2023, que pasó de 86.000 a 124.000 millones de euros, 11.000 millones se deben al efecto de la inflación y a la falta de adecuación del impuesto al aumento de los precios, fenómeno conocido como progresividad en frío. Los cálculos indican que de los 1,6 puntos de incremento del PIB en la recaudación por IRPF entre 2019 y 2023, aproximadamente la mitad (0,8 puntos del PIB) se atribuye a la progresividad en frío. La otra mitad se debe al mayor crecimiento de la base tributaria del IRPF en comparación con el crecimiento del PIB.

Los tipos medios efectivos del IRPF han aumentado del 12,8% en 2019 al 14,7% en 2023, siendo un 70% de este incremento atribuido a la progresividad en frío. El Banco de España estima que, sin cambios futuros en la normativa del IRPF, el tipo medio efectivo podría alcanzar el 15,3% en 2025, un 20% más que en 2019.

De cara a los próximos años, se prevé que no deflactar el IRPF este año ni el próximo aumentaría los ingresos del impuesto hasta el 9% del PIB en 2025, lo que significaría un incremento del 29% en la recaudación respecto a 2019.

Aumentan los ingresos tributarios por las retenciones a las pensiones y a los trabajadores
Comentarios